EEUU necesitaría 28 años para poder volver reducir su deuda al 40% del PIB

La deuda pública de EEUU se ha duplicado en la última década y la senda presupuestaria de Trump amenaza con seguir elevándola

 

[Reproducimos este artículo con un contenido del más puro estilo y doctrina neoliberal. Resulta que la dueda se debe a los gastos sociales, pero olvida los elevados niveles de corrupción institucional, el rescate a la banca y demás entidades financieras, la evasión fiscal, los paraísos fiscales, etc.

El problema de fondo es que el modelo económico y político, tanto en EEUU como en España, ha de mantener la tasa de ganancia a costa, por supuesto, de la mayoría de los ciudadanos.

Sin embargo, los datos sí son interesantes, no así su interpretación. NdR]

 

El aumento de la deuda en EEUU y en otros muchos países del mundo -como España- ha sido prácticamente imparable en los últimos años. En el caso estadounidense, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, encargó a Doug Collins presidir un grupo de trabajo para estudiar posibles reformas presupuestarias que limitaran el crecimiento de la deuda del Gobierno federal.

En enero de 2017, la deuda pública norteamericana rozaba los 20 billones de dólares, frente a los 10,6 billones registrados en 2010, cuando Barack Obama llegó a la Casa Blanca. En menos de una década, la deuda, prácticamente, se ha duplicado.

En el estudio que acaban de presentar se establece que para volver a unos niveles de deuda próximos al 40%, EEUU requeriría realizar recortes equivalentes al 3,1% de su PIB o, lo que es lo mismo, reducir un 15% el gasto federal. Si esto se comenzara a aplicar desde 2019, la deuda llegaría al 40% en 2047. Es decir, el país necesitaría 28 años seguidos de recortes para poder sanear las cuentas.

Tan sólo después de la Segunda Guerra Mundial EEUU registró un aumento tan fuerte de su deuda, pero en aquel momento la reducción en gasto militar y el crecimiento de la economía hicieron que el nivel de deuda bajase rápidamente en pocos años.

El problema de fondo es que, lejos de actuar, el Gobierno de Donald Trump estima que en los próximos años el déficit se duplique y con él la deuda. La reforma fiscal ha sido muy bien recibida por empresas y ciudadanos, además de crear un nuevo atractivo para crear nuevas compañías. Sin embargo, el presidente no ha planteado un recorte presupuestario, de modo que se reducirán los ingresos, pero se mantendrá e incluso aumentará el gasto.

Aumento insostenible de la deuda

EEUU no es el único país que ha duplicado su deuda en pocos años. Los bajos tipos de interés con el que prestan dinero los bancos centrales está generando una burbuja de deuda. Sin ir más lejos, Reino Unido -que siempre se ha caracterizado por tener una economía atractiva- ha pasado de tener una deuda inferior al 40% en 2005 a rozar el 87% en 2017.

España ha seguido un camino muy similar al británico. En 2005, nuestro país tenía una deuda equivalente al 42% del PIB, mientras que en 2017 se llegó al 98,7%. La situación italiana es incluso peor, ya que hace trece años superaba el 101% de deuda, pero ahora rebasa el 132%.

Pese a ello, no todos los países han caído en el error de subir el gasto público de manera descontrolada. El mejor ejemplo es Irlanda, ya que en 2012 su deuda era del 119,6% y ahora ronda el 72%.

Foto: Donald Trump | Cordon Press

https://www.libremercado.com/2018-03-05/eeuu-necesitaria-28-anos-para-poder-volver-reducir-su-deuda-al-40-del-pib-1276614524/

Top