Felicitamos al alcalde de Oviedo por su defensa de la imparcialidad de los empleados públicos

El Conceyu por Otra Función Pública n´Asturies quiere hacer público su reconocimiento al alcalde socialista de Oviedo, D. Wenceslao López, por sus contundentes declaraciones, recogidas en los diarios El Comercio y La Nueva España en el día de ayer, en las que propugna la supresión de los puestos de director general y la convocatoria de concursos de méritos para cubrir las jefaturas de servicio de ese Ayuntamiento.

 

Se trata de unas declaraciones en las que se reconoce la necesidad de garantizar la neutralidad política de los funcionarios públicos, suprimiendo los puestos y los procedimientos de nombramiento fundados exclusivamente en criterios de confianza política y personal, en la línea de lo que viene defendiendo incesantemente esta asociación desde su constitución en el año 2008.

Las afirmaciones de Wenceslao López  tienen una especial relevancia en cuanto provienen de un político en ejercicio del poder ejecutivo, en este caso, de un Ayuntamiento, pues estamos muy acostumbrados a las promesas grandilocuentes cuándo se ejerce la labor política de oposición, que luego se olvidan rápidamente en el ejercicio de las labores de gobierno. De ahí que el posicionamiento del alcalde de Oviedo tenga un valor ejemplarizante que resulta imprescindible resaltar.

Por lo que se refiere a los puestos directivos, el Conceyu por Otra Función Pública n´Asturies viene señalando que se trata de un tipo de puestos que responden a técnicas gerenciales importadas de las empresas multinacionales que se pretenden introducir en la Administración Pública, a modo de “caballo de Troya”, con el objeto de desmontar las garantías de imparcialidad en la gestión de los servicios públicos. Los llamados directivos públicos no son más que un ariete político – económico para atacar la actuación imparcial de los funcionarios seleccionados conforme a procedimientos que respeten los principios de igualdad, mérito y capacidad.

Por lo que se refiere a la sustitución del sistema de libre designación o nombramiento a dedo por el concurso de méritos para cubrir los puestos de jefatura de servicio, se trata de una obligación legal que afecta a la totalidad de los Ayuntamientos asturianos. En efecto, el artículo 3.1 del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) dispone que el personal funcionario de las entidades locales se rige por la legislación estatal que resulte de aplicación y por la legislación de las comunidades autónomas, con respeto a la autonomía local. En defecto de legislación estatal básica, la Ley  del Principado de Asturias 7/2014, de 17 de julio, de medidas en materia de función pública y organización administrativa, obliga a reclutar los puestos de jefatura de servicio por concurso de méritos.

Finalmente, el Conceyu por Otra Función Pública n´Asturies quiere poner de manifiesto que la actitud del alcalde socialista de Oviedo contrasta con la política clientelista de gestión de personal desplegada por el PSOE en los casi treinta años de Gobierno de la Comunidad Autónoma, caracterizada por el abuso de los nombramientos a dedo – como han tenido ocasión de certificar, de forma reiterada, los Tribunales de Justicia – y cuyo último episodio es la introducción por ley de la figura del personal directivo, en número que puede duplicar al de directores generales, con el único objetivo de eludir de forma fraudulenta la obligación de designar por concurso de méritos a los jefes de servicio.
 
http://otrafuncionpublica.blogspot.com.es/2015/11/felicitamos-al-alcalde-de-oviedo-por-su.html
Top