El FMI insta a Rajoy a subir los impuestos indirectos para recortar la deuda

- El FMI pide a Rajoy que mantenga las reformas (laboral, de pensiones...) y que recaude más, vía impuestos indirectos para recortar la deuda que ronda el 100% del PIB
- Además, el FMI recomienda revisar en profundidad el gasto en sanidad y educación.

 

 

La economía española va bien, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), pero tiene flancos débiles y es vulnerable al menor soplo exterior negativo.

 

La encargada de supervisar la marcha de la economía española en el seno del FMI, Andrea Schaechter, está satisfecha por lo que ha visto en la revisión anual. Según explico en conferencia de prensa en el Banco de España, las reformas emprendidas por el Gobierno de Rajoy y las medidas adoptadas para aumentar la confianza han surtido efecto. "Junto con vientos de cola externos (tipos bajos, energía barata etc), dijo,  y la relajación fiscal, han impulsado la fuerte recuperación de los últimos dos años". "Es fundamental, por lo tanto, preservar lo que se ha logrado con las reformas, pero España debe avanzar más para mantener su dinamismo económico", agregó.

 

España crecerá este año un 3,2%, el doble que la media de la UE, pero hay riesgo de que cualquier mala racha tumbe la buena evolución de la economía

 

En el mejor estilo del Fondo -una de cal y una de arena-, Schaechter destacó -como recoge el documento de conclusiones que se hará definitivo en enero- que España tiene que reducir desequilibrios sin desmantelar lo ya hecho. El principal, los desajustes en el déficit y el elevado endeudamiento. Aunque España crecerá este año un 3,2%, el doble que la media de la UE, el riesgo de que cualquier mala racha tumbe la buena evolución de la economía, existe. La solución para el Fondo: actuar vía ingresos, o lo que es lo mismo, subir impuestos para ajustar los desequilibrios en 5.000 millones al año (0,5% del PIB) durante los próximos ejercicios. Hasta 15.000 millones (1,5%) del PIB se podrían recaudar con la subida de tipos reducidos del IVA y eliminación gradual de exenciones, según los técnicos del Fondo.

 

El FMI apunta y prefiere un trasvase del esfuerzo impositivo directo al indirecto."Con una reducción gradual de las exenciones del impuesto sobre el valor añadido, su recaudación se asemejaría más a las de los otros países de la UE" asegura el informe del Fondo. IVA, impuestos especiales y tasas medioambientales, este es el camino de subida que el FMI propone al Gobierno una vez que Rajoy ya ha dado pasos en ese sentido con las recientes subidas en el impuesto de sociedades y los impuestos al alcohol y el tabaco. Además, y aunque formalmente el Fondo no aboga por recortes, propone una revisión en profundidad del gasto, "sobre todo en sanidad y educación".

 

Derogación de la reforma laboral

 

En el día en que el Congreso debate la derogación de la reforma laboral, el FMI aboga por mantenerla y califica de cuestión "crítica" no dar marcha atrás a las reformas aprobadas. Más aún, pide profundizar en lo ya realizado para mejorar la escasa productividad de las empresas. En este sentido, reclama "una mayor seguridad jurídica y administrativa a las empresas en materia de despido". Traducido: que los jueces tengan menor margen para anular despidos por cuestiones de procedimiento que encarecen todo el proceso.

 

Como prioridad inmediata, el Fondo pide más políticas activas de empleo y mejor coordinación con los gobiernos regionales

 

El FMI no ignora -sería más que difícil- las elevadas tasas de desempleo de larga duración y de desempleo juvenil que soporta el país. Y como siempre, reclama más acción. Como "prioridad inmediata" pide más políticas activas de empleo, como tutorías personalizadas, y una mejor coordinación con los gobiernos regionales. "Es un reto capital", asegura el FMI, que alerta además de una "extendida utilización de los contratos temporales" que acentúa la volatilidad del empleo e inhibe la inversión en capital humano.

 

Tampoco olvida el particular funcionamiento de un país con 17 comunidades autónomas que gestionan buena parte del presupuesto y de los servicios sociales esenciales. También en este punto reclama medidas. En este sentido, sugiere que la reforma del sistema de financiación autonómica contemple la posibilidad de ligar a resultados las transferencias a las autonomías. Todo para  para incentivar avances en "áreas críticas" como la Ley de Unidad de Mercado y las políticas activas de empleo. Su conclusión, si no se tienen en cuenta sus propuestas de reforma es sombría: el sistema de financiación autonómica seguirá suponiendo un riesgo para la consecución de los objetivos de déficit.

 

Recomendación a la banca

 

Como en sus propuestas de conjunto, la responsable del FMI para España dio una de cal y otra de arena al ser preguntada por la situación de la banca en España. Tras explicar que el FMI examinará al sistema financiero español en 2017, junto al de otros 25 países, Schaechter destacó los avances que ha experimentado la banca española desde la crisis, pero abogó también porque el sector continúe con una política de provisiones "adecuada" y con nuevos aumentos de la eficiencia, "posiblemente por medio de fusiones".

 

Como es lógico, desde el Gobierno se destacó la parte favorable del examen del FMI y se restó importacia a los desequilibrios destacados por el organismo que dirige Cristine Lagarde. La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Irene Garrido, aseguró que el Gobierno es consciente de los desequilibrios persistentes en la economía  pero destacó que el informe señala la "impresionante recuperación y el fuerte crecimiento de la economía española".

Foto. Mario Draghi y Mariano Rajoy en un reciente acto público

http://www.bez.es/

Top