El Ayuntamiento de Gijón aprueba el Plan de Urbanización de El Solarón

- Una maniobra para satisfacer a las grandes constructoras y para activar la venta de los terrenos para financiar a Gijón al Norte pero no al Plan de vías que hasta 2020 no tendrá proyecto definitivo

- Hoy lunes a las 11.00h, mientras la junta de Gobierno decide cómo hurtar el disfrute del Solaron, la Plataforma entrega en el Registro Municipal más de 3000 firmas con un escrito con los argumentos de la petición

La decisión municipal de aprobar el Plan de Urbanización de El Solarón es una huida hacia delante del equipo de gobierno de la ciudad.

Es evidente que Gijón Al Norte tiene problemas económicos, tras la reciente sentencia que les obliga a pagar 370.000  euros a la empresa que retiró la vías, y parece que este hecho ha activadolas prisas por urbanizar y vender El Solarón

Por nuestra parte, desde la Plataforma un Pulmón pal Solarón, no entendemos que si hace 20 días se anunciaba que La repetición electoral retrasaría hasta bien entrado 2020 la toma de decisiones ejecutivas en los consejos de las sociedades de integración ferroviaria como es Gijón al Norte, ahora la junta de Gobierno del Ayto se apresure a realizar una aprobación inicial de dicha urbanización. Máxime cuando, además, está pendiente una modificación del Plan Especial del 2008 que aún no se ha realizado.

Creemos que se trata de una maniobra  municipal  para satisfacer las demandas de las grandes constructoras que se beneficiarían de la operación y activar la venta de los terrenos para financiar los problemas económicos de Gijón al Norte pero no así el Plan de vías., que hasta 2020 como pronto no tendrá  un proyecto definitivo

La plataforma Un Pulmón pal Solarón ha tenido además conocimiento de la posible existencia en esos terrenos de un foso y restos de una muralla perteneciente al SXIX.  Una noticia de un periódico local de 2016 lo recogía en estos términos:  “Sucedió durante las Guerras Carlistas, contiendas civiles desarrolladas en España durante el siglo XIX entre los partidarios de la joven heredera al trono Isabel II y los del Infante Carlos, hermano del fallecido rey y pretendiente a sucederle”, “como así deja constancia José Castellar en un plano de 1835”

Este hecho implicaría que cualquier intervención urbanística en la zona ha de contemplar un estudio previo que determine si siguen existiendo restos de la misma.  Sabemos que el Ayto es conocedor de este hecho y quizás es una de las razones de apresurarse a meter las excavadoras saltándose la Ley de Patrimonio.

Por otra parte, la alcaldía es sin duda plenamente conocedora de nuestra reivindicación vecinal y en un acto de “prepotencia” se ha lanzado a realizar una aprobación que ellos saben no se ejecutará hasta finales de 2020 o más adelante. De hecho la alcaldía hasta ahora no se ha dignado ni siquiera a considerar los argumentos de los vecinos y vecinas, pero desde aquí hacemos un llamamiento a todos los partidos y asociaciones de la ciudad para que se sumen a esta reivindicación tan necesaria en nuestra ciudad.

Hoy lunes, 7 de octubre a las 11.00h, mientras la junta de Gobierno decide sobre los planes para  hurtar a la ciudad el disfrute del Solaron, la Plataforma Un Pulmón Pal Solarón hará entrega en el Registro Municipal de la Antigua Pescadería de las más de 3000 firmas recogidas en apenas unas semanas, junto con un escrito que  detalla los argumentos de la petición, así como una solicitud para entrevistarse con el gobierno y todos los grupos políticos.

La especulación urbanística y la burbuja inmobiliaria han sido el motor de la economía en estas últimas décadas, un motor que no ha generado ninguna riqueza social, sólo el enriquecimiento de unos pocos, dejando detrás de sus beneficios una crisis que hemos pagado toda la ciudadanía. Y ahora que de nuevo se avecinan los tambores de la crisis, pretenden volver a recuperar la economía con el mismo modelo especulativo, el motor de la construcción se pone de nuevo en marcha sin valorar los costes sociales del mismo.

En estos tiempos de creciente sensibilidad ambiental, de constatación de lo que representan la contaminación o de forma más global el cambio climático y sus posibles impactos, muchas decisiones respecto a la ciudad que queremos y construimos tienen que responder necesariamente a estos retos. Y el destino del Solarón no es ajeno a estas problemáticas; frente a la lógica de la especulación y el ladrillo proponemos la de la sostenibilidad social y ambiental.

Top