Feve: jugando con trenes centenarios

Feve licita en 6 millones la electrificación los 22 km entre Infiesto y Arriondas

Asturbulla

Es una buena noticia, pero considerada dentro del plan de las nuevas infraestructuras no deja de ser una pobre y mísera noticia. Estamos hablando de un ferrocarril cuyo trazado se acerca al siglo de existencia en el que no se ha modificado nada sustancial. Nada de doble vía, radio de curvatura, pendientes, longitud de las estaciones, pasos a nivel y otras tantas cosas esenciales que debieran de poner al ferrocarril a la cabeza de las comunicaciones en el transporte de viajeros y en el de mercancías.

Feve, el ferrocarril de toda la cornisa Cantábrica no deja de ser un juguete, más adecuado para un museo que para funcionar en la realidad.

Buena noticia es la electrificación y alguna cosa más respecto a la señalización a lo largo de este tramo de 22 km cuya publicación sale en su web pero no resuelve, en absoluto, ni mejora sustancialmente nada en cuando a las comunicaciones Este Oeste de Asturias y tampoco con las comunidades vecinas.

Dice Feve que todo ello forma parte del proyecto de electrificación desde Avilés-Cantabria- Vizcaya y lo califican de proyecto estratégico, el más destacado de Feve. Pero, con la infraestructura viaria que ahora tiene Feve nada es posible que no lo haya sido hace un siglo, que es lo que tienen sus infraestructuras.

El futuro, y hasta el presente, pasa por el transporte por ferrocarril. El coste y el consumo de energía se reduce en cinco veces, o más, respecto al trasporte por carretera y lo mismo, y en la misma proporción las emisiones de gases de efecto invernadero, cambio climático, etc,  y también el coste económico para los ciudadanos.

Es voluntad del Gobierno -de los gobiernos nacional, regional y locales- hablar y hablar de las grandes infraestructuras como el AVE, es decir, de los mega proyectos cuya utilidad y rentabilidad lo es, con toda seguridad, para sus promotores pero no para la sociedad y menos pensando en su sostenibilidad.

El AVE, del que tanto se habla en Asturias, por numerosas razones que requieren mayor espacio,  no es viable, sencillamente porque ni hay distancia suficiente, ni orografiá, ni tráfico de viajeros razonable. El AVE tampoco sirve para el transporte de mercancías cuando, además, la mayor parte de ellas no necesitan "velocidad" sino servicio y una serie de requisistos y de especifidades que no están relacionados con los km/h y mucho menos con el disparatado coste de la tonelada por km que supone el AVE.

 


Top