Las deudas de los partidos políticos con los bancos

El PSOE debe 50 millones

El PP debe 24,4 millones

¿Cómo los devolverán?

Así la multimillonaria Ana Patricia Botín, presidenta del Santander, ya ha expresado la conveniencia de que se alcanzara un acuerdo entre PSOE y Cs

 

Acabamos de superar las elecciones generales del 28 de abril, con todos los pactos abiertos, y los partidos políticos ya están en la precampaña de las elecciones europeas, autonómicas y locales del 26 de mayo. Todo un gasto con el que las formaciones políticas pretenden captar nuestra atención y nuestro voto a base de ‘buzoneo’, propaganda electoral, mítines, viajes, locales, y todo tipo de ‘abalorios’ con el logotipo y los lemas electorales…

 

De momento, solo sabemos que la deuda del PSOE y del PP con los bancos asciende a 75 millones de euros que deben, principalmente, al Banco Santander y BBVA. Por tanto no es de extrañar que con los resultados electorales en la mano algunos de los banqueros más poderosos del país se hayan atrevido a dar su opinión sobre qué debería hacerse para formar Gobierno e incluso que debería hacer el Gobierno que, finalmente, se encargue de gobernarnos.

 

Así la todopoderosa y multimillonaria Ana Patricia Botín, presidenta del Santander, ya ha expresado la conveniencia (por la estabilidad política que necesitan los bancos y las empresas) de que se alcanzara un acuerdo entre PSOE y Ciudadanos e incluso les llegó a pedir “solidez y madurez”. Tampoco se ha quedado atrás el responsable de Caixabank, Gonzalo Gortázar, quien ya ha puesto “deberes” al futuro Gobierno pidiéndole que dialogue con los independentistas catalanes para llegar a un acuerdo sobre Cataluña. Y José Ignacio Goirogolzarri, presidente de Bankia, fue directamente a “lo suyo”, que el nuevo Ejecutivo continúe con la privatización de su entidad, la que rescató Mariano Rajoy tras las tropelías de Rodrigo Rato.

 

La deuda del PSOE y del PP con los bancos asciende a 75 millones de euros

 

Evidentemente, los partidos hacen caja por cada diputado o senador que logran, además de las cuotas que pasan a sus militantes. Podemos incluso se jacta de no haber pedido ni un euro a algún banco. De acuerdo con los datos establecidos por ley los partidos políticos se reparten 21.167,64 euros por cada escaño en cada una de las cámaras. Esta cantidad se obtiene teniendo en cuenta que por cada uno de los votos obtenidos para la representación en el Congreso los españoles pagamos 0,82 euros por cada voto a la candidatura siempre y cuando que algún miembro obtenga un escaño. En el caso del Senado se paga 0,32 euros por cada voto a la candidatura siempre que al menos un miembro de la lista obtenga un escaño.

 

Pero también los partidos cobran 0,21 euros por cada elector al que se le haya enviado propaganda electoral personalizada, y sólo si el partido político ha obtenido representación en la circunscripción del elector.

 

Y en este suma y sigue, por último, cada grupo tiene asignada una cantidad mensual por cada diputado o senador. En el caso del Senado hay una cantidad fija de 15.200 euros al mes para cada grupo, con independencia de su número de senadores, y 1.900 euros mensuales por cada senador. Y en el caso de la Cámara Baja,cada grupo parlamentario recibe 28.597,08 euros al mes y una subvención de 1.645,49 euros mensuales por cada diputado.

 

El PSOE debe a las entidades financieras 50 millones de euros y los “populares” de Pablo Casado 24,4 millones.

 

De esta forma, en 2016 el PP recibió 9.332.367,84 euros (2.899.966,68 euros por los 137 diputados y 6.432.401,16 euros por los 7.941.236 votos obtenidos). El PSOE, por su parte cobró 6.208.764,66 euros (1.799.249,4 por sus 85 diputados y 4.409.505,26 euros por 5.443.846 votos). Unidos Podemos, Equo e IU lograron 3.566.513.43 euros y Ciudadanos 3.222.036,18 euros.

 

Los datos que se conocen es que el PSOE debe a las entidades financieras 50 millones de euros y los “populares” de Pablo Casado 24,4 millones. Esas cantidades fueron reconocidas en sus memorias anuales de 2017. Falta por conocer lo que han aumentado su deuda en 2018 y lo que llevamos de 2019. También se sabe que el PSOE debe al BBVA 14,5 millones de euros, con un tipo de interés del 3% y es más, de cada tres euros que deben los socialistas a la banca, uno es del BBVA.

 

Pero no es la única entidad a la que debe el PSOE. Al desaparecido Banco Popular le debía 14,6 millones, una deuda que ahora está en manos de Ana Patricia Botín, actual propietaria del Popular. Ello supone que de esos tres euros de los que antes hablábamos, otro euro es para el Santander. Y el resto de la deuda socialista está muy repartida: Unicaja (3 millones), Bankia (2,9 millones), Liberbank (2,8 millones), Caixabank (2,2 millones), Ibercaja (1,6 millones). Y muchas más entidades: Kutxabank, CajaMar, Caja Rural Nuestra Madre del Sol, CajaSur Banco, Caja Rural de Jaén, Caixa Conlonya, Caja Castilla La Mancha, Caja España, Cajalmendralejo, hasta sumar 30 cajas.

 

¿Cómo los devolverán? Una parte de sus ingresos provienen de los propios Presupuestos del Estado, es decir, lo pagamos todos los españoles, ya que de acuerdo con la Ley Electoral, por el número de votos obtenidos, el PSOE recibirá 11,2 millones de euros, frente a los 6,2 millones que recibió en las elecciones de 2016.

 

De cada 4 euros que el PP debe a la banca, tres son al Banco Santander.

 

Vistos los datos hechos públicos por los dos partidos más votados del país, el PSOE debe a los bancos prácticamente el doble que el PP, aunque los economistas de Génova deberán hacer malabares ante la debacle electoral del partido que, evidentemente, supondrá una merma significativa en los ingresos por los votos obtenidos. Y la diferencia no es baladí: en 2016 Mariano Rajoy consiguió 11,3 millones de euros provenientes de los Presupuestos; en 2018 Pablo Casado ha logrado 6,1 millones, esto es, 5,2 millones menos.

 

En este caso, el PP tiene gran parte de su deuda contraída con el Banco Santander: a los 107.265 euros que debe a Ana Patricia se suman los 4,5 millones de euros heredados del Banco Popular y los 14,5 millones del también desaparecido Banesto. En este caso, de cada 4 euros que el PP debe a la banca, tres son al Banco Santander. Con todo, Botín tendrá más fácil cobrar del PSOE que del PP.

 

Y Casado todavía tendrá otras 15 entidades más con las que renegociar su deuda porque también debe 1,4 millones de Caixabank, o más de medio millón de euros al BBVA. Los que se han librado son entidades como Bankia, Unicaja, Liberbank o Ibercaja que no han prestado nada al PP.

 

https://contrainformacion.es/las-deudas-de-los-partidos-politicos-con-los-bancos/

Top