La estación provisional, Gijón al Norte, 12,5 millones se paga a crédito

El plan de vías asciende a 306 millones de euros y 258 millones deben salir de la venta de los actuales terrenos ferroviarios

Asturbulla.- Financiar el 84,3% de una obra pública con la venta de terrenos contribuye incrementar la burbuja inmobiliaria y financiera y a hacer cada vez más inasequible el acceso a la vivienda y continuar incrementando la especulación.

LNE

Gijón al Norte deberá pagar con un crédito las obras de construcción de la estación ferroviaria provisional, que costarán 12,5 millones de euros, según indicaron ayer, en una conferencia de prensa, Pedro Sanjurjo, concejal de Urbanismo, y Pedro Blanco, gerente de Gijón al Norte, la sociedad instrumental creada entre el Ayuntamiento, el Principado de Asturias, el Ministerio de Fomento y las empresas ferroviarias públicas Renfe y Feve, cuya función es generar el dinero necesario para llevar a cabo la eliminación de la barrera ferroviaria y la construcción de la gran estación central intermodal (ferrocarril y transporte de pasajeros por carretera).

La inversión prevista total en el llamado plan de vías se eleva a 306 millones de euros, de los que casi 258 millones deben salir de la venta de los actuales terrenos ferroviarios situados entre las estaciones de Jovellanos y El Humedal, que Renfe y Feve ceden a Gijón al Norte.

No obstante, la sociedad instrumental se ve obligada a pedir un crédito para pagar la estación provisional, dado que aún no se han puesto a la venta los terrenos sobre los que obtener las plusvalías.

Pedro Sanjurjo y Pedro Blanco presentaron ayer, en la Casa Consistorial, el anteproyecto de la estación provisional, minutos después de que fuera aprobado por la Junta de Gobierno municipal. La estación se construirá encima de la autopista «Y», en el tramo comprendido entre la avenida del Príncipe de Asturias y el viaducto de la avenida de Carlos Marx. Son los autores del anteproyecto el arquitecto Jerónimo Junquera y la ingeniería Ineco.

El siguiente paso, antes de la licitación de las obras, será que dé el visto bueno al anteproyecto la Dirección General de Ferrocarriles. Pedro Sanjurjo estimó que en el primer trimestre de 2009 se pueda licitar la obra, para que los trabajos comiencen a mediados del año que viene. La estación provisional, siempre según las estimaciones del edil de Urbanismo, tiene que entrar en servicio a medidos del año 2010, tras un año de obras.

Entonces, quedarán libres todos los actuales terrenos ferroviarios afectados por el plan de vías, incluyendo las estaciones de Jovellanos y de El Humedal, inauguradas el 29 de enero de 1990. La estación provisional dará servicio a Renfe y a Feve mediante seis trazas ferroviarias (tres para Feve y otras tantas para Renfe).

La superficie útil del edificio de la estación será de 2.250 metros cuadrados, de ellos 1.200 en una planta baja y 800 metros en una altura. El edificio se elevará aproximadamente 1,80 metros sobre la cota de la calle, con el objeto de estar a la altura de los andenes. La planta del edificio tendrá forma de «L» y la entrada principal estará orientada hacia la avenida de Portugal.

En cuanto a los andenes, los habrá de diversas longitudes, el mayor de 400 metros lineales, con marquesina de 160 metros de largo. También se construirán andenes de 100 y de 225 metros. «Será una estación funcional y sencilla, de estructura metálica y hormigón», explicó Pedro Sanjurjo.

Por su parte, Pedro Blanco aseguró que el edificio de la estación «será reutilizable» y que en Logroño, Valladolid y León también se construirán estaciones ferroviarias provisionales. En las tres ciudades están en marcha, como en Gijón, ambiciosos proyectos ferroviarios.

También destacó el gerente de Gijón al Norte que con esta solución en los trabajos de construcción de la gran estación central intermodal (aún se desconoce el año de su inicio) «podremos ahorrar entre un año y un año y medio», además de facilitar la obra y aumentar la seguridad de los trabajadores.

El anteproyecto también considera actuaciones en los terrenos anejos a la futura estación provisional. Así, explicó el edil de Urbanismo, las explanadas situadas a ambos lados del viaducto de la avenida de Carlos Marx (frente al Albergue Covadonga y el hotel Silken) se utilizarán para aparcamientos de servicio de la estación. (Pedro Sanjurjo reiteró que, luego, allí se construirán viviendas sociales, «no habrá ningún pelotazo»). Por ello, al lado de la futura glorieta de la avenida de Portugal con la «Y» se habilitará un aparcamiento libre en compensación.

Cuando empiecen las obras, la entrada a la ciudad por la «Y» se hará por la avenida de Portugal. Asimismo, se acometerán trabajos en La Calzada y Tremañes para los servicios de mantenimiento de los trenes y para facilitar las maniobras ferroviarias.

Top