El porcentaje de parados que no cobra una prestación se duplica durante la crisis

 

- 1,7 millones de parados no tienen derecho a prestación

- Los esempleados que no cobra ninguna prestación ha pasado del 20% al inicio de la crisis al 43,4% en 2016

 
German tools

La recuperación del mercado laboral tiene todavía demasiadas sombras. España logró reducir el paro un 9,5% durante 2016, una mejora que llegó acompañada de la creación de medio millón de nuevos afiliados a la Seguridad Social.

Sin embargo, esta evolución favorable esconde un incremento tanto de la precariedad laboral -patente con el auge de los contratos por horas y días- como del número de parados que ya no cobra ninguna prestación.

 

Los datos del Servicio Público de Empleo Estatal detallan, en este sentido, cómo la cobertura de protección por desempleo se ha desplomado 23,4 puntos porcentuales desde diciembre de 2009 (80%) hasta el mismo mes de 2016 (56,6%). Un descenso que ha sido progresivo año tras año conforme ha avanzado la crisis.

Es decir, el número de desempleados que no cobra ninguna prestación ha pasado del 20% al inicio de la crisis hasta el 43,4% del último mes de 2016. Este indicador, por tanto, se ha duplicado.

Así, la realidad del mercado laboral en España pone de manifiesto cómo prácticamente uno de cada dos parados ya no tiene derecho a prestación. Es la situación que viven 1,7 millones de parados.

La duración de la crisis

“La amplia duración de la crisis y su intensidad en términos de destrucción de empleo ha provocado el enquistamiento del paro de larga duración que afecta a la mayoría de la población parada y que ha provocado un descenso de la protección por desempleo”, explica el sindicato CC.OO, que precisamente acaba de abordar esta problemática en su informe coyuntural de febrero.

El importe medio de la prestación contributiva ha caído un 5,2% entre 2011 y el año pasado

Esta situación se refleja, a su juicio, tanto “en el reducido porcentaje de parados que cuentan con algún tipo de prestación, como en el empeoramiento de su calidad media, por el mayor peso de las prestaciones asistenciales frente a la contributiva y en la menor cuantía media de las prestaciones percibidas”.

Los datos del SEPE revelan, de hecho, que el importe medio de la prestación contributiva ha caído un 5,2% entre 2011 y el año pasado, hasta situarse en diciembre en 820 euros.

Esta es la media nacional. Pero a lo largo del país se observan importantes diferencias que alcanzan los 278 euros mensuales. Y es que los beneficiarios de una prestación contributiva pueden cobrar desde 965 euros en Islas Baleares, la autonomía con el importe más alto, hasta los 687 euros de Extremadura, que se sitúa en la cola.

El Estado reduce el gasto en 13.600 millones

El gasto de las prestaciones por desempleo alcanzó en 2010 su cifra máxima: 32.238 millones de euros. Desde entonces, esta cuantía económica se ha desplomado de forma paulatina hasta los 18.638 millones en 2016. En términos porcentuales, es un descenso del 42% en comparación con hace seis años. Son 13.600 millones menos.

“Este recorte tiene su origen en un sistema de protección que no estaba preparado para una crisis tan profunda y con una duración tan larga, a la que se añaden los recortes ejecutados por el Gobierno y que no se han visto paliados con la fallida creación del Programa de Activación para el Empleo”, argumentan fuentes de CC.OO.

Desde 2010 el gasto de las prestaciones por desempleo se ha desplomado hasta los 18.638 millones en 2016

Concretamente, hay tres factores que están detrás del descenso. Uno de ellos es la caída del paro registrado: entre 2012 y 2016, por ejemplo, se ha reducido un 23,6%. Un segundo aspecto está vinculado a la duración de la crisis: hay personas que han agotado su prestación y no han encontrado un nuevo empleo.

Y otro motivo importante es la modificación del porcentaje del cálculo de la prestación a partir del séptimo mes que introdujo el Gobierno durante la primera legislatura de Mariano Rajoy. Así, el RDL 20/2012 de 13 de julio redujo ese porcentaje del 60% de la base de cotización al 50%, 10 puntos porcentuales que equivalen a un merma de esta prestación del 16,7%.

¿Qué alternativas hay ante esta situación? "Una de las medidas para paliar la actual situación que viven muchas personas es la Prestación de Ingresos Mínimos", explican fuentes de UGT. Esta formación sindical ha promovido en las últimas semanas junto a CC.OO una iniciativa legislativa popular, que ha contado con el respaldo de 700.000 firmas y que finalmente ha sido aprobada por el Congreso de los Diputados.

Grosso modo, esta medida recoge la creación de una nueva prestación, con una cuantía estimada en 426 euros, que está dirigida a personas con disponibilidad para trabajar que carecen de empleo y recursos económicos. A juicio de las organizaciones sindicales y las formaciones políticas que apoyan esta iniciativa, esta nueva prestación podría ayudar a paliar la difícil situación que afecta a colectivos como los miles de parados que no tienen ingresos.

http://www.bez.es/740902547/porcentaje-parados-Espana-no-cobra-prestacion-duplica-durante-crisis.html

Top