El Tribuanl Superior de Justicia de Asturias anula los planes parciales urbanísticos, ahora en el candelero Llanes y Gijón, principalmente

La sentencia de Llanes, al igual que la que anuló el plan de Gijón, señala defectos de forma insalvables

 

[La ambición ciega a los Ayuntamientos gobernados de la mano de los constructores, porque no se explica tanta defensa municipal contra viento y marea que siempre tira para el mismo lado.

La sentecia es bien simple, si se aula el Todo, quedan anuladas cada una de las partes. Pero estos ayuntamientos pretendían que a pesar de haber sido anulado el PGO, podían seguir desarrollando planes parciales conrtenidos en el plan general anulado...

Que nadie espere una dimisión, ni siquiera el reconocimiento de la sentencia por parte de nigún concejal] Redacción

----------------------------------

 

El Tribunal Superior anula el plan de La Talá, la «perla» del modelo urbanístico de Llanes 

Los jueces destacan que la actuación, que prevé 500 viviendas junto a la costa, carece de cobertura porque se basa en una norma declarada nula


La Sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) ha anulado el plan parcial de La Talá. La decisión judicial supone un nuevo varapalo para el Ayuntamiento de Llanes y el Gobierno del Principado, que suman ya cuatro anulaciones -dos parciales y dos generales- en torno al vigente Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), aprobado en octubre de 2002. La anulación del plan de La Talá tiene un significado especial, dado que esta actuación urbanística, que contempla la construcción de medio millar de viviendas junto a la costa, ha sido considerada desde hace veinte años como la «perla», el «escaparate» y el «mejor ejemplo» del modelo urbanístico propuesto por los socialistas de Llanes, basado en la construcción de segundas residencias y urbanizaciones de chalés adosados y unifamiliares.

La Sala, presidida por Julio Gallego Otero, ha admitido el recurso presentado por la Agrupación de Vecinos y Amigos de Llanes (AVALL) contra la aprobación del plan de La Talá. Pero la sentencia va aún más allá de la simple anulación de un plan parcial, dado que deja la puerta abierta a que, a partir de este momento, sean anuladas todas las actuaciones urbanísticas e instrumentos de desarrollo basados en el PGOU de 2002.

El TSJA destaca en la sentencia que ya declaró nulo el Plan General llanisco en 2007 y 2008. Aquellas dos sentencias fueron recurridas en casación ante el Tribunal Supremo por el Ayuntamiento y el Principado, lo que ha permitido que el PGOU siga vigente, dado que no hay sentencia firme de nulidad. Pese a ello, el TSJA destaca que el plan parcial de La Talá está basado en un PGOU anulado y que AVALL plantea en el recurso objeciones que «ya han sido enjuiciadas» y condujeron en su día a la anulación de la normativa urbanística local.

Los jueces cuestionan que el Ayuntamiento de Llanes continúe con la tramitación de planes parciales como el de La Talá por el simple hecho de que la anulación del PGOU sobre el que se sustentan esté recurrida. «No puede prescindirse sin más de la nulidad declarada» en un «recurso directo», porque «priva de cobertura» a sus instrumentos de desarrollo, entre los que figura el plan de La Talá, apuntan los magistrados. Esta frase deja en el aire el futuro de todos los planes parciales llaniscos.

Además, los jueces señalan que el plan parcial de La Talá, lo mismo que otras varias actuaciones urbanísticas propuestas ya desde 1990, fue incorporado al PGOU de 2002 de forma irregular, una vez superada la fase de información pública, lo que hurtó a los ciudadanos la posibilidad de expresar sus opiniones y presentar alegaciones. Los defectos de forma relacionados con la exposición de las nuevas normas al público fueron, precisamente, algunos de los argumentos que llevaron al TSJA a anular el PGOU en 2007 y 2008.

La anulación del plan de La Talá se une a las dos que afectan a todo el Plan General y la que se refiere sólo al núcleo de Buelna. Anteriormente, el Ayuntamiento de Llanes vio cómo los jueces anulaban también los planeamientos de 1986 y 1992. En la actualidad, el equipo de gobierno elabora un nuevo Plan General, que surgirá de la revisión del actual. AVALL defiende que revisar un plan anulado es ilegal.

Los Impulsores del recurso, entidad de utilidad pública

La Agrupación de Vecinos y Amigos de Llanes (AVALL), creada en 1990 y con 120 miembros en la actualidad, fue declarada de utilidad pública en el año 2004. Ha interpuesto medio centenar de denuncias y cientos de recursos administrativos. Entre sus principales «triunfos» judiciales figuran las anulaciones de los planes urbanísticos de Llanes de 1992 -la primera de estas características registrada en Asturias- y 2002.

------------------------

 

La sentencia, al igual que la que anuló el plan de Gijón, señala defectos de forma insalvables

 

Los jueces llevan varios años diciéndoles a los ayuntamientos asturianos que deben modificar las formas de tramitación de los planes generales. Si en Llanes se han anulado los tres últimos planeamientos municipales, lo que ha llevado al concejo a una suerte de callejón sin salida, en Gijón los tribunales «tumbaban» el pasado verano la última propuesta urbanística municipal.

Las similitudes entre las sentencias sobre Llanes y Gijón son evidentes. En ambos casos señalan los jueces insalvables defectos de forma, relacionados con la transparencia del proceso (exigida por varias directrices europeas) y con el derecho a la información de los ciudadanos. En Gijón, varios recursos de particulares condujeron a la anulación del Plan General porque los dirigentes municipales planteaban como una simple modificación puntual lo que eran cambios sustanciales en la ordenación del territorio. Además, el Ayuntamiento pretendió sacar adelante esos cambios sin un estudio de impacto ambiental. Lo mismo que en Llanes, en Gijón se hurtaba, así, a los afectados y a la ciudadanía en general la posibilidad de opinar, de alegar y de hacer propuestas alternativas.

Lne.es

Top