El peligro es China, no EEUU

EEUU está neutralizado por Corea del Norte (República Popular Democrática). Puede amenazar, sancionar o lo que sea pero la capacidad de respuesta de los norcoreanos le ata las manos hasta dejar sólo operativa la lengua.

Sin embargo, Corea del Norte (República Popular Democrática) cuenta con un enemigo que es mucho más peligroso que el propio EEUU: China.

China ha sido quien ha dado luz verde a unas sanciones históricas. Sólo son superadas por las que se impuso al Irak de Saddam Hussein y que causaron la muerte de un millón y medio de niños menores de cinco años. Fue lo que se llamó eufemísticamente "Petróleo por alimentos". Irak podía exportar petróleo, pero era la ONU quien cobraba esas exportaciones y una parte, la mayor, la destinaba a pagar indemnizaciones a Kuwait (recordad la guerra de 1990 y ocupación de este país, artificial, como casi todos los árabes, y que los iraquíes siempre han considerado como una provincia propia) y la menor fue destinada a salvar la cara de la "comunidad internacional" con la compra de alimentos que eran, a todas luces, insuficientes. Nadie lloró, y mucho menos los "demócratas" y quienes se llenan la boca con palabras como ley y legalidad internacional.

Ley y legalidad internacional son ahora los argumentos preferidos de China para doblegar a Corea del Norte (República Popular Democrática). Xi Jinping ha dado luz verde para que desde el 1 de octubre se restrinjan las compras de petróleo por parte de Corea del Norte.

A partir de ese día, China va a limitar el suministro de productos refinados de petróleo "para cumplir con las obligaciones adquiridas tras la Resolución 2375 del Consejo de Seguridad de la ONU". A partir del 1 de octubre, China no suministrará a Corea del Norte ni gas licuado ni petróleo condensado.

Al mismo tiempo, se aplicará "la prohibición total" de importar textiles.

Por si fuese poco, el sector bancario de China (controlado por el Partido Comunista) se mueve para cerrar las cuentas de Corea del Norte y evitar ser incluidos en las sanciones unilaterales, y por lo tanto ilegales según el derecho internacional, que acaba de aprobar EEUU contra quienes comercien cualquier cosa con Corea del Norte.

Además, China ha restringido hasta la mitad el cupo de estudiantes norcoreanos que pueden estudiar en sus universidades, especialmente en las de ciencia, física e ingeniería.

China, especialmente, y Rusia son los nuevos gatopardistas de la geopolítica: cambiar algo para que todo siga igual. Ya he dicho, y mantengo, que la utopía de un Nuevo Orden Multilateral solo es eso. Dan pasos interesantes unas veces, vuelven sobre sus pasos otras, y el avance es tan lento que parece que están más interesados en dar oxígeno a EEUU que en ahogarlo. Porque algún avance sí hay y eso es innegable, como la bolsa petrolera, la desdolarización...

Pero China se equivoca como nunca actuando de esta manera con Corea del Norte, y eso no será olvidado. China da estos pasos cuando la adopción de nuevas sanciones por parte de EEUU, unilaterales y por lo tanto ilegales, no son otra cosa que una guerra económica diseñada para poner a Corea del Norte de rodillas. Por lo tanto, Corea del Norte solo puede ir hacia adelante. Con todas las consecuencias.

La sección 4 de la Orden Ejecutiva que acaba de aprobar Trump permite que el Tesoro estadounidense congele o se quede con los fondos de cualquier banco que facilite el comercio con Corea del Norte. A eso es a lo que ha cedido China.

Corea del Norte está demostrando que las sanciones no la doblegan, que no son instrumentos internacionales para obligarla a negociar. Por lo tanto, son solo instrumentos unilaterales de una guerra económica en la que ha entrado China como un elefante en una cacharrería. En pocas palabras: China acaba de cerrar cualquier puerta a una solución negociada.

China ha querido salvar su culo, es decir, ha preferido hundir al débil antes que ir a una guerra comercial con EEUU que hubiese ganado, sin duda.

Gracias a China ahora sí que el terreno es muy peligroso porque, como digo, Corea del Norte solo puede ir hacia adelante. La reacción ante el discurso de Trump en la ONU es un indicativo de ello. Aunque aún hay una pequeña rendija abierta, y es la posibilidad de que los chinos de a pie (los otros grandes perjudicados) desafíen a su gobierno e incentiven el contrabando hacia Corea del Norte. La frontera es larga y porosa, por lo que es fácil el mismo y ha servido en otras ocasiones para esquivar los efectos más duros de las sanciones. Hay que observar con mucha atención lo que diga Corea del Norte en la ONU estos días para hacerse la composición definitiva de lo que puede ser el futuro.

Mientras, aquí tenéis unas fotos recientes, facilitadas por un amigo ruso después de su viaje a Corea del Norte el mes de agosto.

1.- Escenas cotidianas

 

 

 

 

 

 

 

 

 2.- Hospital Pediátrico de Okryu

 

 


3.- Maternidad de Okryu


4.- Cementerio de soldados soviéticos muertos en la guerra de Corea

 

 


http://elterritoriodellince.blogspot.com.es/

http://elterritoriodellince.blogspot.com.es/

Top