Stop desahucios: expropiar viviendas de los bancos e imponer el control de alquileres

Cientos de activistas resistieron la represión policial este viernes frente a Argumosa 11, símbolo de la lucha contra la especulación inmobiliaria.

 

Un grupo financiero buitre se hizo con el edificio de Argumosa 11, en Lavapiés. Un barrio que está acosado cada vez más por la gentrificación, la conversión de los edificios en pisos turísticos, y el consecuente aumento sideral del precio de los alquileres.

 

A las familias de Argumosa 11 les plantearon una alternativa igualmente gravosa: pagar un alquiler con un 300% de aumento o irse.

 

Desde hace varios meses, cientos de activistas vienen respaldando la lucha de las familias de Argumosa 11 por quedarse. Así se logró frenar y posponer el desahucio de Pepi en varias ocasiones (#PepiSeQueda).

 

Sin embargo, este viernes desde muy temprano, el barrio se vio invadido por un enorme operativo policial, con el objetivo de desahuciar a cuatro familias

 

Una de las familias expulsadas está compuesta por los padres, dos niños y un bebé; otra por los padres y una hija discapacitada, otra por una pareja y una hija mayor de edad y la cuarta por una madre con dos hijas mayores.

 

Desde el gobierno del PSOE, aprovecharon cínicamente el momento para hacer declaraciones demagógicas, como parte de su campaña electoral. "Lamentamos que la palabra desahucio vuelva a estar presente", dijo la ministra portavoz Isabel Celáa en rueda de prensa. La realidad es que los desahucios han sido la dura realidad para cientos de miles de familias desde que comenzó la crisis y los ataques gestionados por el PP-PSOE. Expulsiones promovidas en primer lugar por los bancos -rescatados con dinero público- que acumulan cientos de miles de viviendas vacías.

 

Muchos activistas denunciaron también al gobierno de Manuela Carmena de Madrid. Carmena llegó a la alcaldía de la mano de Ahora Madrid con la bandera “antidesahucios”, pero bajo su gobierno en los últimos años ha habido récord de desahucios en esta ciudad.

 

Mientras se deja en la calle a estas personas, por no poder pagar un alquiler inaudito, los bancos mantienen en su poder cientos de miles de viviendas vacías. Los vecinos y sindicatos de inquilinos vienen reclamando la expropiación de Argumosa 11, algo a lo que se han negado desde el Ayuntamiento. Para dar una respuesta de fondo al problema de la vivienda para miles de familias y terminar con los desahucios, el camino es continuar con la lucha, la autoorganización de vecinos y afectadas, y exigir la expropiación de las viviendas vacías en manos de la banca y especuladores, para abrir un parqué de vivienda pública a precios accesibles, al mismo tiempo que imponer el control vecinal del precio de los alquileres.

 

http://www.izquierdadiario.es/Stop-desahucios-expropiar-viviendas-de-los-bancos-e-imponer-el-control-de-alquileres

Top