El patrimonio de las grandes fortunas españolas creció un 9,5% hasta junio

El dinero gestionado por ocho SICAV -que aglutinan a los más ricos el país- ascendió hasta casi tres billones de euros (Tres veces el PIB)

¿Quién dijo que los ricos también estaban sufriendo la crisis? El patrimonio de ocho de las grandes fortunas españolas gestionado a través de sicav -sociedades de inversión de capital variable- aumentó hasta junio un 9,5 % al rozar los tres billones de euros, según datos del mercado recogidos por EFE.

Al cierre de junio de este año, el patrimonio gestionado por estas ocho sicav se elevaba a 2.979.065 millones de euros, frente a los 2.723.308 millones de euros del cierre de 2013: el equivalente al triple del PIB español (1,04 billones de euros). Por lo que respecta a la rentabilidad, el rendimiento medio de estas ocho sociedades fue entre enero y junio de 2014 del 5%, menos de la mitad de lo que se revalorizaron en 2013, un 11,22%.

Una sicav o sociedad de inversión de capital variable es un instrumento utilizado principalmente por grandes fortunas porque les permite invertir parte de su dinero y diferir el pago de impuestos gracias a la creación de una sociedad anónima destinada únicamente a invertir en activos financieros.

Pero no son sólo las grandes fortunas las que eligen este instrumento para gestionar su patrimonio, y los fondos de inversión también se aprovechan de sus ventajas fiscales: se paga un 1% de impuestos por los rendimientos y plusvalías que generen. Para constituir una sicav, hay que cumplir determinados requisitos, como contar con al menos cien accionistas y un capital mínimo de 2,4 millones de euros; en el caso de una sicav por compartimentos, el capital mínimo desembolsado es de 480.000 euros.

Existen también restricciones a la inversión del capital de la sicav, que debe estar destinado principalmente a valores admitidos a cotización y diversificado entre distintas sociedades.

Crecimiento de la sociedad Torrenova

Por lo que respecta a las principales sicav españolas, no todas estas sociedades incrementaron el valor de sus activos, pero su crecimiento general estuvo propiciado por el notable repunte patrimonial de la sociedad Torrenova, vinculada a la familia March, que incrementó un 19,20% su patrimonio hasta 888 millones de euros gestionados. Entre enero y junio, Torrenova obtuvo una rentabilidad media del 2,16%.

Inmediatamente detrás de Torrenova se sitúa Morinvest, gestionada por BBVA y depositaria de activos de la empresaria Alicia Koplowitz, que en el primer semestre redujo su patrimonio de 496,9 a 491,5 millones, un 1%, tras revalorizarse un 5,11 %.

Soandres, la sicav de Sandra Ortega Mera, hija de Amancio Ortega, fundador de Inditex, administraba un patrimonio al cierre del pasado mes de junio de 376,2 millones de euros, un 3,3% más que al cierre de 2013; en este periodo se ha revalorizado un 3,35%.

En cuanto a Elitia -antes Agrippa-, vehículo de inversión de la familia Gallardo Ballart, propietarios de la farmacéutica Almirall, contaba en junio con unos activos de 315,5 millones de euros, el 18,60% más que en diciembre de 2013. Su revalorización ha sido del 4,8% en el semestre.

La familia Del Pino, principales accionistas de la empresa constructora y de servicios Ferrovial, gestionaba a través de Allocation 307,7 millones de euros al terminar el mes de junio, el 5,4% más que al cierre de 2013, con una revalorización del 5,45%.

Por lo que respecta a los Hernández Calleja, de Ebro Foods, la sicav Soixa acumulaba al cierre de junio un patrimonio de 281,5 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,20% respecto al cierre del año anterior, con una rentabilidad del 7,3% hasta junio. Y a través de sus sociedades Arbarin y Naira, Juan Abelló acumulaba un patrimonio de 215,2 millones de euros, el 6,3 % más que en diciembre; la primera logró una rentabilidad del 9,09%, y la segunda, del 2,82 %.

Público.es

Top