Errejón pide a Iglesias que la Ejecutiva de Podemos refleje "los equilibrios de la dirección" en la que tiene un 37%

Íñigo Errejón y Pablo Iglesias, hoy en el Congreso de los Diputados.

 

El secretario general electo de Podemos y su todavía secretario político deben cerrar su papel en el Congreso, como portavoz, y en el partido

Errejón pide una representación en la futura 'ejecutiva' similar al número de consejeros que su candidatura obtuvo en Vistalegre 2

 

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y su todavía secretario político, Íñigo Errejón, discutirán a lo largo de esta semana la futura composición del Consejo de Coordinación, la  ejecutiva del partido, y el papel del propio Errejón tanto en ese órgano como en el Congreso. En juego, su continuidad como portavoz parlamentario y como secretario político.

Ambos han entrado juntos al Pleno de este martes, que ha arrancado a las 15.00. En la puerta del Hemiciclo se han detenido un minuto para hablar con la prensa. Es la primera comparecencia conjunta ante los medios en semanas.

Iglesias y Errejón han querido mantener la imagen de "unidad" con la que concluyó Vistalegre 2. Y han fiado a las conversaciones que mantendrán en los próximos días, empezando por este mismo martes, el futuro de la dirección de Podemos.

"Hablamos anoche, hemos vuelto a hablar hoy, probablemente hablaremos mañana y el sábado hay un Consejo Ciudadano. Después del Consejo Ciudadano, sabréis", ha señalado Iglesias. "Los congresos se abren, se discute con naturalidad y se cierran. y el nuestro está cerrado", le ha secundado Errejón. "Estas cosas no son para hablarlas en los medios. No vamos a adelantar", ha zanjado el secretario general.

Apenas una hora antes, Errejón comparecía en la habitual rueda de prensa tras la Junta de Portavoces. Su tono, algo más duro que después con Iglesias al lado.

Allí ha asegurado que el lunes mantuvo una primera conversación con Iglesias, pero que no entraron en los dos temas más delicados. "Tendremos pendiente a lo largo de hoy otra conversación más en profundidad", ha explicado.

El diputado ha defendido su papel como portavoz parlamentario de Unidos Podemos y ha mostrado su disposición a mantenerse en el mismo rol. "No es momento de pasos atrás, sino de pasos adelante", ha asegurado. "Estoy satisfecho con el trabajo. Si Pablo considera que sigo siendo útil, seguiré. Si se considera que hay compañeros o compañeras que lo hacen mejor, también", ha explicado.

Errejón ha rechazado que haber perdido las primarias de Vistalegre le incapaciten para seguir siendo tanto el portavoz como el secretario político de Podemos, tal y como ha explicitado Juan Carlos Monedero en las últimas horas.

"Hemos manifestado varias veces que no eran posiciones antagónicas, sino que ponen énfasis en diferentes aspectos", ha asegurado Errejón, que ha entrado en el Hemiciclo junto a Iglesias. "Los dirigentes tienen que mandar obedeciendo", ha concluido.

En cuanto a su papel en el partido, Errejón también ha defendido su labor como secretario político. "He escuchado especulaciones pero no hay decisiones en firme", ha señalado sobre las palabras de Monedero. "Yo me siento orgulloso de la estrategia política marcada y que ha logrado cinco millones de votos. Si sigue, y sigue en manos de otra persona, suerte. Si sigue en mis manos, seguiría haciendo el trabajo como hasta ahora. Y si desaparece, suerte a quien marque la hoja de ruta política", ha zanjado en este sentido.

Errejón también ha remarcado que en su opinión el futuro Consejo de Coordinación debe mantener un "equilibrio" con el resultado de Vistalegre 2. "Los equilibrios son más o menos de en torno al 60%-40%. Me parecería saludable que la ejecutiva los reflejara", ha señalado. Su candidatura logró 23 consejeros de los 62 que se repartían, un 37%. Su intención es pelear por que se traslade esta proporción a la  ejecutiva.

 

Foto. Íñigo Errejón y Pablo Iglesias, hoy en el Congreso de los Diputados. Aitor Riveiro

eldiario.es

Top