Las predicciones erróneas de Davos y el fín de la globalización

 

En los últimos veinte años, todas las previsiones del Foro Económico Mundial fueron, de hecho, equivocadas

Obama no solo no ha cambiado nada, sino que la mayoría de sus promesas no se han cumplido

Lo más probable es que la élite de Davos haya expresado un juicio equivocado también sobre Donald Trump

 

 

Donald Trump ha dicho que la OTAN es una institución obsoleta, ya que pertenece a un mundo que ya no existe, es decir, a aquel de la Guerra Fría; ¿quién se atreverá a afirmar que Davos es una institución obsoleta, desde hace años cerca de su ocaso, porque es el resultado de un fenómeno ahora profundamente impopular como la globalización?

La confirmación la ofrece la presencia del líder de China, Xi Jinping, por primera vez en Davos, en una cruzada en defensa del libre mercado. Es paradójico que sea una nación comunista la que celebre los beneficios de la globalización, tan querida por los participantes occidentales en Davos. Pero la verdad es que quien ha cosechado los frutos de ella ha sido China y quien ha pagado los gastos ha sido un occidente que una vez fue rico, pero que ahora es cada vez más pobre.

De todos modos Xi debe tener cuidado, los aplausos en Davos suelen ser engañosos. En los últimos veinte años, todas las previsiones del Foro Económico Mundial fueron, de hecho, equivocadas: como por ejemplo el optimismo que sostenía la certeza de que Hillary Clinton ganaría la carrera por la Casa Blanca, ya que para el Foro la idea de que el nuevo presidente de los EE.UU pudiera ser Donald Trump parecía simplemente absurda.

El matrimonio Trump junto al matrimonio Obama durante la ceremonia de investidura de Donald Trump en Washington. Fuente:REUTERS/Rob Carr/Pool

Mientras tanto, en Washington, el presidente saliente, muy celebrado en Davos como el hombre del cambio, hace un balance de ocho años de trabajo. No solo no ha cambiado nada, sino que la mayoría de sus promesas no se han cumplido.

En Davos estaban equivocados con respecto a las predicciones sobre Obama. Y lo más probable es que también sobre Donald Trump

En primer lugar el cierre de Guantánamo, descrita durante su campaña de 2008 como "un centro para reclutar terroristas". También ha fallado el acuerdo comercial con Asia, el Acuerdo Transpacífico, que habría incluido una docena de países de Asia, pero no a China. Trump ya ha dicho que no tiene intención de reactivar las negociaciones.

En términos de política exterior los escenarios son preocupantes: el ascenso del Dáesh, la desestabilización de Oriente Medio y la amenaza nuclear de Corea del Norte. Pero también en la política interna la Administración Obama ha fallado reiteradamente. No ha sido capaz de gobernar en un sistema donde el compromiso es la única herramienta política para el éxito. Los padres fundadores estructuraron intencionadamente el sistema político de Estados Unidos para que quien tiene el poder se vea obligado a repartirlo y manejarlo junto a la oposición.

En Davos, por lo tanto, estaban equivocados con respecto a las predicciones sobre Obama. Y lo más probable es que la élite de Davos haya expresado un juicio equivocado también sobre Donald Trump. No solo ha sido elegido democráticamente, sino que podría convertirse en el presidente del gran cambio que está barriendo el lastre del sueño de la globalización y de la pesadilla de la Guerra Fría.

Foto. El presidente chino, Xi Jinping, en el Foro de Davos. REUTERS/Ruben Sprich

http://www.bez.es/25225992/Las-predicciones-erroneas-de-Davos-y-el-fin-de-la-globalizacion.html

Top