Comentario sobre la corrupción en el Puerto del Musel

Comunicado enviado a la Mesa Redonda del pasado martes sobre las "Irregularidades y/o fraude en la Ampliación del puerto de Gijón" [1]

 

Saludos a todos los participantes en este acto. Siento no poder asistir, pero estos días
tengo una intensa actividad parlamentaria en Bruselas. Y entre las diferentes actividades se
encuentran, precisamente, varias reuniones de la Comisión de Transportes y Turismo de la
que soy miembro titular.

Pero no quiero dejar de participar porque, a pesar de la gravedad y la reiteración de
casos como el que se expone en este acto, una obra pública como la de la ampliación del
Puerto del Musel, debemos seguir insistiendo en la denuncia de las irregularidades que se
cometen en el ámbito público para despertar de la resignación a la que nos aboca la
habituación a la corrupción.

Es lamentable que haya que partir de una realidad tan dramática, para asistir a un
proceso esperanzador: la posibilidad de una transformación política del país. Un país que ha
estado marcado por una corrupción ligada a la falta de alternativas políticas capaces de
romper con el oligopolio en el ejercicio del poder que hemos heredado de la Transición. La
posibilidad de romper, en definitiva, con la “política de cortijo” en el que unos señoritos hacen
y deshacen a su antojo amparados por una impunidad escandalosa.

Ahora, con una durísima crisis que tiene su origen en la voracidad desbocada de una
economía financiera que opera al margen de sus efectos sobre la ciudadanía, el
empobrecimiento progresivo del conjunto de la población es una de las condiciones que está
provocando la reacción popular generalizada ante la sucesiva aparición de casos de
corrupción.

Porque no son casos aislados: España se encuentra en el número 40 del Ranking de
Corrupción elaborado por Transparencia Internacional en 2013. Y ha llegado ahí desde el
puesto 30 en el que estaba en 2012, al lado de Botsuana que hoy es un ejemplo de
transparencia a nuestro lado. ¿A qué profundidades llegaremos en el Ranking de 2014,
después de lo que está apareciendo desde entonces?.

La reputación de España en Europa es pésima y se alimenta de casos como el que
nos ocupa; ya sea por incompetencia, negligencia o fraude. Que la Unión Europea se
disponga a financiar aproximadamente la mitad de la obra de ampliación del Musel y eso
haga que algunos personajes del ámbito político­empresarial se froten las manos con el
“negocio”, es una imagen que está en mente de todos y forma parte de esa cultura del pillaje
con la que debemos terminar de raíz.

La confianza en la solvencia de España no va a venir de la austeridad a la que
políticos profesionales, encubridores de la corrupción, quieren someter a la ciudadanía. Una
austeridad económica y en prestaciones sociales que pretende reparar el agujero creado por
la negligencia financiera de la que somos, en esto sí, de los primeros en el ranking. La
confianza se dará cuando se acabe la impunidad con la corrupción, se imponga la
transparencia pública y la gente pueda participar en la decisión sobre qué tipo de economía
quiere.

No es extraño, pues, que haya sectores políticos y empresariales que estén preocupados con el ascenso de Podemos y empiecen a proponer nuevas medidas “cosméticas” urgentes de regeneración democrática: ven que se les escapa la gallina de los huevo de oro. El tiempo de saqueo institucional está llegando a su fin.

Gracias por la invitación. Siempre apoyaré la denuncia de la corrupción que nos
rodea. Debemos tomar la iniciativa para para poder llevar a cabo este cambio hacia una
nueva política participativa, comprometida y transparente al servicio de la ciudadanía y no de
los poderes económicos. Gracias.

 

Tania González, Eurodiputada de Podemos

[1] Martes 2 dic 19:30h MESA REDONDA Irregularidades y/o fraude en la AMPLIACIÓN PUERTO Gijón, Carta-sentencia Dirección General Comisión Europea. Organizan Conceyu Otra Función Pública n’Asturies (COFPA) y Asturbulla.org en C.P.Jovellanos C/Merced 38 Gijón

Top