La Alcaldesa del PSOE de Langreo sostiene que la protesta republicana contra los borbones perjudicó a su pueblo



La alcaldesa de Langreo y dirigente del PSOE, Esther Díaz, lamentó las protestas republicanas que se produjeron en la tarde del jueves con motivo de la visita del Rey, Juan Carlos I, al centro de formación de Hunosa en el distrito langreano de Sama. La regidora señaló que, aunque el monarca «se lo tomó con filosofía puesto que es una persona muy trallada (sic) en el ámbito democrático, la imagen de Langreo ha salido perjudicada».



Esther Díaz se sintió «entristecida desde el punto de vista municipal», ya que «todo se enmarca en un ámbito protocolario y solemne», si bien se produjo «una nota discordante con la manifestación pública de personas que no están de acuerdo con un régimen que democráticamente nos hemos dado todos los españoles».

Asimismo, la alcaldesa criticó el «poco respeto» mostrado por las protestas republicanas desde la sede del Partido Comunista en Sama, ubicada enfrente del centro de formación que visitó el monarca, e indicó que, «nos guste o no, es el Jefe del Estado y se merece un respeto».
La regidora prefirió quedarse con el plano institucional de la visita del Rey y mencionó que el monarca se llevó un «recuerdo gráfico que le sorprendió de forma muy agradable», desde su visita en 1976 al pozo María Luisa.

Según Esther Díaz, Su Majestad tuvo «una visión del cambio de Hunosa a lo largo de todos estos años y también de la proyección de futuro de esta emblemática sociedad minera».
Top