Valoración de los pactos electorales

La dirección de IU se pliega a la estrategia de Gaspar Llamazares y Aurelio Martín y pactan con el PSOE

 

El acuerdo entre IU y el PSOE pactando los puestos en la Mesa de la Presidencia del parlamento asturiano con sus salarios correspondientes, junto con la propuesta del FORO gijonés de que todos los partidos del Ayuntamiento de Gijón tengan presencia en todos los consejos de las empresas públicas -faltan las subvenciones a los grupos parlamentarios y municipales- indican por donde pasan los pactos de izquierdas tan ufanamente reivindicados por esta IU, allí donde ganan o donde pierden.

 

Pactos que contradicen lo aplicado en general por la otra IU en importantes plazas como Langreo, Llanes o Avilés, donde el bipartidismo del PSOE y del PP eran y siguen siendo los enemigos a batir, por mucho que la corrupción de la izquierda se alíen en el gobierno asturiano y el concejo de Gijón.

 

El bipartidismo en Asturias ha salido derrotado como más adelante explico con la pérdida de Oviedo y Gijón, podía haber salido mejor sin traiciones pero ha sido suficiente y aquí la opción del oportunismo de la dirección de IU, en contra del criterio de la dirección federal de trabajar por la confluencia con Podemos, tiene que tener su correspondencia electoral para las generales, pero eso poco les preocupa a los que ya no tienen más posibilidades electorales a que optar. 

 

No es un balance complejo el que surge del resultado electoral en las elecciones municipales y autonómicas asturianas, la dificultad está en tener la suficiente calma ante tanto canalla de “izquierdas” para analizar el resultado ante la tergiversación violenta y grosera, no solo de los articulistas mercenarios de la prensa burguesa que con sus excepciones –pocas- nos tienen acostumbrados, sino también y fundamentalmente por el encubrimiento que están haciendo del comportamiento servil al bipartidismo por los candidatos de IU al gobierno autonómico y a la alcaldía de Gijón, punta de lanza en el acoso y derribo de las CUP y de Podemos, con el silencio de la dirección de IU de Asturias.

 

El bipartidismo asturiano formado por el PSOE y el PP con el apoyo financiero, empresarial y mediático -que no dejan de ser empresa- planeaban sus estrategias en relación a mantener el máximo de condiciones para seguir aplicando políticas de austeridad, recortes y privatizaciones, trabajando con dos aliados fundamentales, por la derecha Ciudadanos que de momento da poco de que hablar en Asturias y por la izquierda Gaspar Llamazares, candidato de IU para el gobierno de Asturias y Aurelio Martín a la alcaldía de Gijón por IU, a los que daban todo el espacio necesario para la apología al pacto de izquierdas, pacto como todos y todas sabemos y lo hemos visto, es seguir con la aplicación de las políticas de austeridad, lo más suave posibles a cambio de buenos salarios, financiación de los grupos parlamentarios y municipales y silencio total ante la corrupción y el despilfarro de dinero público.

 

Hay que hacer una excepción con el grueso de IU, quitando estos dos voceros del buen vivir de las instituciones (que por cierto adscritos a Izquierda Abierta y único apoyo de la excluida Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid, por colaboración y encubrimiento de los implicados con la estafa de las tarjetas de BANKIA entre otros temas) como decía, tienen en general una buena estrategia, asentada fundamentalmente a ser un aporte para resolver los problemas de las clases trabajadoras y el pueblo, demostrándolo en el grueso de las localidades donde podían resolver para la izquierda o la derecha como ya veremos más adelante.

 

Los objetivos planteados en los programas, tanto de las candidaturas de Unidad Popular como de Podemos, se centraban en la eliminación o superación del bipartidismo como símbolo de la austeridad, recortes y privatizaciones, como representación de la casta que nos ha llevado hasta las condiciones paupérrimas de vida actuales para muchos asturianos asturianas y de corrupción de la política y de los políticos, y esto tenía caras distintas en cada ciudad.

 

En su contrario, la estrategia compartida y pactada entre el PSOE, los dos candidatos de IU, los medios de comunicación, el Partido Popular y organizaciones empresariales, se concretaba en atraer a Podemos y a las Candidaturas de Unidad Popular a pasar por los Pactos de Izquierdas, pactos de austeridad, recortes, privatizaciones y corrupción a cambio de buenos salarios y subvenciones. Esto es lo que concretan los susodichos pactos del PSOE y este sector de derechas de IU, que como bien decía Santianes exportavoz de IU de Gijón, sobre las prisas para llegar a acuerdos.

 

Los revolucionarios felicitamos al acierto de IU y Somos de Langreo por el acuerdo llegado para echar del gobierno local al PSOE, responsable fundamental del desastre económico, social –por decirlo de alguna manera- a la que han llevado a la Comarca del Nalón, este era un enemigo fundamental a batir por ser la cuna de la mayoría dominante en el PSOE, en aplicación de políticas de derechas y corrupción.

 

También, por su participación en la salida dada y bastante más compleja de Llanes, cuna de la corrupción y desmadre urbanístico por parte de la dirigencia del PSOE durante muchos años. Bravo por IU y las Candidaturas de Unidad Popular otro referente de la degeneración de la política superado.

