Dragados traslada al gerente de la obra de El Musel a una autopista de EE UU

Imprimir

Foto La gran infraestructura de la región. La Oficina Antifraude de la UE evalúa las supuestas irregularidades en el proyecto

 
Lne

La marcha de Juan Miguel Pérez es la segunda que afronta la unión de empresas Dique Torres tras la destitución de Ana Dizy en 2005

La Olaf inició en abril el procedimiento previo a la investigación de la actuación de la Autoridad Portuaria, tras la denuncia de Andecha Astur

Juan Miguel Pérez Rodríguez dejará la gerencia de la unión temporal de empresas Dique Torres, que ejecuta la obra de ampliación de El Musel, para trasladarse a Estados Unidos, donde dirigirá una obra en una autopista. El cambio al frente de la empresa que realiza la obra civil más cara de España adjudicada de una sola vez se producirá en breve y ya es conocido por vecinos, amigos y compañeros de trabajo del aún gerente de Dique Torres.


Juan Miguel Pérez Rodríguez pertenece a la plantilla de Dragados, compañía del grupo ACS que es la que lidera la UTE Dique Torres. Dragados ha conseguido la adjudicación de una obra en California para desdoblar una autopista que pasará a ser de peaje. Se trata de una obra de 1,2 billones de dólares. El grupo que dirige Florentino Pérez ha decidido poner al frente de esa actuación en EE UU a Juan Miguel Pérez.

El directivo de Dragados llegó a Gijón a mediados de 2005, para reemplazar al frente de la unión de empresas adjudicataria de la ampliación a Ana Dizy, que fue su primera gerente. Ana Dizy fue destituida el 23 de mayo de 2005, sólo tres meses después del inicio oficial de las obras. El motivo fueron las discrepancias que la también empleada de Dragados mantuvo entonces con el director de la obra, José Luis Díaz Rato (director de la Autoridad Portuaria de Gijón) en cuanto al inicio de vertidos de materiales al mar. La dirección portuaria y Dique Torres negaron entonces que hubiera habido ningún «enfrentamiento» entre ambos, circunscribiendo el cese a una decisión de la empresa.

Ana Dizy planteaba retrasar el inicio de los vertidos hasta haber garantizado el suministro de materiales a un precio razonable. Díaz Rato optaba por iniciar esos trabajos de inmediato para evitar retrasos que pusieran en peligro el cobro de subvenciones de la Unión Europea, que concedió 247,5 millones para una obra que inicialmente iba a costar 580. Eran unas ayudas máximas, condicionadas, entre otras cosas, por el cumplimiento de los plazos. Al final, el director de la obra impuso su criterio. Los elevados precios de compra de los materiales han sido una de las causas que a posteriori alegaron la Autoridad Portuaria y Dique Torres para pactar unos sobrecostes de 251 millones de euros.

La Olaf, Oficina Antifraude de la Comisión Europea, ha abierto el procedimiento de evaluación con referencia OF/2009/0328 sobre las supuestas irregularidades en el proyecto de ampliación del puerto de El Musel, que está cofinanciado por el fondo de cohesión comunitario.

La Olaf notificó el pasado 27 de abril la apertura de este procedimiento de evaluación al eurodiputado de Europa de los Pueblos Mikel Irujo. El eurodiputado remitió a la Olaf la información que le facilitó Andecha Astur, uno de los partidos que conformaron la coalición Europa de los Pueblos en las elecciones europeas de hace cinco años.

Fuentes comunitarias explicaron que la fase de evaluación es un procedimiento administrativo previo a la apertura de una investigación. El inicio de este proceso no implica necesariamente que vaya a haber una investigación posterior por parte de la Oficina Antifraude. Dependerá de que de la documentación e información que les llegue se desprendan indicios de supuestas irregularidades.

La denuncia de Andecha Astur se envió a la Olaf a finales del año pasado, si bien Mikel Irujo remitió nueva información a la Oficina Antifraude al menos en marzo de este año y este mismo mes.

Otros departamentos comunitarios, como la Dirección General de Mercado Interior, han alertado de supuestas irregularidades en la adjudicación de la obra a la unión de empresas liderada por ACS y en el acuerdo de Dique Torres con la Autoridad Portuaria para que los 251 millones de euros de sobrecostes de la obra los asuma el Puerto. En base a este informe, Bruselas previsiblemente denegará una subvención de 135 millones de euros para los sobrecostes y revisará la ayuda ya concedida de 247,5 millones para la obra. La Autoridad Portuaria se ha mostrado dispuesta a recurrir a los tribunales comunitarios cualquier decisión contraria. Con la entrada en juego de la Oficina Antifraude, ahora tendrá que atender a otro frente comunitario.

Destitución de Ana Dizy

El 23 de mayo de 2005, a los tres meses del inicio de la obra de ampliación de El Musel, Dique Torres destituyó a la primera gerente de esta unión de empresas, Ana Dizy, por su negativa a iniciar los vertidos de materiales al mar hasta que no tuvieran garantizados los suministros a un precio razonable.

Traslado de Juan Miguel Pérez Rodríguez

En las próximas semanas cesará en su cargo el segundo gerente de la UTE, Juan Miguel Pérez Rodríguez, que va a ser trasladado a una obra que ha conseguido su empresa, Dragados, en California (Estados Unidos). Se trata del desdoblamiento de una autopista, una obra de 1,2 billones de euros.

Relevo

Aún no se sabe quién lo sustituirá en la gerencia.

 

http://asturbulla.org/index.php/asturias-principal/4348-dragados-traslada-al-gerente-de-la-obra-de-el-musel-a-una-autopista-de-ee-uu