El porvenir de la gran ampliación portuaria, la UE notifica a España su negativa a sufragar los sobrecostes de El Musel

La legislación comunitaria exigía licitar la modificación del contrato debido a que los problemas con las canteras no son un imprevisto Lne


La Dirección de Política Regional de la Comisión Europea comunicará hoy al Ministerio de Economía la negativa a conceder a la Autoridad Portuaria de Gijón los 135 millones de euros de fondos de cohesión que había solicitado para sufragar los 251 millones de sobrecoste de la obra de ampliación de El Musel. Los sobrecostes deberían haberse licitado en un nuevo concurso público para poder recibir ayudas comunitarias, al no deberse a un imprevisto. La UE considera que los problemas de aprovisionamiento de canteras que alegó El Musel no son un imprevisto.

La Autoridad Portuaria adjudicó a la unión temporal de empresas Dique Torres, liderada por Dragados (Grupo ACS), la obra de ampliación por 579,2 millones de euros. El presupuesto inicial fue ampliado posteriormente en los 251 millones citados, con lo que la obra pasó a costar 830 millones IVA incluido (un 43% más de los 579,2 iniciales). La dirección del Puerto gijonés asumió el aumento del precio al no poder acceder Dique Torres a la cantera de Aboño para aprovisionarse de materiales. Tuvo que recurrir a otras canteras. Ésa es la justificación del sobrecoste que ha dado el puerto gijonés.

La Dirección General de Mercado Interior de la Comisión Europea, en un informe de siete páginas, se mostró contraria a que la UE sufrague el citado sobrecoste, al considerar que los problemas con las canteras no pueden considerarse un imprevisto. «En el propio acuerdo de intenciones que tenía la Autoridad Portuaria con HC, la compañía eléctrica ya avisaba de la posibilidad de que cerrara el acceso a la cantera (de Aboño)», explican fuentes comunitarias.

Tanto el informe como la notificación remitida hoy a España (se recibirá en el Ministerio de Economía en el plazo de unos días) señalan que la adjudicación directa de los sobrecostes a la UTE liderada por ACS incumple la directiva 93/38/CEE (del año 1993), que regula los procedimientos de adjudicación de contratos de diversos organismos de derecho público, entre los que se cita expresamente a la Autoridad Portuaria de Gijón. En concreto, incumple el «artículo 20, apartado 2, párrafo f», que señala que «las entidades contratantes podrán utilizar un procedimiento sin convocatoria de licitación previa para las obras o servicios adicionales no incluidos en el proyecto inicialmente adjudicado ni en el primer contrato celebrado, pero que, por circunstancias imprevistas, resulten necesarios para la ejecución de dicho contrato».

Ahora Economía podrá presentar alegaciones a la negativa de la UE, que las estudiará antes de tomar una decisión definitiva que previsiblemente no contradirá sus propios informes. La alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, se mostró ayer partidaria de «no adelantar acontecimientos» hasta que se produzca el informe definitivo.

Top