Preguntas para mis amigos catalanes independentistas

 

Las muchas diferencias entre la ciudadanía catalana son las que corresponden a una sociedad moderna, muy heterogénea y plural en sus sentimientos de identidad, preocupaciones y orientaciones políticas e ideológicas

 

Quizás sea un poco pronto o demasiado tarde para colocar la tensión y las emociones de la jornada del referéndum en su sitio, el de la sanción política y electoral que establecerá la ciudadanía y el de la vía judicial de las demandas interpuestas contra la actuación policial y sus responsables. Convendría recuperar paulatinamente espacios de reflexión política que, necesariamente, deben ser más templados y menos heroicos o brutales. Muchas personas que no somos catalanas hemos exigido respeto para la ciudadanía catalana y hemos mostrado nuestra solidaridad y nuestro orgullo por la ejemplar resistencia pacífica en defensa de derechos y principios democráticos con la que la sociedad catalana ha vencido a la coerción del Gobierno de Rajoy y a la infame represión policial del 1-O.

 

Creo que ahora estamos obligados a intentar establecer un diálogo social que, sin cuestionar el derecho de la ciudadanía catalana a votar y decidir, nos permita discrepar y, en su caso, comprender. Por eso me atrevo a plantear a mis amigos independentistas algunos interrogantes:

 

1ª. ¿La ciudadanía catalana independentista es la ciudadanía?

 

2ª. ¿Creéis que las simpatías que habéis ganado en la sociedad catalana, más allá del espacio independentista, y en una parte de la opinión pública española y europea al defender cívica y pacíficamente vuestro derecho a votar y decidir se mantendrían en el caso de una declaración unilateral de independencia sustentada en 2 millones de votos y en la gran movilización ciudadana del pasado domingo?

 

3ª. ¿Se puede tomar una decisión de tanta envergadura, incertidumbre y riesgos como la independencia sin contar con una amplia mayoría social en Cataluña, en unas condiciones de abierta confrontación con el Estado español y sin contar con el apoyo de la UE o, fabulemos un poco, de una gran potencia europea?  

 

4ª. ¿El único conflicto a propósito de la soberanía de Cataluña es el que enfrenta a Cataluña y al Estado español o existe también un conflicto y múltiples diferencias y matices en el seno de la propia sociedad catalana a propósito de qué salida democrática tiene la crisis del pacto territorial que consagraba la Constitución de 1978? Dos puntualizaciones necesarias a este interrogante: primera, el conflicto con el Estado español rebasa con mucho el enfrentamiento con la base electoral del PP y C’s y con un Gobierno tan inclinado a la derecha autoritaria como el que preside Rajoy; y segunda, las muchas diferencias entre la ciudadanía catalana son las que corresponden a una sociedad moderna, muy heterogénea y plural en sus sentimientos de identidad, preocupaciones y orientaciones políticas e ideológicas.

 

5ª. ¿Pensáis que la disyuntiva sí o no a la independencia resume bien el amplio abanico de opciones a propósito de las relaciones entre Cataluña y el Estado español que cuentan con apoyos significativos en la sociedad catalana? 

 

6ª. ¿Es positiva para la ciudadanía catalana, para su cohesión y convivencia, una declaración unilateral de independencia basada en 2.020.144 de votos, según datos oficiales del Govern, sobre un censo de 5.343.358 personas con derecho a voto? Efectivamente, el contexto y las circunstancias (instrucciones de la Fiscalía para impedir el referéndum, vaciamiento de las competencias de la Generalitat y, finalmente, represión y brutalidad policial) son importantes al valorar los datos, pero los datos son esos y sustentarán, en su caso, esa declaración unilateral de independencia. La falta de garantías y controles externos durante la votación, el recuento de votos y la proclamación de resultados es un hecho que no puede ser ignorado al tomar una decisión de tanta importancia como una declaración unilateral de independencia. ¿Se puede? ¿Es conveniente? ¿Ayuda a restaurar ciertos niveles imprescindibles de cohesión social? 

 

7ª. ¿No os interrogáis sobre lo que pensará y sentirá y cómo reaccionará ante esa declaración unilateral de independencia la parte de la sociedad catalana que no es independentista y que no se ha sentido llamada a participar en un referéndum que ha sido contestado (y denunciado) por casi la mitad del Parlament? 

 

http://www.nuevatribuna.es/opinion/gabriel-flores/preguntas-mis-amigos-catalanes-independentistas/20171003163623143988.html

Top