El TSJA decide juzgar a la cúpula de IU por la supuesta ocupación de la sede del PCA en Oviedo

Foto Foto Foto



 El Partido Comunista logra sentar en el banquillo a Noemí Martín, Jesús Iglesias,  y Valledor, entre los que reparte los cargos de coacciones y falsedad documental

Lne

El Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) ha acordado la apertura de juicio oral contra el coordinador general de Izquierda Unida (IU) en Asturias, Jesús Iglesias; la consejera de Bienestar Social y Vivienda, Noemí Martín, de la misma coalición; el representante legal del partido, Alfonso Suárez, y el militante Luis Álvarez Pérez por presuntas coacciones y falsificación de documento privado. Además, por este último delito será también juzgado el diputado Francisco Javier García Valledor (IU). La Fiscalía Superior del Principado había pedido el sobreseimiento provisional del caso, al entender que no existían elementos suficientes para llegar a juicio. Sin embargo, según el auto del TSJA, elaborado por el magistrado José Ignacio Pérez Villamil, la presencia de indicios es clara.

La denuncia contra Iglesias, Martín, Valledor, Suárez y Álvarez Pérez fue interpuesta en mayo de 2007 por el secretario general del Partido Comunista de Asturias (PCA), Francisco de Asís Fernández Junquera-Huergo, tras un conflicto surgido por el local ubicado en el número 10 de la plaza de América de Oviedo, propiedad del Partido Comunista de España (PCE) y que hasta ese momento compartía con IU y otras organizaciones afines. Según el escrito de acusación provisional presentado por el PCE y Francisco de Asís Fernández, tanto Jesús Iglesias como Noemí Martín, Francisco José García Valledor y Luis Álvarez Pérez podrían ser condenados a cuatro años de prisión, inhabilitación para el empleo o cargo público durante el tiempo de la condena y el pago de indemnizaciones por valor de 21.000 euros, de las que respondería solidariamente Izquierda Unida. La petición de condena para Alfonso Suárez Hernández se elevaría a cinco años y medio, ya que las acusaciones lo responsabilizan además de un delito de presentación en juicio de documento privado.

El TSJA archiva los cargos presentados contra García Valledor por coacciones, ya que -sostiene- no ha sido acreditado, «ni siquiera indiciariamente», que pueda atribuírsele esa acusación. No obstante, el auto es firme en su totalidad a excepción de lo referido a este último extremo, que puede ser recurrido. El juicio se celebrará en una fecha que aún está por determinar, en la Sala de lo Civil y Penal del TSJA.

El Partido Comunista afirma que los acusados -a excepción de García Valledor- cambiaron las cerraduras del local de la plaza de América e impidieron el paso a Francisco de Asís Fernández y a otros militantes. Además, sostiene que Alfonso Suárez aportó una copia de un contrato de arrendamiento del local a IU, fechado en julio de 2003 y por una duración inicial de diez años -con prórrogas obligatorias anuales hasta un máximo de cinco-, que es «falso y que además fue redactado con posterioridad a esa fecha».

Las declaraciones

El auto del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) refleja la declaración como imputado de Alfonso Suárez Hernández, representante legal de Izquierda Unida, en la que afirma que él, Noemí Martín y Jesús Iglesias «tomaron la decisión de proceder al cambio de cerraduras y de impedir con vigilantes jurados el acceso al local» de la plaza de América de Oviedo.

Daños cuantificados

En su escrito de acusación, el PCA y Francisco de Asís Fernández Junquera-Huergo cuantifican los presuntos daños causados y desglosan las indemnizaciones reclamadas al acusados: 3.000 euros para Fernández-Junquera por las supuestas coacciones sufridas y 18.000 euros para el PCE «para compensar el año que estuvo impedido para el uso de los locales (...), al no serle entregadas las llaves» por parte de IU, «amparándose en un contrato de arrendamiento ficticio».

TSJA

El juicio se celebrará en el TSJA, ya que Jesús Iglesias, Noemí Martín y Valledor tienen condición de aforados.

Top