El Minisro de Energía adelanta una fuerte subida del recibo de la luz en plena escalada de precios

- España en la cabeza de Europa por el precio del servicio a los hogares.

- Hace solo unos meses que ha reconocido la existencia de la "pobreza energética" que afecta a cinco millones de ciudadanos

- Pequeñas compañías vinculadas a las energías limpias temen por su actividad Instalaciones de transporte de alta tensión

La herida se ve. Los precios de la electricidad han comenzado el año con fuertes subidas y récord en el mercado mayorista. Factores externos -clima, carencias en Francia, falta de agua- e internos -mal funcionamiento del sistema- han llevado los precios a niveles desconocidos desde 2013. En este contexto, y con Competencia investigando la situación, el ministro de Energía Álvaro Nadal ha sacado la venda. Augura hasta 100 euros de subida en la factura anual, entre siete u ocho euros más al mes.

Nadal, entrevistado en la Cope, fue claro. A los precios actuales, dijo, es "innegable" que llenar el depósito de gasolina va a costar "unos cuantos euros más" y que el recibo de la luz se va a encarecer unos 100 euros al año. Fue todo un ejercicio de preparación de la opinión pública: la luz lleva camino de convertirse en un lujo en un país que se sitúa en la cabeza de Europa por el precio del servicio y que sólo hace unos meses que ha reconocido la existencia de la denominada "pobreza energética" que afecta a cinco millones de ciudadanos.

España se sitúa en la cabeza de Europa por el precio del servicio a los hogares. Hace solo unos meses que ha reconocido la existencia de la "pobreza energética" que afecta a cinco millones de ciudadanos

Según el ministro, España está marcando máximos de precios en la electricidad por varios factores: el frío, la falta de agua y de viento, la subida "artificial" del precio del petróleo derivada del acuerdo alcanzado el pasado 30 de noviembre por la OPEP y otros países productores, y la paralización de una cuarta parte del parque nuclear en Francia, que está haciendo que este país compre en España energía más barata, encareciendo los costes en España. "Cuanto más frío hace hay más consumo de electricidad y más demanda y se tiene que producir con medios más caros. Esto es así en España, pero está siendo mucho peor en el centro de Europa, especialmente en Francia (...) 

Todos esos factores existen, son ciertos y empujan los precios al alza. Pero hay factores internos, de distorsión del mercado, que multiplican esas circunstancias negativas. Así lo manifiestan expertos como Jorge Morales de Labra. No son solo ganas de criticar. La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), ha abierto una investigación para analizar la evolución de los precios en las últimas semanas. Para el bolsillo empieza a ser tarde. Facua ha denunciado que este mes de enero lleva camino de ser uno de los más caros -el segundo por precisar- desde el año 2012.

Circunstancias llamativas

Mientras los precios escalan, se multiplican circunstancias llamativas. Por ejemplo, cómo la producción eléctrica con agua -que normalmente no marca los precios más elevados, como sí lo hacen otras tecnologías basadas en el carbón por ejemplo- se ha subido al podio de la carestía. Según datos recogidos por el Periódico de la Energía, en la primera mitad del mes -datos de OMIE- la hidroeléctrica se ha convertido en la tecnología que ha marcado el último precio, el más alto que cobran todas las centrales, según el sistema marginalista de precios. Muchos especialistas no acaban de entenderlo. Ni siquiera teniendo en cuenta la sequía.

Aunque la escalada de precios no es exclusiva de España -afecta también y sobre todo a Francia, Alemania y Bégica-, sí es alarmante. El precio de la electricidad en el mercado mayorista -donde se ajustan oferta y demanda- ha llegado en los últimos días a cifras que no se recordaban desde diciembre de 2013. Todo después de un final de año 2016 marcado también por las subidas.

Las tensiones permanecerán. El precio mayorista de la electricidad se situará el jueves en una media de 85,79 euros por megavatio hora (MWh), con lo que marcará un nuevo máximo de cinco años, según datos recogidos del operador del mercado ibérico, Omie. La subida respecto a los 78,83 euros de este miércoles es de un 8% en un solo día.

Con los precios al alza y los consumidores alarmados, las medidas que diseña el Ministerio de Energía con la idea de favorecer a colectivos muy castigados se acogen con escepticismo, cuando no con irritación

Con los precios al alza y los consumidores alarmados, las medidas que diseña el Ministerio de Energía con la idea de favorecer a colectivos muy castigados, se acogen con escepticismo, cuando no con irritación. Es lo que sucede con la propuesta para diseñar un nuevo bono social que palíe el impacto de la carestía energética en hogares castigados. El Ministerio de Energía, forzado por las sentencias del Supremo ha aceptado -en un decreto aprobado el 23 de diciembre que apoya el PSOE y Ciudadanos- que el bono social lo paguen todas las compañías comercializadoras de electricidad, en función de su número de clientes, y no solo los grandes grupos.

La polémica no ha tardado en llegar. Pequeñas compañías dedicadas a promover las energías limpias y que suministran electricidad a clientes domésticos creen que la medida amenaza su actividad. Alba del Campo, coordinadora de las mesas de energía del Ayuntamiento de Cádiz asegura que las pequeñas empresas que comercializan principalmente al sector doméstico serán las mayores perjudicadas, hasta tal punto, que varias verán reducidos sus márgenes de beneficios actuales a la mitad. Cita el caso de Som Energía, Goiener o Eléctrica de Cádiz, entre otras. Esas empresas, sostiene la coordinadora, tendrán que dar "la mitad de los beneficios al Gobierno, para que se los de a las compañías que ofrecen el precio de venta al pequeño consumidor (PVPC, la tarifa regulada)  para un bono que ellas pueden ofrecer, y las pequeñas no".

Foto. Instalaciones de transporte de alta tensión. EP

http://www.bez.es/763367084/subida-recibo-luz-2017.html

Top