 

Bravo también, aunque faltos de números en el acuerdo avilesino, impresentable que la legisladora del PSOE, en el más acorde comportamiento de casta, su primera prioridad es buscar un acuerdo para ver a cuantos liberados se deciden para la función institucional en la comarca, damos por supuesto que para la próxima, la absurda división de las candidaturas de unidad popular esté superada y puedan acabar con los representantes de la austeridad para las clases trabajadoras y la corrupción política.

 

En todos estos sitios se dieron elementos que conformaban la visión de una Asturias ligada al bipartidismo desde la hegemonía del PSOE y la muletilla de IU, la eliminación de estas conformaciones del bipartidismo, es un avance de la regeneración democrática y de las fuerzas reales del pueblo.

 

La madre del bipartidismo en Asturias, estaba en lo fundamental en el reparto de cromos entre el PSOE y el PP, con respecto a los gobiernos locales de Oviedo y Gijón y el de Asturias, merienda en la que eran copartícipes, por lo menos los candidatos de IU, Gaspar Llamazares y Aurelio Martín, que teniendo a su servicio todos los medios de comunicación, presionaron hasta el hastío, con la ceguera que da la autosuficiencia y el cretinismo, incapaces de pensar que hace tiempo que dejaron de ser de izquierdas, ahora ya referencia de nadie, con la excepción de los lo que políticamente defienden como comportamiento en las instituciones: a los imputados de IU de BANKIA de Madrid.

 

Bien por la Candidatura de Unidad Popular de Xixón si Puede, dentro del programa de regeneración en Gijón, este no podía pasar por un acuerdo con el PSOE donde fuera dominante, porque la regeneración en Gijón pasa por la exclusión en el gobierno de todos los implicados en la corrupción y despilfarro de fondos públicos en la comarca y esto lo personifica el PSOE y en particular su candidato a alcalde, el cual será hijo de proletarios, pero pocos proletarios tienen la responsabilidad de estar en el órgano de administración del puerto de Gijón y con su voto, participar del despilfarro y pérdida de centenares de millones de euros, en una obra inútil e inservible para las necesidades de desarrollo de Gijón y Asturies.

 

El único acuerdo posible era costoso en credibilidad para la Candidatura de Unidad Popular, y esta debería pasar por la firma del candidato a alcalde del PSOE de su inmediata renuncia en caso de imputación, además de la aceptación de un programa de finalización de las políticas de austeridad y demás exigencias programáticas. Pero seamos sinceros, si este hijo de proletarios es de izquierda como venden ¿por qué no denunció el despilfarro cuando se estaba dando? ¿A que manos fueron a parar los millones del sobrecoste?  ¿Acaso los hijos de proletarios somos tontos y no sabemos distinguir un sobrecoste de un atraco al erario público de cientos de millones? Serías de izquierdas, si te hubieras puesto al servicio de la justicia desde el principio y delatado a todas y todos los responsables, y si te faltó fuerzas para denunciarlo, dimitir como candidato para dejar sitio a las personas impolutas, que algunas quedarán en el PSOE gijonés.

 

El gobierno de FORO, esperemos que se quede solo en una anécdota para la ciudad, se presentaron con un programa populista y en algunos aspectos lo aplicaron, pero todas y todos sabemos, que en los parlamentos asturiano y español, apoyaron todas las propuestas de políticas de austeridad para la clase obrera y el pueblo, de recortes y privatizaciones de lo público, más tarde o más temprano el poder fáctico los pondrá en orden, a su manera la derecha también practican la confluencia por las “buenas”.

 

Bien con un notable alto a las compañeras y compañeros de Somos de Oviedo, la estrategia del bipartidismo de mantener Oviedo en manos del PP, a cambio de devolverles Gijón con la propuesta del pacto de izquierdas fracasó. Era fundamental tanto visualizar a un PSOE fuera de Gijón como a un PP fuera de Oviedo, muy bien por los compañeros de IU, en línea con la mayoría de IU asturiana de base y también al grupo municipal del PSOE, el cual por mucha sonrisa de la dirección asturiana, la alcaldía de Oviedo en manos de un miembro del PSOE –no ligado al aparato corrupto- no entraba dentro de su estrategia, esta pasaba por que quedase en manos del PP y estos pedirán cabezas por la pérdida.

 

En cuanto al gobierno asturiano, es evidente que la correlación de fuerzas no invita a lograr una mayoría y sobre todo, mientras la estrategia de los dirigentes de IU en el parlamento asturiano pase por continuar a las andadas de los pactos cutres –que no de izquierdas- con el PSOE, para garantizar las suficientes prebendas y sueldos, que les permita vivir holgadamente, por encima del miserable sueldo de tres veces el salario mínimo interprofesional. Tendrán que explicar porqué hacen este daño a IU.

 

¿Defectos de la unidad popular? bastantes, ligados a no ofertar el programa de forma dialéctica, no cambiar el discurso de forma táctica en el momento del resultado electoral, no exigir públicamente con firmeza y a la cara, la confluencia a IU en las instituciones, falta de flexibilidad y decisión en la dirección política, bien superado por Somos Oviedo. Lo más grave, que la clase obrera no participa de forma organizada y consciente de este proceso, esta es para los revolucionarios la tarea.

 

Alonso Gallardo militante de la Plataforma Comunista y la Corriente Sindical de Izquierda


Top