La ampliación del puerto de El Musel, tráficos y crísis

A la derecha, superficie ganada al mar bajo el Cabo Torres, y a la izquierda, nuevos diques y dársena. A la derecha, superficie ganada al mar bajo el Cabo Torres, y a la izquierda, nuevos diques y dársena. ángel gonzález

La principal dársena asturiana acabará el año muy por debajo, incluso, de los 21,7 millones de toneladas de 2005, cuando comenzó la obra

 

 

 La caída de tráficos aleja al Puerto de las previsiones con que justificó la ampliación

 


J. L. ARGÜELLES

El superpuerto asturiano ha iniciado su cuenta atrás: dentro de un año, en octubre de 2010, los trabajos de ampliación que se ejecutan al pie del Cabo Torres deben estar concluidos. Según las previsiones más prudentes de la Autoridad Portuaria de Gijón, por los muelles de El Musel tendrían que moverse en esa fecha 25,3 millones de toneladas, pero la evolución de los tráficos muestra que la dársena estará lejos de ese objetivo, uno de los datos para justificar la mayor obra licitada en el Principado, con un presupuesto final de 715,6 millones (sin IVA), tras acumular un sobrecoste de 216 millones (sin IVA).


La fuerte caída de los tráficos a lo largo de los ocho primeros meses de este año, con una bajada de 4,6 millones de toneladas respecto al mismo período de 2008, ha encendido algunas alarmas. Y es que más allá de la evidente incidencia de la crisis económica en ese pésimo dato, El Musel no ha podido cumplir ni una sola de las previsiones de tráficos con las que se argumentó la necesidad de una ampliación que duplicará la actual capacidad portuaria. Es más, el Puerto acabará este año con un movimiento de mercancía muy por debajo de las 21,7 millones de toneladas que movió en 2005, el ejercicio en el que arrancó la obra de ampliación.


Los datos publicados por este diario el pasado viernes indican que El Musel ha registrado una bajada de tráficos hasta agosto del 33,62 por ciento, más del doble de la media estatal. Es cierto que la crisis ha repercutido en la actividad portuaria mundial, incluida la española, pero las instalaciones gijonesas registran la mayor caída de los diez grandes puertos nacionales. Esa bajada se ha concentrado en los graneles sólidos (4,3 millones de toneladas), y es achacable al recorte de producción de Arcelor-Mittal, así como al menor desembarco de carbón para las empresas eléctricas. Una de las razones aducidas para la obra de ampliación es, precisamente, el traslado de la terminal de minerales (EBHI) desde su emplazamiento en el dique Príncipe de Asturias al nuevo muelle norte. La explicación es que las instalaciones están saturadas y al límite de su capacidad.


En abril de 2002 trascendieron algunos de los números del plan director del Puerto, con las previsiones de tráficos hasta el año 2020. El Musel movería en esa fecha, según el citado documento, 36,7 millones de toneladas, y el próximo año, 31,4 millones de toneladas. Esos datos fueron corregidos dos años después a la baja, según consta en la publicación «Puertos», pero aun así el cálculo para 2020 era de 29,1 a 33,5 millones de toneladas, y para 2010, de 25,3 a 27,2 millones de toneladas. Cada una de las previsiones efectuadas para los ejercicios transcurridos desde que empezó la obra ha resultado errónea, y en ningún caso se superó el registro de 2005: 21,7 millones de toneladas, cifra récord en la historia de El Musel. Todo apunta a que este año los tráficos estarán por debajo de los 19 millones de toneladas. Sería el peor resultado de la década.

 

http://www.lne.es/gijon/2009/10/12/caida-traficos-aleja-puerto-previsiones-justifico-ampliacion/819806.html

 --------------------------

 

El sobrecoste sigue en el centro del debate político tras el préstamo de Fomento

 

J. L. A.

El acuerdo adoptado por el ministro de Fomento, José Blanco, y el presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, por el que el Gobierno de España presta a la Autoridad Portuaria de Gijón 215 millones para hacer frente al sobrecoste aprobado de la obra de ampliación, no ha logrado apagar el debate político por la gestión del mayor proyecto licitado en Asturias.


