Ningún medio español se atreve a informar: Continúa la tormenta diplomática causada por Eloy Velasco


El gobierno español, presionado por la derecha política, medíatica y judicial, apoya públicamente al Juez Eloy Velasco. El Consejo General del Poder Judicial pide “respeto” para la función judicial. Todos los medios, absolutamente todos los medios públicos y empresariales han respondido a las denuncias del gobierno democrático venezolano defendiendo al Juez de la Audiencia Nacional.

Las respuesta ha sido tribal, ruidosa y extensa. Muchas declaraciones altisonantes, análisis de tertulianos y columnistas más propios de hinchas futbolísticos. Pero en ningún medio se ha analizado con un mínimo de seriedad los argumentos del gobierno venezolano.

Por ejemplo, tanto espacio en los medios podría aprovecharse para estudiar la base probatoria del auto de procesamiento origen de este conflicto diplomático. O sí sirven como prueba los correos electrónicos obtenidos mediante flagrante violación de los derechos humanos y del derecho internacional  además de haber sido manipulados por el ejercito colombiano.

Los medios también podrían intentar explicar la legalidad de que en un auto de un juez de instrucción se de instrucciones a un gobierno para que pida explicaciones a otro.

Es inverosímil, además,  cómo ninguna noticia u opinión se haga eco de que el sumario es secreto. Y sobre todo, hay un pacto de silencio sobre la afiliación política de este Juez que estuvo en el gobierno de Eduardo Zaplana, el mismo que recibió a la cúpula de las FARC en la sede de la Generalitat Valenciana.

De esta forma, la mayoría del pueblo español no tiene ninguna medio de información con el que contrastar los hechos. A no ser que tenga mucho interés y acceso a medios alternativos en Internet, los cuales todavía tienen un alcance muy limitado. Es este el país que se atreve a dar lecciones de pluralidad informativa a la Venezuela Bolivariana, en el que la mayoría de medios de comunicación son claramente hostiles al gobierno elegido democráticamente.

Rebelión

Top