La patronal y los sindicatos arropan al Gobierno de Asturias en defensa de la línea Sama-Velilla

Es decir, patronal y sindicatos, se alían, hacen causa común con el Gobierno, si esto no es el mundo al revés ¿qué es entonces?

No parece que haga falta hacer más comentarios, el titular lo ya lo dice todo, obviamente buscarán "nuestro" beneficio..., no el ellos no. ¡Altruistas!

********************

Lne
 
El futuro de la economía asturiana

Los agentes sociales confían en que las centrales de gas se construyan, aunque sea con retraso, cuando acabe la crisis económica


La patronal y los sindicatos se sumaron ayer al Principado para hacer frente común en defensa de la línea Sama-Velilla y reforzar el sector energético asturiano, por la actividad económica y el empleo que genera. Los agentes sociales asumen que habrá retrasos en la ejecución de las centrales de ciclo combinado (gas) previstas a causa de la crisis, pero esperan que se construyan en cuanto ésta acabe. Francisco J. Maciá, subdirector general de Planificación Energética del Ministerio de Industria, puso en duda el pasado jueves que vayan a construirse estas centrales.

El consejero de Industria, Graciano Torre, defendió, por su parte, la construcción de la regasificadora en el puerto gijonés de El Musel como una infraestructura fundamental para asegurar el abastecimiento de gas al sistema nacional.

La segunda y última jornada sobre energía organizada por el Gobierno regional se cerró ayer en Oviedo con la exposición de las posturas de la patronal y los dos sindicatos mayoritarios sobre la política energética que desarrolla el Ejecutivo del Principado. Un plan que cuenta con el respaldo de los agentes sociales, aunque pueda haber matices en algunas cuestiones.

El presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Severino García Vigón, remarcó que el sector energético es «estratégico para la economía asturiana», además de suponer un «claro potencial de futuro». De ahí que para el líder de los empresarios de la región, es fundamental un apoyo claro para impulsar las infraestructuras energéticas previstas para la región.

Sobre las declaraciones de Francisco J. Maciá asegurando que no iban a construirse nuevas centrales de gas en Asturias, García Vigón respondió con criterios empresariales. «Las decisiones se adoptan teniendo en cuenta las necesidades y demandas del mercado, que en este momento han disminuido. Se han agudizado las dificultades para lograr financiación, y han disminuido los ingresos públicos». Pero aún así, es necesario pensar en el futuro y desarrollar infraestructuras que formen parte de la red nacional. Y además, «se tienen que cumplir en tiempo y forma» los ejes de evacuación de energía eléctrica para asegurar el suministro no sólo doméstico, sino también a la industria.

García Vigón se refirió a la visita, hace unos días, del ministro de Industria, Miguel Sebastián, quien demandó un frente común en Asturias y complicidad para defender la construcción de la línea Sama-Velilla. «Cuando uno solicita complicidad es porque la puede necesitar», afirmó García Vigón. «No sé para qué la necesita, pero el Gobierno está para gobernar y el Ejecutivo central debe desarrollar políticas de interés general. Ha llegado el momento de que tome grandes decisiones ligadas a ese interés general», afirmó el presidente de FADE.

Antonio Pino, secretario general de CC OO, apostó por la línea Sama-Velilla, «para los que dicen que no nos posicionamos», y como el resto de contertulios, defendió la necesidad de mantener el carbón autóctono como fuente de energía estratégica, y también el gas natural, aunque con cautela por la dependencia del exterior y las emisiones de CO2. También reclamó una «apuesta más contundente por la investigación y el desarrollo, donde debe haber más compromiso de lo privado», y pidió más coordinación territorial y una política tarifaria común para todo el país.

Justo Rodríguez Braga, secretario regional de UGT, defendió también que el desarrollo de las líneas de evacuación de energía eléctrica y la construcción de la regasificadora: «Hay que plantearlo como inversiones de interés general para el conjunto de España, y no desde el cantonalismo». En este sentido defendió el diálogo social, también con la oposición, para llegar a un pacto de Estado que permita establecer y desarrollar una estrategia energética nacional.

Graciano Torre explicó la trascendencia que, en términos económicos y de empleo, supone el sector energético y eléctrico para el conjunto de la región. resaltó que la línea Sama-Velilla es independiente de los ciclos combinados. «En los años 80, cuando se concibió, no había ni pensamiento de construir plantas de gas. El objetivo era la seguridad del sistema para garantizar el suministro», aseguró Torre. También negó el consejero de Industria que la regasificadora que se construye en El Musel esté ligada a un determinado número de centrales de ciclos combinados. «Son cuestiones independientes», insistió, porque se trata también de asegurar el suministro.

