El HUCA fue adjudicado sin precisar qué mejoras necesitaba el proyecto, reprocha la Sindicatura de Cuentas

Imprimir
Asturbulla.- El Gobierbo PSOE-IU elude responder a la Sindicatura de Cuentas en su informe definitivo sobre las irregularidades en la contratación de las obras del HUCA. El pacto de gobierno PSOE-IU sella voces y ahora resulta que la única "oposición popular" está siendo el PP. La portavoz del gobierno Ana Rosa Migoya, cosidera que la adjudicación del hospital ha seguido un proceso «escrupuloso y transparente», contrariamente a lo dicho por la Sindicatura.

 

LNE

Las obras de construcción del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) fueron adjudicadas sin precisar ni concretar qué tipo de mejoras requería un proyecto de esa envergadura, según constata la Sindicatura de Cuentas en su informe definitivo sobre la Cuenta General del Principado correspondiente al año 2006. El síndico mayor, Avelino Viejo, compareció el martes en la Comisión de Economía, donde a preguntas de los diputados regionales del PP respondió que «ni quito ni pongo, sólo constato» cuando fue preguntado sobre las deficiencias advertidas por el órgano fiscalizador asturiano. La portavoz del Gobierno regional, Ana Rosa Migoya, negó ayer la existencia de anomalías en el proceso de adjudicación, al que calificó de «escrupuloso y transparente».

 


La Sindicatura de Cuentas, el órgano que fiscaliza a las administraciones públicas asturianas, eligió para su muestreo de las cuentas del año 2006 más de una treintena de contratos realizados por el Principado, entre los cuales figuraba el de las obras del nuevo Hospital, adjudicado en 205,3 millones de euros. La Sindicatura afirma en su informe que la mesa de contratación, integrada por funcionarios de la Administración regional, estableció nuevos subcriterios «que carecen de la objetividad exigida por la ley de Contratos de la Administración Pública y que sólo propician la posibilidad de la arbitrariedad». La Sindicatura precisa que «los principios de publicidad y libre concurrencia obligan a que estén perfectamente definidos en los pliegos pues los términos de un contrato no pueden quedar a la libre discrecionalidad de una de las partes».


La Sindicatura precisa en su informe que el contrato para la adjudicación de las obras del HUCA «utiliza las "mejoras" o "variantes" del proyecto de obras como criterio de valoración», pero en ningún apartado del pliego se establecen o concretan qué tipo de variantes y mejoras se requieren para el proyecto del nuevo hospital. Para la Sindicatura, «al no estar determinadas y definidas en los pliegos son desconocidas por los licitadores al no ser posible la admisión de variantes o mejoras sobre la totalidad del proyecto». El órgano fiscalizador concluye que este criterio «no reúne el requisito de objetividad exigido por la ley». La valoración de las mejoras o variantes no resultó determinante para la adjudicación de las obras del nuevo hospital, según revela la propia Sindicatura, situación que sí se se dio en otros dos contratos.


Fuentes del Principado confirmaron que la propuesta ganadora en el concurso para las obras del HUCA, la presentada por la unión temporal de empresas integrada por Sacyr, Vallehermoso, San José, Sánchez y Lago, fue tanto la más barata como la más valorada atendiendo a los criterios técnicos.


La portavoz del Gobierno regional, Ana Rosa Migoya, rechazó «cualquier tipo de anomalía» en el proceso de adjudicación del HUCA. La Consejera defendió la labor de la mesa de contratación. «Sus integrantes, en cada uno de los criterios objetivables a la hora de la valoración, lo que hicieron fue descender al detalle. Las objetivaciones no fueron hechas de una manera genérica, ni subjetivas, sino que se trataron de determinar de una manera muy concreta», dijo Migoya, quien rechazó «que hubiese habido por parte de la mesa cambio alguno en la baremación y los criterios. (...) Se actuó conforme a la ley y la mesa de contratación fue absolutamente escrupulosa y transparente», afirmó.

 

Por otra parte el PP se plantea llevar las obras de Laboral al fiscal anticorrupción

El Grupo municipal del PP en Oviedo y el Grupo parlamentario Popular se plantean denunciar ante la fiscalía anticorrupción «las graves irregularidades detectadas en la gestión de la Agencia para el Desarrollo de Infraestructuras Culturales del Principado», que tiene a su cargo las obras de la Universidad Laboral.


Los populares también pondrán en manos de su equipo jurídico las anomalías advertidas en los informes de la Sindicatura de Cuentas del Principado, correspondientes a los años 2005 y 2006, para que decidan si hay base para denunciar estos asuntos ante el fiscal anticorrupción de España.


«Creemos que esta situación raya con el escándalo y existen numerosos indicios de comportamientos no sujetos a ley que deben ser aclarados. El Partido Popular lleva años denunciando estas situaciones sin que se tomen medidas por parte de los responsables de la Administración socialista asturiana y creemos que es preciso aclarar estas irregularidades».


El síndico mayor advirtió en su comparecencia que las auditorías de la Sindicatura «no han apreciado indicios de responsabilidad contable».

 

 

http://asturbulla.org/index.php/asturias-principal/asturias/1054-el-huca-fue-adjudicado-sin-precisar-que-mejoras-necesitaba-el-proyecto-constata-la-sindicatura