Bruselas encarga un segundo informe clave sobre la liquidación de Banco Popular

Oficina de Banco Popular en Madrid.

Elke König, presidenta del Mecanismo Único de Resolución (MUR), ha encargado un segundo informe sobre la resolución de Banco Popular a una consultora independiente que previsiblemente estará redactado tras el verano. El MUR ya encargó un primer estudio, que realizó Deloitte, y que Köning se ha negado a hacer público, por la "información confidencial" que contiene.

Banco Popular fue el pasado 7 de junio la primera entidad financiera europea liquidada por el MUR. El organismo europeo presidido por König se creó tras la crisis financiera para evitar el rescate público de bancos. En la decisión del MUR de resolución del banco español fue clave el informe elaborado por Deloitte, ya que las conclusiones de la consultora sobre la situación de Popular habrían aconsejado adoptar dicha medida, y al mismo pueden agarrarse el Fondo de Rescate Europeo (SRB, sus siglas en inglés) o el Frob para justificar la amortización de las acciones y de la deuda subordinada y la venta del banco por un euro.

El informe que elaboró Deloitte, como ha publicado Vozpópuli, contenía tres valoraciones de Banco Popular, dos negativas -por importes de 2.000 y hasta 8.000 millones-, y una positiva por valor de 1.500 millones.Ahora el MUR tiene que encargar un nuevo informe para valorar la resolución y aclarar qué habría pasado si se hubiese optado por la declaración de concurso de acreedores de la entidad financiera española.

El nuevo informe valorará qué habría ocurrido si Banco Popular se hubiese declarado en concurso de acreedores

"El Mecanismo Único de Resolución tiene la obligación de hacer otro informe independiente que evalúe la actuación del propio mecanismo de resolución", ha explicado Jonás Fernández, eurodiputado del PSOE, en la mañana del viernes en un acto celebrado en la sede del Parlamento Europeo en Madrid. "Le pregunté a König por esto y me confirmó que se estaba en ello; habrá que esperar a la vuelta del verano para conocer el contenido de ese informe", ha añadido.

El artículo 20.16 del Reglamento del Mecanismo Único de Resolución establece que con el objeto "de evaluar si los accionistas y acreedores habrían recibido mejor tratamiento si la entidad objeto de resolución hubiera iniciado un procedimiento de insolvencia ordinario [concurso de acreedores]", el organismo velará por que "una persona independiente realice una valoración lo antes posible una vez que se hayan realizado la medida o medidas de resolución".

"Un supervisor tiene que ser absolutamente discreto en la fase de análisis y totalmente transparente en la ejecución", dice Fernández

De acuerdo al contenido del Reglamento del MUR, este segundo informe deberá determinar aspectos como "el tratamiento que los accionistas y acreedores o los sistemas de garantía de depósitos pertinentes habrían recibido si a una entidad sometida a un procedimiento de resolución con respecto a la cual se han realizado la medida o medidas de resolución se le hubiera aplicado un procedimiento de insolvencia ordinario en el momento en que se adoptó la decisión de resolución".

Además, el nuevo informe que ya ha sido encargado por König deberá elaborarse "suponiendo que la medida de resolución no se ha realizado", y hacer "caso omiso de cualquier concesión de ayuda financiera pública extraordinaria a la entidad objeto de resolución".

"Algo ha fallado"

"Más allá de la resolución es evidente que algo ha fallado en el sistema", ha comentado esta mañana Jonás Fernández sobre la resolución de Banco Popular. "El Banco de España podría haber seguido manteniendo líneas de liquidez a la espera de que el banco se vendiera, también el Gobierno español podría haber dado avales a la cobertura de riesgos, y por otra parte el mecanismo de supervisión podría haber lanzado una alerta temprana", ha subrayado.

El eurodiputado del PSOE (Oviedo, 1979), ha indicado que si las autoridades y reguladores no optaron por aplicar esas medidas "deberían explicar a los accionistas por qué no decidieron abordar la crisis de liquidez y prefirieron resolver la entidad". Fernández ha apuntado posible "mala praxis" en la gestión de Banco Popular, y ha recordado la financiación otorgada por el mismo banco a clientes para que participaran en la ampliación de capital del pasado año, y sanciones impuestas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores al banco español. En su opinión, esto provoca el planteamiento de si "realmente no había en Banco Popular una crisis de solvencia que generó una crisis de liquidez".

Jonás Fernández ha señalado que no puede obviarse la responsabilidad de los gestores de Banco Popular, pero ha criticado las declaraciones realizadas por la presidenta del MUR antes de la resolución del banco español, así como su decisión de no hacer público el informe de Deloitte. "Un supervisor tiene que ser absolutamente discreto en la fase de análisis y totalmente transparente en la ejecución, y no lo ha sido en ningún caso", ha dicho.

Foto. Oficina de Banco Popular en Madrid. Efe.

http://www.vozpopuli.com/economia-y-finanzas/empresas/Bruselas-encarga-liquidacion-Banco-Popular_0_1044496834.html

Top