El PSOE e IU inmunes e impunes acerca del sobrecoste de El Musel

 

 

El siguiente paso podría ser legalizar el fraude, porque si una desviación de 251 millones de euros en una obra, de la que no han dado ninguna explicación de su causa, no merece la pena que sea investigada...., cabe pensar que será por algo, por algo inconfesable sin duda. Amén de la prepotencia que ello supone.

 

En segundo lugar, y no menos importante, es que las autoridades consideran que los ciudadanos no son merecedores de saber en qué se han gastado los 251 millones.

 

Y, por último, qué problema tienen los ciudadanos cuando están gobernados por una coalición de izquierdas PSOE e IU, que como sus siglas indican, son obreros, socialistas y de izquierdas, es decir, tienen un gran sentido de lo social y son solidarios con la crisis económica.

 

Queda sólo el epílogo: con partidos de izquierda como estos, ¿qué necesidad tiene la derecha de gobernar? Nunca al poder económico le salió más barato llevar las riendas y el control de los ciudadanos.

 

A todo esto se le llama inmunidad e impunidad, ambas van de la mano.

Top