Los seis principales bancos del Ibex (Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Sabadell y Bankinter) obtuvieron en el primer semestre un beneficio de 3.429 millones de euros por su negocio en España, según los datos que obran en poder de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Esa cifra está un 21,7% por debajo de la registrada durante el mismo periodo del año anterior y es consecuencia, entre otros factores, de la política de bajos tipos de interés impuesta por el Banco Central Europeo (BCE) y de las incertidumbres derivadas del brexit y de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Sin embargo, los resultados de los seis principales bancos correspondientes al periodo enero-junio de 2019 podrían haber sido aún peores de no ser porque la mitad de ellos reflejaron cantidades a su favor en el epígrafe dedicado al impuesto sobre los beneficios.

Eso es posible gracias a los mecanismos de reducción de la factura fiscal de los que disfrutan las grandes sociedades en general y la banca en particular y que les permiten presentar unos resultados prácticamente a su conveniencia, con el beneplácito de Hacienda.

El semestre pasado, en concreto, sólo tres de los seis principales bancos reconocieron en sus cuentas que el impuesto sobre los beneficios (el de Sociedades) les salía a pagar: Bankia (123,2 millones de euros), Sabadell (130,2 millones) y Bankinter (53,1); mientras que a Santander (144,8), BBVA (12,3) y Caixabank (109,8) les salía a devolver.

Eso no significa que Hacienda tenga que reembolsar efectivamente a Santander, BBVA y Caixabank dichas cantidades, pero los bancos sí pueden utilizarlas en el futuro para compensar las cuotas positivas que vayan generando en el Impuesto de Sociedades.

Si se suman los datos de las seis entidades, el saldo conjunto es de 39,6 millones de euros a favor del fisco, lo que supone sólo un 1,15% de los 3.429 millones de beneficios con los que cerraron el primer semestre, siempre según la información depositada en la CNMV.

De no haber recurrido a los mecanismos fiscales que tiene legalmente a su alcance para rebajar su factura fiscal, el Santander habría registrado a 30 de junio un beneficio de 398,1 millones de euros, en vez de los 542,9 millones que presentó, con lo cual el descenso respecto a 2019 habría sido de casi el 70%, en vez del 58%.

En el caso del BBVA, el retroceso no habría sido del 12,8%, sino de alrededor del 20%, al pasar de 1.388 a 1.117,1 millones de euros de beneficios, y Caixabank habría empeorado un 43,9% en vez de mejorar un 7,9% (440,8 millones, frente a 785,3 del ejercicio precedente).

Eliminando el efecto fiscal (es decir, tomando como referencia el beneficio antes de impuestos), los seis grandes bancos ganaron 3.468 millones de euros en el primer semestre, lejos de los 5.402 millones del mismo periodo de 2018, lo que supone una caída superior al 35%.

Foto: Las ministras de Economía, Nadia Calviño, y de Hacienda, Maria Jesús Montero, en la toma de posesión de Pablo Hernández de Cos como gobernador del Banco de España, en junio de 2018. EFE

https://www.publico.es/economia/resultados-gran-banca-aminora-caida-beneficios-gracias-fisco.html