Mientras los socialistas hacen hincapié en que ese préstamo permite acabar sin problemas el superpuerto, el Partido Popular (PP) ve suficientes indicios para que actúe la fiscalía, al considerar que esa desviación presupuestaria de 216 millones (sin IVA) está insuficientemente justificada y explicada. Mariano Rajoy ha incluido El Musel en el listado de asuntos dudosos que afectan al PSOE pero que no son investigados. Un informe de la Dirección General de Mercado Interior de la Comisión Europea subraya que la Autoridad Portuaria de Gijón debió volver a licitar la obra afectada por el sobrecoste. La diputada popular Pilar Fernández Pardo interpelará a Blanco pasado mañana, miércoles, en la sesión parlamentaria de control del Gobierno.


Gaspar Llamazares, diputado por Asturias y portavoz de IU, ha presentado, por su parte, una proposición no de ley para que el Congreso investigue las causas del sobrecoste y audite la cuentas de El Musel. Los Verdes, que forman coalición con IU y BA en el Principado, donde gobiernan con el PSOE, han exigido medidas políticas, que pasan, a su juicio, por la dimisión o la destitución del presidente de El Musel, Fernando Menéndez Rexach, y por el apoyo a la iniciativa parlamentaria de Llamazares.


Los Verdes fue la formación que presentó denuncia ante la Comisión Europea por el sobrecoste y por una obra que consideran innecesaria. La posición del PP e IU es otra: consideran que el superpuerto, fundamental en el desarrollo del proyecto energético que defiende Areces, debe concluirse, pero tienen sospechas y dudas sobre la gestión económica de los trabajos.


http://www.lne.es/gijon/2009/10/12/gijon-sobrecoste-sigue-centro-debate-politico-prestamo-fomento/819808.html

---------------------------

 

Una diversificación necesaria, pendiente de la regasificadora y la autopista del mar con Francia

 

J. L. A.


La estrategia de la Autoridad Portuaria de Gijón pasa por diversificar los tráficos para tener menos dependencia del movimiento de graneles sólidos, un segmento de actividad en el que El Musel ocupa el liderazgo nacional. El peso de las operaciones de Arcelor-Mittal y de las empresas eléctricas, fundamentalmente HC Energía, es determinante en la cuenta de resultados de las instalaciones gijonesas. La regasificadora aprobada para la zona de la ampliación aportará 3,5 millones de toneladas y el atraque de 80 buques gaseros al año, según previsiones del Puerto.



Nadie ha explicado aún cómo afectará la entrada en funcionamiento de la regasificadora a los desembarcos de carbón térmico, pese a que es lógico pensar que la apuesta por la generación eléctrica a través de centrales de ciclo combinado supondrá una bajada de las importaciones de mineral con destino al consumo térmico.



Enagás, adjudicataria de la regasificadora, recibió el pasado día 21 las casi 22 hectáreas -ganadas al mar- para iniciar sus trabajos. Es una inversión directa de 377 millones, que, según el presidente del Principado, abre la puerta a otras que sumarán entre 3.500 y 5.000 millones. El consejo de administración de El Musel tiene previsto adjudicar este mes la central de ciclo combinado, que se hará en suelo de Aboño, por la que pugnan HC Energía y Endesa.



La autopista del mar con Nantes-Saint Nazaire también debe contribuir a la diversificación del perfil portuario de El Musel. Según estimaciones ya publicadas, puede aportar un millón de toneladas en un año. La conexión está aún pendiente de la aprobación por parte de los parlamentos de España y Francia.



El Musel debe crecer, asimismo, en el negocio de la mercancía contenedorizada, donde aún tiene mucho margen, pero debe mantener su actual peso como puerto de minerales hasta consolidar las nuevas apuestas.

