Salud laboral: Irregularidades y represión sindical en las piscinas de Avilés

Imprimir

El único problema para la Fundación Deportiva Municipal son las protestas, no las intoxicaciones

Ver imágenes de la concentración

La semana pasada, la Corriente Sindical d’Izquierda hizo una concentración pública para denunciar el peligro para la salud pública que supone la utilización de las piscinas de Avilés. Dos trabajadores jubilados por lesiones irreversibles, numerosos usuarios atendidos en los servicios de urgencia de los centros sanitarios, trabajadores con la salud afectada para el resto de sus vidas, plagas de gusanos, contaminación del ambiente de la piscina con productos tóxicos o cierres de las piscinas por peligro para la salud pública, son algunas de las consecuencias de la gestión que el Ayuntamiento y la Fundación Deportiva Municipal, hacen de estas instalaciones. Eso sí, las trabajadoras y trabajadores de la CSI que denunciaron estos hechos, comprobaron la rapidez con la que los “responsables” municipales actuaban contra ellas y ellos. Así, fueron perseguidos con acusaciones judiciales esperpénticas, registros de taquillas, traslados, acoso laboral de todo tipo.

De igual modo, la CSI quiere denunciar la total pasividad del Inspector de Trabajo, que, después de numerosas denuncias, sigue negándose a intervenir, dejando indefensos a los trabajadores y trabajadoras de las piscinas. Pero las y los trabajadores municipales de la CSI que continúan trabajando siguen y seguirán actuando con firmeza y coherencia en la defensa de sus derechos laborales, de la atención debida a los usuarios y usuarias de las piscinas y de la calidad de los servicios públicos municipales, a pesar de la pasividad de las autoridades municipales y de la Inspección de Trabajo. Por ello, la CSI exige a la alcaldesa Pilar Varela la inmediata destitución de los concejales y directivos de la FDM que tienen responsabilidades en la gestión de las piscinas de Avilés, así como a la Inspección de Trabajo la sustitución del inspector de Trabajo de Avilés y la investigación de sus actuaciones.

 

L'únicu problema pa la FDM son les protestes, non les intosicaciones

La selmana pasada, la Corriente Sindical d’Izquierda fizo una concentración pública pa denunciar el pelligru pa la salú pública qu’apareya la utilización de les piscines d’Avilés. Dos trabayadores xubilaos por llesiones inreversibles, numberoses usuaries y usuarios atendíos nos servicios d’urxencia de los centros sanitarios, trabayadores cola salú afeutada pal resto les sos vides, plagues de guxanos, contaminación del ambiente les piscines con productos tóxicos o pieslles de de les piscines por pelligru pa la salú pública, son dalgunes de les consecuencies de la xestión del Ayuntamientu y de la Fundación Deportiva Municipal. Eso sí, los y les trabayadores de la CSI que denunciaren estos fechos, comprebaren la rapidez cola que los “respònsables” municipales actuaben a la so escontra.. Asina, fueron perseguidos con acusaciones xudiciales esperpéntiques, rexistros de taquilles, tresllaos, acosu llaboral de toa triba...

De la mesma mena, la CSI quier denunciar la pasividá dafechu del Ispeutor de Trabayu que, dempués de numberoses denuncies, sigue ñegándose a intervenir, dexando indefensos a los y les trabayadores de les piscines. Pero las y los trabayadores de la CSI que continúen trabayando, siguen y van siguir actuando con firmeza y coherencia na defensa de los sos drechos llaborales, de l’atención debida a los usuarios y usuaries de les piscines y de la calidá de los servicios públicos municipales, magar la pasividá de les autoridaes municipales y de la Inspeición de Trabayu. Darréu d’ello, la CSI desixe a l’alcaldesa Pilar Varela la dimisión darréu de los conceyales y direutivos de la FDM que tienen responsabilidaes na xestión de les piscines, asina comu a la Direición de Trabayu, la sustitución del inspeutor de Trabayu d’Avilés y la investigación de les sos actuaciones.

Ver imáxenes

http://asturbulla.org/index.php/asturias-principal/aviles-sp-1825153281/15518-salud-laboral-irregularidades-y-represion-sindical-en-las-piscinas-de-aviles