El campo asturiano sale a la calle para pedir medidas que garanticen su superviviencia

Ganaderos y agricultores se suman en Asturias a las movilizaciones de todo el país por unos precios justos y por el control de la fauna salvaje

 

Precios justos, respeto al medio rural y al medio ambiente, control de la fauna salvaje y el fin de la criminalización del sector. Con estas reivindicaciones se concentraron ayer en Oviedo centenares de ganaderos y agricultores de la región -entre 350 y 400 según la Policía Nacional- convocados por los sindicatos COAG Asturias, UCA y ASAJA Asturias. Así el sector primario asturiano se unió a las protestas que se desarrollaron en el resto de España.

Bajo los lemas 'Sin ganadería no hay verde Asturias', 'No somos el problema, somos la solución' o 'Por unos precios dignos y más respeto por el medio rural' y haciendo sonar cencerros, los asistentes a la concentración cortaron la calle Uría y posteriormente se concentraron frente a la consejería de Medio Rural y frente a la Delegación de Gobierno.

«Los precios que estamos cobrando por la leche y la carne que producimos son los mismos que hace 30 años y, sin embargo, los costes de producción aumentan cada año», afirmó Mercedes Cruzado, secretaria de COAG Asturias. Así, recalcan que el ganadero solo percibe una parte mínima de lo que paga el consumidor por el producto. Además, añadió que los asturianos tienen «los daños de la fauna que nos están abrasando día a día».

«Tenemos que intentar defender lo nuestro y lo haremos con uñas y dientes», afirmó.

Ramón Artime, presidente de ASAJA, lamentó la situación «precaria» que vive el sector. «Esto no tiene continuidad», advirtió pese al «esfuerzo» importante en inversiones «para poder seguir teniendo alguna renta». Artime pidió que la sociedad, los ganaderos y los agricultores vayan «en la misma dirección». «Nosotros necesitamos de los consumidores y ellos de nosotros», indicó. Artime exigió una reducción de impuestos y organización para influir en el mercado.

El secretario general de UCA, José Ramón García Alba 'Pachón', indicó que el problema de la España vaciada no se corregirá «si no es rentable el medio rural». «O establecemos unos precios mínimos para que la ganadería pueda seguir o, si no, cerramos», concluyó. Así, los sindicatos advierten de que la despoblación en el medio rural es una realidad que requiere un apoyo decidido y firme al sector. Para ello, piden menos burocracia, más facilidad y mayores incentivos y posibilidades para la incorporación de los jóvenes al campo.

El malestar se percibió entre los asistentes. Jessica López, quesera y pastora de cabras en Cabrales: «Estamos aquí por todo en general», indicó. A su juicio, el campo «necesita libertad» y también ganas de trabajar «que esas ya las tenemos». «Asturias es medio rural, no tenemos las montañas porque haya industria. Ahora es la ganadería la que lo está conservando», reivindicó.

Desde Cangas del Narcea acudieron Feliciano Sierra y Miguel Ángel Martínez. «Estamos desprotegidos porque lo ven desde aquí de una forma y la realidad es otra», señaló Sierra. Martínez afirmó que el campo «está entrando en coma profundo».

Ana Vena, desde Campo de Caso, indicó que «está muy bien que defiendas la industria pero un gobierno que no defiende el sector primario va mal».

Asturias Ganadera manifestó que acudían con un discurso «claramente diferenciado» del de los sindicatos convocantes. Criticaron la falta de regulación legal y control de precios, la falta de apoyo al mercado de proximidad y los problemas con la fauna salvaje. «Que no nos digan que nos protegen y que potencian la recuperación de los pueblos con palabras, sino con hechos: si siguen así no tardará en llegar el día en que no quedará nada que proteger», aseguraron.

A la concentración acudieron políticos como el presidente de la Junta General del Principado, Marcelino Marcos; la diputada del PP, Teresa Mallada; Laura Pérez Macho, de Ciudadanos, e Ignacio Blanco, desde Vox.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, defendió al consejero del área, Alejandro Calvo, durante su visita a Vinjoy. «Tiene un conocimiento del sector como pocas personas, porque lo ha vivido en sus propias carnes», afirmó. Barbón recalcó que los ganaderos y agricultores tienen en el gobierno regional «un aliado» para defender «condiciones dignas que nosotros reivindicamos pensando también en el relevo generacional y que haya nuevos jóvenes que pueden trabajar en el medio rural».

https://www.elcomercio.es/asturias/campo-asturiano-sale-calle-para-pedir-medidas-garanticen-supervivencia-20200215000553-ntvo.html

Top