El Gobierno de Asturias recurre otra sentencia que le obliga a pagar el plus al resto de funcionarios desde 2007

El juez considera que la "Carrera profesional" se aplicó como un complemento de productividad y que, como tal, todos los trabajadores tienen derecho a cobrarlo

 

Lne


El Principado tiene recurrida una sentencia que obligaría a extender a todos los funcionarios el pago del complemento de productividad, fórmula empleada por la Administración regional para abonar el pago de la carrera profesional.

El Juzgado de lo contencioso-administrativo número 5 de Oviedo dictó una sentencia contra el Principado en la que dio la razón a un grupo de funcionarios que no habían solicitado su incorporación a la carrera profesional. El magistrado José Ramón Chaves reconoce a esos funcionarios «el derecho a percibir el complemento de productividad por incentivos al rendimiento en las mismas condiciones que quienes hubieren presentado solicitud formal al procedimiento de incorporación a la carrera y desarrollo profesional». El juez considera que la carrera profesional se estaba aplicando como un complemento de productividad y que como tal todos los trabajadores tienen derecho a cobrarlo.

El fallo recoge que la resolución firmada por el consejero de Economía y Administración Pública el 18 de mayo de 2007 no es ajustada a derecho, porque obligaba a los funcionarios a solicitar la incorporación a la carrera. Y añade que esa decisión, un acto administrativo, no tiene un rango superior al acuerdo adoptado en la Mesa General de Negociación, en diciembre de 2006, entre los sindicatos y la Administración, donde no se planteó tal exigencia.

La sentencia añade que el Principado no podía exigir a los funcionarios que reclamasen la incorporación para poder cobrar. «Si la Administración, mediante la técnica del anticipo, obvia el requisito sustancial de la evaluación del rendimiento, con mayor razón no puede alzar de motu proprio el requisito de la pura solicitud formal de los interesados, que ni tiene apoyo en el acuerdo negociado ni tiene amparo en el Estatuto Básico», dice el fallo.

El juez concluye que el Principado no puede establecer un trato salarial discriminatorio entre funcionarios. «La Administración abona el anticipo a título de complemento de productividad por incentivos al rendimiento, cuya naturaleza es distinta y distante de la encaminada a retribuir la carrera profesional (...) Ninguna vinculación lógica ni legal puede establecerse entre complemento de productividad y complemento de carrera profesional, cada uno de los cuales cuenta con su respectivo fundamento, normativa y condiciones». El Principado ha recurrido el fallo. Si fuera firme, miles de funcionarios podrían reclamar los cobros desde enero de 2007.

 

Top