Felipe González. Defensor del Mercado con la Gracia de un Dios

Asturbulla

 

A Xixón vino el Dios, el Number One, el (según algunos) Mr. X. Ese abogadillo andaluz que, apenas sin saber construir frases en castellano, se hizo presidente del gobierno de un Estado supuestamente amenazado por golpistas e involucionistas. Ese polítiquillo elegido desde el exterior para liquidar lo que de izquierdas aún tenía el PSOE vino ayer a mi ciudad. Felipe dijo aquello de “hay que ser socialistas antes que marxistas”. Y se quedó tan ancho. Hasta la socialdemocracia parte de Marx, si bien no es revolucionaria. ¿A qué se refirió en su día con tamaña necedad? ¿Al socialismo utópico? Ahora se ha cumplido la utopía felipista en Asturies: nos ha dejado en cuadros. La Utopía es hacer de un País un desierto. Ordenó la destrucción y saqueo del País asturiano, y de aquellas medidas que él calificó de higiénicas en los 80, aún no hemos levantado cabeza. A él le debemos la lluvia de pelotas de goma y la tempestad de palos policiales que se desató sobre la clase obrera asturiana.

 

Pero Felipe sufrió reconvirtiéndonos, y ayer comentó: «lo mucho que me costó defender el mercado con mis amigos asturianos en los años ochenta» (La Nueva España, domingo 24 de mayo de 2009). Esos amigos asturianos debieron ser los dos mil asistentes a su mitin en el polideportivo municipal de Xixón Sur. Debieron ir a escucharle solo por amistad, porque este sujeto ya dijo todo lo que quiso decir sobre Asturies. Lo dijo con los hechos. Él y sus ministros neoliberales, los divos del pelotazo (Solchaga, Boyer), en su día dejaron bien claro lo bueno que es hacer de Asturies la patria del Mercado. Mercado es echar a la gente a la calle, a la emigración. Mercado es convertir regiones industriales en desiertos. Felipe nos hizo ver la importancia de ser Nada. Felipe nos hizo ver la importancia de la Náusea. Convirtió toda idea de Democracia en una sensación de náusea. Con su bendito Mercado, con la bendita oleada de corrupción y de escuadrones de la Muerte, Felipe González tiene dos mil amigos en Xixón que vinieron a aplaudirle. Dos mil amigos suyos y del “Mercado” son los que mandan en este protectorado suyo, Asturies. La FSA debe estar rezando ahora a su “Dios”. La víctima sacrificada es una cosa que una vez se llamó Asturies.

 

Noticia en LNE:

http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pRef=

2009052400_43_759799__Espana-Felipe-Gonzalez-

costo-mucho-defender-mercado-ante-amigos-asturianos


Top