El Ayuntamiento notifica en el BOPA tres contenciosos más contra el plan urbano

[Demasiadas infracciones e irregularidades como para creer en la buena voluntad del Ayuntamiento de Gijón, y demasiados millones en juego] 

 

Somió, La Pedrera y la Federación Rural interpusieron los recursos hace tres años Lne, 19 agosto 2009

 

Lne, 19 agosto 2009 


El Ayuntamiento de Gijón hacía saber esta semana, a través del «Boletín Oficial del Principado» (BOPA), que se siguen tres contenciosos administrativos contra la última adaptación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). La notificación municipal llega cuando ya han pasado tres años desde que se interpusieron dichos recursos, promovidos por la Asociación de Vecinos «San Julián» de Somió; por la asociación vecinal «San Andrés», de La Pedrera, y por la Federación Rural «Les Caseríes». 

La Administración está obligada a informar de este tipo de actuaciones, por si hubiera personas afectadas o con interés directo en la impugnación del PGOU. En este caso, lo hace un mes después de que el Tribunal Superior de Justicia de Asturias respondiese favorablemente a otro contencioso relacionado con el planeamiento urbanístico gijonés. Lo había interpuesto una familia de La Pedrera que ha conseguido con su recurso un fallo judicial que anula el plan urbano. 

Los vecinos interpretan que, a raíz de este varapalo, el Ayuntamiento «quiere llevarlo todo por el libro»; de ahí que «se acuerde ahora de notificar» los contenciosos administrativos de Somió, «Les Caseríes» y la Asociación de Vecinos de La Pedrera. No son los únicos que todavía están pendientes de respuesta por parte del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, al que han recurrido otros tres colectivos ciudadanos más para denunciar irregularidades en la adaptación del PGOU gijonés a la ley autonómica del suelo. 

El Plan General de Ordenación Urbana de Gijón entró en vigor en abril de 2007, tras un proceso de tramitación muy contestado por los vecinos de las parroquias gijonesas. Son, precisamente, colectivos vecinales de la zona rural los que han llevado su lucha hasta el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, que en su sentencia del pasado mes de julio declaraba contrario a derecho el PGOU por razones medioambientales y de tramitación. El Ayuntamiento, aunque recurrirá el fallo, ha decidido revisar de oficio el procedimiento.

- El actual PGOU resultó de adaptar el planeamiento urbanístico existente a la ley autonómica del suelo. Entró en vigor en 2007. 

- El documento recibió más de 3.000 alegaciones y su tramitación motivó tres multitudinarias «marchas verdes». La oposición vecinal vino fundamentalmente de la zona rural. 

- Una vez aprobado el PGOU, algunos colectivos decidieron recurrir ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, donde se tramitan siete contenciosos contra el plan urbano gijonés. 

- El alto tribunal asturiano respondió al primero de estos recursos declarando contrario a derecho el PGOU. El Ayuntamiento recurrirá la sentencia. 

- El BOPA notificaba la semana pasada que están en curso los contenciosos de Somió, La Pedrera y «Les Caseríes».

Top