 

 http://www.lne.es/gijon/2009/10/12/gijon-diversificacion-necesaria-pendiente-regasificadora-autopista-francia/819807.html

 

---------------------------

 

Arcelor aplaza sin fecha sus inversiones en Asturias mientras impulsa las de Brasil

 

La compañía fía el cumplimiento de las mejoras comprometidas a la recuperación del mercado, un proceso que prevé lento y a largo plazo

 

Marián MARTÍNEZ


Arcelor-Mittal no prevé de momento abrir las instalaciones que se pararon por el impacto de la crisis económica ni aprovechar para realizar las inversiones comprometidas para Asturias y que, según los sindicatos, permitirían a las plantas asturianas estar en el primer nivel cuando se recuperen los mercados. La empresa asegura que las inversiones se ejecutarán en función de cómo mejore el mercado del acero, un proceso que se prevé muy lento. Por el contrario, en Brasil se impulsarán los proyectos paralizados por la recesión, con un montante global de 7.300 millones de euros en cinco años. El presidente y primer accionista de la compañía, Lakshmi Mittal, ya advirtió de que la estrategia de la empresa se volcará en los mercados emergentes, debido a la lenta y dura recuperación de Estados Unidos y de Europa.



La familia Mittal aprobó, en la última junta de accionistas celebrada en mayo, un reparto de dividendos por su participación en la compañía de unos 352 millones de euros antes de impuestos. La compañía acumula tres pérdidas trimestrales consecutivas y se espera que registre la cuarta en el actual trimestre. Y eso después de haber cerrado instalaciones, despedido a miles de trabajadores y recortado la producción el 35 por ciento.



Arcelor-Mittal tiene inoperativas en Asturias cuatro baterías de coque, la mitad de las que hay en Avilés, además de la línea de pintura y la de galvanizado número 1. Y sigue en vigor un expediente de regulación de empleo que en Asturias afecta a unas 2.400 personas de una plantilla de 6.400 trabajadores.



Según los sindicatos, pese a todos los recortes y todos los esfuerzos hechos por los empleados de la compañía, «no se gasta ni un euro en nada». El mayor temor es, explican, el deterioro que pueden sufrir las instalaciones «cuando no se invierte no ya en lo comprometido, sino ni siquiera en mantener lo que hay». Y es que, según los representantes de los trabajadores «no hay ni para folios, y cuando hay una avería hay que esperar a que traigan las piezas de recambio porque el almacén está prácticamente a cero».



Y la situación no parece mejorar, porque en la cúpula de la compañía las previsiones de beneficios se fían a largo plazo, no antes del segundo semestre de 2010 en Europa. Así que todos los esfuerzos se volcarán allá donde se está haciendo dinero: China, Brasil e India.



«Las inversiones dependerán de cómo evolucione el mercado. La mejoría en el sector del automóvil está influyendo en la cartera de pedidos, pero no lo suficiente como para justificar el arranque de las instalaciones paradas», aseguró un portavoz de la compañía.



Por supuesto, si no se arrancan las instalaciones ni se invierte «en lo mínimo», como dicen los sindicatos, nadie se plantea que se escuchen las reivindicaciones de hacer las inversiones comprometidas en el horno alto B ni en todo lo demás. Los sindicatos coinciden en que «el riesgo que se está corriendo es que cuando repunte la economía, las instalaciones no estén preparadas para competir no sólo en el mercado internacional, sino con el resto de plantas de la compañía».



La recuperación de la cartera de pedidos en Asturias es «muy débil», afirma la compañía, que acaba de anunciar también la reapertura de su planta de Lieja y la recuperación de 150 puestos de trabajo que se habían perdido.

 

http://www.lne.es/economia/2009/10/12/arcelor-aplaza-fecha-inversiones-asturias-impulsa-brasil/819902.html

 

Top