El PSOE e IU-BA-LV, forman la coalición de Gobierno que toma las decisiones sobre la Incineradora, El Musel, playa San Lorenzo, Presa de Caliao, etc.

Muchas actuaciones y grades obras que suponen cuantiosas inversiones o graves problemas medioambientales ya han sido tomadas o lo están siendo ahora por el Gobierno de Asturias, por el Gobierno del Ayuntamiento de Gijón o por ambos y, también, en otros ayuntamientos.

Pero, resulta que en alguno de los temas, o sólo en algunas de las partes, IU y sus socios BA-LV dicen no estar de acuerdo y esto no se entiende bien porque lo que han firmado y pactado, en general, son acuerdos de Gobierno y no actuaciones concretas y mucho menos en temas puntuales.

En ambos gobiernos, regional o municipal, todos sus consejeros, concejales y demás autoridades son responsables corporativamente de las decisiones tomadas, para bien o para mal, porque es la contrapartida o el precio a pagar por ocupar numerosos puestos “oficiales” que, además, están muy bien remunerados y abarcan a una buena parte de los militantes que lideran los partidos firmantes. Cargos en la Administración o en cualquiera de las docenas de empresas públicas, semipúblicas o al servicio y obediencia de la Administración.

Como estos gobiernos están formados por una coalición -por el  pacto firmado entre ambos- las diferencias que se produzcan dentro de la citada coalición son asuntos estrictamente internos, es decir, no es un "trozo" del Gobierno quién decide, sino que es el conjunto de la coalición de Gobierno la que toma las decisiones respetando la jerarquía que todos han asumido en sus puestos de responsabilidad.

El reparto de cargos y demás prebendas tienen un precio. IU y su coalición han decidido apostar incondicionalmente por el PSOE y a él se deben tal como de hecho está sucediendo en tantas otras decisiones, pero aún más, IU y sus socios han renunciado también y de este modo a su propia política, bien porque o no la tienen o bien porque les interese más estar y continuar subidos al carro del poder que tantos beneficios les aporta y, esto implica, que dan la espalda a otras alternativas menos remuneradas como podría ser actuar desde la oposición con la firmeza que en cada caso requiriera, pero siempre según propios criterios. Obviamente esto propicia independencia, tener las manos libres para decir y hacer lo que mejor consideraran y no como está sucediendo ahora cuando en definitiva están tratando de nadar y guardar la ropa y, como está sucediendo, a cualquier precio.

Las declaraciones y los desacuerdos manifestados a la prensa no son más que justificaciones de cara a la galería; lo son mientras todos sigan en el mismo carro y en el mismo bando, aunque eso sí, cuatro días antes de las elecciones seguramente marcarán diferencias para así simular "diferenciarse".

Muchos son los proyectos en curso y así es que IU apostó inequívocamente y decididamente por la ampliación de El Musel enfrentándose a todo aquél que se les opusiera, ¿a qué viene ahora entrar en detalles de cuánto y de cómo va el proceso de destrucción de la playa de San Lorenzo? Sabido era que la arena del entorno de la playa estaba destinada a rellenar una buena parte de las 145 hectáreas de muelles y zonas firmes de la ampliación del puerto de El Musel.

El espigón que parte del Cabo de Torres y las grandes fosas en frente de la playa de San Lorenzo ya están afectando, como estaba previsto en el BOE que lo aprobó, a la dinámica y a la geometría de la playa de San Lorenzo y también a las demás, aunque ahora todavía apenas han comenzado a verse sus efectos.

Salen ahora a las declaraciones y los desacuerdos en la prensa sobre la ampliación del puerto y la presa de Caliao pero otros tamas no menos importantes están ahí sin oposición alguna que no sea la del PP. Mal, muy mal van las cosas cuando este partido es la "oposición".

Quedan muchas cosas en el tintero, como el despilfarro de la Laboral, la incineradora, los PGOU de un montón de municipios, la creciente privatización de servicios sociales, la enseñanza pública, la Carrera Profesional, el cierre de los astilleros, la aniquilación de las emisoras de televisión para que la Tpa reine, la participación de IU en los premios Príncipe de Asturias, etc. Asuntos tan importantes en los que en unos participa y en otros calla y otorga. A todo esto qué puede decir IU y sus socios al "Gobierno" que no sea Amén. Lo dicho, es el precio.

Ahora, lo fácil es tomar todo esto como una crítica ciega a un partido o a otro, como si las siglas fueran causa de alergia, pero no va por ahí la cuestión, porque ni siquiera merecería la pena, sino que la crítica y más va hacia las actuaciones. Y, de las actuaciones, una por una, sí merece la pena hablar.


Top