Discurso de Mario Suárez del Fueyo candidato de 'Xixón Sí Puede' (Podemos) a la alcaldía de Gijón

Sorprendente comunicado recibido de 'Prensa Podemos Asturias' en el que se ignora al candidato a la alcaldía de Gijón

Masiva afluencia al  mitin celebrado en los Jardines del Náutico de Gijón

 

En la tarde de ayer viernes se celebró el mitín de 'Xixón Sí Puede' en los Jardines del Náutico en el que intervinieron con el siguiente orden: Lorena Gil (candidata de Podemos Asturias), Mario Suárez del Fueyo (candidato a la alcaldía de Gijón), Tania González (eurodiputada), Emilio León (candidato a la presidencia del gobierno de Asturias) y, cerró el acto, Íñigo Errejón (secretario de Política de Podemos).

Sin duda Gijón es una de las plazas fuertes de "Podemos", no sólo en Asturias, sino a nivel del Estado español. Sin embargo, en el mitín que abría la campaña electoral, el candidato a la alcaldía de Gijón fue ignorado tanto en los discursos del resto de los intervinientes como en el comunicado de prensa recibido de Podemos Asturias, al igual que en los carteles de la furgoneta que anunciaba el citado mitin.

Era de esperar que los intervininetes vinieran en apoyo del candidato anfitrión y no lo contrario, pero mucho menos que además lo ignoran completamente como así sucedió.

Y no se trataba de un acto "regional" en el que participaban todos los candidatos de los municipios asturianos, sino que solo estaba presente el de Gijón, Mario Suárez del Fueyo. 

---------------

Dicurso de Mario Suárez

Buenes tardes amigos y amigues, bienveníos al primer actu ellectoral de podemos asturies, al primer actu por el cambiu, que facemos na nuesa ciudá porque Equí, gúei, entamamos el cambiu n´asturies que llúeu en payares llegará a españa.


Quiero enviar dende esta tribuna una saludu a la xente que a este hores se ta manifestando en uviéu pola dignificación y la oficialidá de la nuesa llingua.


Decía Eduardo Galeano que el mundo se divide, sobre todo, entre indignos e indignados, y que ya sabrá cada quien de qué lado quiere o puede estar..., seamos claros, estamos en un país de gobiernos de mangantes, estamos en un país de de gobiernos indignos.


Y esto produce cada día miles de nuevos indignados, somos ya millones de indignados y cada día somos más, pero la indignación no basta.


Estamos en un país en el que cada día nos sorprenden con un caso más escándalos que el anterior


Aquí en Asturies desde el caso marea, han ido salpicando la vida pública: los palacios y el niemeyer, Villa, el montepío de la minería y los fondos mineros…


Aquí no se salva nadie tanto monta, monta tanto el PSOE como el PP o como cascos.


Y esto produce cada día miles de nuevos indignados.


Somos ya millones de indignados y cada día somos más, pero la indignación no basta.

Tenemos que pasar de la indignación al cambio.


Tenemos que pasar del gobierno de las élites indignas al gobierno de los ciudadanos, a la administración transparente y cristalina


Vamos a hacer auditorías ciudadanas para que se conozca la situación real de las instituciones.


Vamos a hacer que la gente sepa a que se destinan los impuestos que se pagan, hasta el último céntimo.


La vieja política dirá que va a bajar los impuestos porque estamos en época electoral y luego los subirá.


En PODEMOS decimos que los impuestos son una de las claves para la redistribución de la riqueza.


Estamos en una ciudad, en un país, en los que la administración deja fuera al ciudadano creando una y otra vez creando nuevas barreras de opacidad.


El urbanismo pertenece al ciudadano. Y la administración le deja fuera


Desde aquí podéis ver el Muselón. Nos ha costado 924 millones euros, 924 millones que serán más de mil millones si los jueces dan la razón a la UTE

¿Para qué? para tener un lodazal de contaminación, para no poder aspirar a tener turismo marítimo y para regalarle un gigantesco descampado de cemento a las gaviotas.


¿Para qué? para engordar amigos, empresas, sectores y modelos insostenibles que ni crean trabajo hoy ni existirán mañana. hambre para hoy y más hambre para mañana.


En Gijón las gaviotas han recibido más inversión que las personas, por eso las gaviotas vienen y los jóvenes se van para buscar trabajo por medio mundo. Por eso necesitamos cambiar. necesitamos pasar de la indignación al cambio.


Hemos cambiar de una vez de modelo productivo.


Porque no basta con decir que la apuesta es incorporar tecnologías. las tecnologías no son inocentes. Se pueden hacer «muselones» informáticos con contratos precarios que generen dependencia de las grandes corporaciones americanas o se puede apostar por el software libre y por hacer la investigación y el desarrollo aquí. Y éso es el cambio.


Podemos apostar por subvencionar empresas millonarias para que chantajeen a las administraciones o se puede apostar por el conocimiento y la innovación abierta, para poner en valor el talento de nuestra gente. Y éso es el cambio.


Podemos seguir haciendo como que el mundo no cambió o podemos poner en marcha de una vez una nueva industrialización no contaminante, colaborativa y generadora de empleo. Y éso es el cambio.


Podemos vender el discurso del «emprendedor» y montar espectáculos y subvencionar nuevas empresas y procesos que se desmontan a la primera brisa de aire, dejando los bolsillos llenos a unos cuantos inversores. O podemos apostar de una vez por las cooperativas, las PYMES y los autónomos, que no nos han fallado y han pasado carros y carretas cuando la crisis arreciaba. Y éso es el cambio.


Podemos prometer empleo a base de reducir los salarios hasta la pobreza y precarizar la relación con el trabajo y con la vida hasta que no haya trabajador que no vea su propia consideración y hasta su supervivencia en juego. O podemos apostar por el empleo de calidad, por las condiciones sociales y el empleo público. Y éso es el cambio.

 

Es hora de cambiar.

Durante muchos años hemos aprendido a resistir. Ahora estamos aprendiendo a ganar. Y como vosotros, como Emilio, como Iñigo, estoy seguro de que el cambio comienza en Gijón

¡Cada día somos más!

¡¡¡Vamos a ganar!!!

 

Foto. Intervención de Mario Suárez del Fueyo en los Jardines del Náutico en Gijón. Foto, miguel ángel llana

Top