«Cuando se concibió la línea Sama-Velilla, no se hablaba de centrales de gas»

<Graciano Torre >

Consejero de Industria y Empleo

«Nosotros apostamos por Sama-Velilla, para los que dicen que no nos posicionamos»

<Antonio Pino >

Secretario general de CC OO

«Llegó el momento de que el Gobierno tome decisiones por el interés general»

<Severino García Vigón >

Presidente de FADE

«Las infraestructuras no se deben plantear desde el cantonalismo»

<Justo Rodríguez Braga >

Secretario general de UGT

 

 

 
 
 
El futuro de la economía asturiana

Los agentes sociales confían en que las centrales de gas se construyan, aunque sea con retraso, cuando acabe la crisis económica


La patronal y los sindicatos se sumaron ayer al Principado para hacer frente común en defensa de la línea Sama-Velilla y reforzar el sector energético asturiano, por la actividad económica y el empleo que genera. Los agentes sociales asumen que habrá retrasos en la ejecución de las centrales de ciclo combinado (gas) previstas a causa de la crisis, pero esperan que se construyan en cuanto ésta acabe. Francisco J. Maciá, subdirector general de Planificación Energética del Ministerio de Industria, puso en duda el pasado jueves que vayan a construirse estas centrales.

El consejero de Industria, Graciano Torre, defendió, por su parte, la construcción de la regasificadora en el puerto gijonés de El Musel como una infraestructura fundamental para asegurar el abastecimiento de gas al sistema nacional.

La segunda y última jornada sobre energía organizada por el Gobierno regional se cerró ayer en Oviedo con la exposición de las posturas de la patronal y los dos sindicatos mayoritarios sobre la política energética que desarrolla el Ejecutivo del Principado. Un plan que cuenta con el respaldo de los agentes sociales, aunque pueda haber matices en algunas cuestiones.

El presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Severino García Vigón, remarcó que el sector energético es «estratégico para la economía asturiana», además de suponer un «claro potencial de futuro». De ahí que para el líder de los empresarios de la región, es fundamental un apoyo claro para impulsar las infraestructuras energéticas previstas para la región.

Sobre las declaraciones de Francisco J. Maciá asegurando que no iban a construirse nuevas centrales de gas en Asturias, García Vigón respondió con criterios empresariales. «Las decisiones se adoptan teniendo en cuenta las necesidades y demandas del mercado, que en este momento han disminuido. Se han agudizado las dificultades para lograr financiación, y han disminuido los ingresos públicos». Pero aún así, es necesario pensar en el futuro y desarrollar infraestructuras que formen parte de la red nacional. Y además, «se tienen que cumplir en tiempo y forma» los ejes de evacuación de energía eléctrica para asegurar el suministro no sólo doméstico, sino también a la industria.

García Vigón se refirió a la visita, hace unos días, del ministro de Industria, Miguel Sebastián, quien demandó un frente común en Asturias y complicidad para defender la construcción de la línea Sama-Velilla. «Cuando uno solicita complicidad es porque la puede necesitar», afirmó García Vigón. «No sé para qué la necesita, pero el Gobierno está para gobernar y el Ejecutivo central debe desarrollar políticas de interés general. Ha llegado el momento de que tome grandes decisiones ligadas a ese interés general», afirmó el presidente de FADE.

Antonio Pino, secretario general de CC OO, apostó por la línea Sama-Velilla, «para los que dicen que no nos posicionamos», y como el resto de contertulios, defendió la necesidad de mantener el carbón autóctono como fuente de energía estratégica, y también el gas natural, aunque con cautela por la dependencia del exterior y las emisiones de CO2. También reclamó una «apuesta más contundente por la investigación y el desarrollo, donde debe haber más compromiso de lo privado», y pidió más coordinación territorial y una política tarifaria común para todo el país.

Justo Rodríguez Braga, secretario regional de UGT, defendió también que el desarrollo de las líneas de evacuación de energía eléctrica y la construcción de la regasificadora: «Hay que plantearlo como inversiones de interés general para el conjunto de España, y no desde el cantonalismo». En este sentido defendió el diálogo social, también con la oposición, para llegar a un pacto de Estado que permita establecer y desarrollar una estrategia energética nacional.

Graciano Torre explicó la trascendencia que, en términos económicos y de empleo, supone el sector energético y eléctrico para el conjunto de la región. resaltó que la línea Sama-Velilla es independiente de los ciclos combinados. «En los años 80, cuando se concibió, no había ni pensamiento de construir plantas de gas. El objetivo era la seguridad del sistema para garantizar el suministro», aseguró Torre. También negó el consejero de Industria que la regasificadora que se construye en El Musel esté ligada a un determinado número de centrales de ciclos combinados. «Son cuestiones independientes», insistió, porque se trata también de asegurar el suministro.

«Cuando se concibió la línea Sama-Velilla, no se hablaba de centrales de gas»

<Graciano Torre >

Consejero de Industria y Empleo

«Nosotros apostamos por Sama-Velilla, para los que dicen que no nos posicionamos»

<Antonio Pino >

Secretario general de CC OO

«Llegó el momento de que el Gobierno tome decisiones por el interés general»

<Severino García Vigón >

Presidente de FADE

«Las infraestructuras no se deben plantear desde el cantonalismo»

<Justo Rodríguez Braga >

Secretario general de UGT

 

Top