El Plan de Urbnismo de Gijon bajo sentencia: Cronología del proceso

La anulación del PGOU afecta a la paralización de cerca del 75% de los pisos
anunciados al otro lado de la Ronda Sur
La sentencia del Tribunal Superior de Justia afecta a tres millones de metros cuadrados residenciales y a 159.000 industriales

    

Lne
Vecinos analizando la sentencia. 

 

A la concejalía de Urbanismo le crecen los enanos. Cuando todavía no se ha sobrepuesto del escándalo de Cabueñes y del llamado «caso Blanco», una sentencia judicial determina que su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) es contrario a derecho por irregularidades medioambientales y de tramitación. El Ayuntamiento, que recurrirá este fallo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, asegura que nada cambiará hasta que se pronuncie el Supremo.



Esta situación sin precedentes en el municipio deja a Gijón en una posición muy comprometida. Si el PGOU finalmente se anula, habrá que repetir su tramitación, lo que ralentizaría algunas de las actuaciones residenciales que iban a marcar el crecimiento de la ciudad, actuaciones que suman 3.036.284 metros cuadrados de terreno -además del suelo industrial generado en Casares -y 7.454 viviendas, esto es, un 75 por ciento de los pisos anunciados al otro lado de la Ronda Sur. Éstos son los proyectos en riesgo de paralización.



Castiello de Bernueces. La mayor operación urbanística surgida del PGOU, con un ámbito de actuación que ronda el millón de metros cuadrados, donde está previsto levantar unas 4.000 viviendas. En el proyecto participan una treintena de particulares y 18 empresarios de la construcción, en su mayoría, locales. Hace un par de semanas el Ayuntamiento le daba luz verde a su junta de compensación, formulismo administrativo imprescindible para emprender una iniciativa privada de este tipo. Con este paso entraban en la recta final del proceso de tramitación. Los promotores mantenían su idea de iniciar las obras de urbanización el próximo año pese a la crisis. A ver.



Cabueñes. Se encuentra empañado por otro juicio, en el que se deberá dilucidar si el ex jefe de los servicios urbanísticos del Ayuntamiento, Ovidio Blanco, actuó delictivamente en relación con este proyecto. EL TSJA echa leña al fuego. En juego está la construcción de 655 viviendas. Esta nueva área residencial, muy contestada por los vecinos, se extendería entre la antigua carretera de Villaviciosa y el Hospital, ámbito en el que tienen intereses cuatro promotoras y varios particulares, que iniciaron en junio de 2007 las pertinentes gestiones administrativas. También son propietarios de suelo el Ayuntamiento y Cajastur.



l Granda. Está liderado por la promotora Covibarges, con presidente asturiano y sede en Madrid. Abarca una superficie de 321.633 metros cuadrados bajo el nudo de la Autovía Minera, entre la carretera de Pola de Siero y la senda fluvial del Piles. El diseño de la actuación se presentó en los servicios urbanísticos municipales en marzo de 2008. Se trabaja con la previsión de edificar unos 1.200 pisos.



l Alto del Infanzón. Se trata de una operación de 370 viviendas unifamiliares, cuya configuración administrativa y técnica todavía está en pañales. Habrá que ordenar unos 543.000 metros cuadrados de terreno. Esta nueva bolsa de suelo urbanizable está localizada en la zona de La Providencia. La operación tendrá que aunar los intereses de un amplio grupo de propietarios, entre ellos, una promotora gijonesa.



2002. Se inicia la actualización del PGOU. Se encomienda el trabajo al arquitecto madrileño Luis Felipe Alonso Teixidor.



Diciembre de 2003. Primer período de información pública, sólo para sugerencias. La zona rural empieza a movilizarse en contra del PGOU.



Diciembre de 2005. El Pleno municipal da su aprobación definitiva del Plan General, que recibió más de 3.000 alegaciones. Se abre un plazo para la presentación de recursos de reposición.



Abril de 2007. Se aprueba el texto refundido, que incorpora la respuesta a esos recursos. El PGOU entra en vigor. Varios colectivos ciudadanos, principalmente rurales, continúan su batalla contra el plan en el Tribunal Superior de Justicia de Asturias.



Julio de 2009. El TSJA responde al primero de los contenciosos, interpuesto por una familia de Mareo de Arriba. El alto tribunal asturiano atiende su petición de anular el PGOU; entiende que no se ajusta a derecho por irregularidades medioambientales y de tramitación. La patronal de la construcción llama a la calma, pese a que esta sentencia podría paralizar proyectos residenciales de gran envergadura. El PP pide dimisiones.

 

Top