Venezuela: La redimensión de la ayuda humanitaria

La “intervención humanitaria abarca acciones de tipo político, diplomático y militar… en tanto que el concepto de intervención militar humanitaria se referiría específicamente a las acciones armadas

 

La ayuda humanitaria se convirtió en una forma de intervención de las potencias occidentales para de una forma u otra lograr sus objetivos geopolíticos de dominar zonas estratégicas de interés de proyecto mineros extractivos, sin importarle los sufrimientos de la población en general y que sigan siendo los condenados de la tierra, como dijera el intelectual, médico y activista afromatiniqueño Frantz Fanon. Ahí están esos de Irak, Afganistán y algunos países de África

 

Según la especialista Joana Abrisketa, las intervenciones militares son “Acciones emprendidas por la comunidad internacional en el territorio de un determinado Estado con el fin de proteger y defender a la población de violaciones graves y masivas de los derechos humanos fundamentales, y de garantizar la asistencia humanitaria a las víctimas de conflictos armados cuando el gobierno soberano impide su paso.”

 

Con esa definición es que Estados Unidos y el joven Juan “Carmona” Guaidó, ha ofrecido que esta semana comenzaría a implementarse la ayuda humanitaria a Venezuela desde dos puntos fronterizos (Colombia y Brasil) y la isla de Puerto Rico, hoy convertida en Estado asociado de Puerto Rico y una de las pocas colonias que lamentablemente continúan en el mundo.

 

Militarismo humanitario o papel toilette

 

La experiencia de las ayudas humanitarias que investigué en Angola (África) una vez que se convirtió en país soberano y atacada por estados unidos y Sudáfrica, fueron condenadas por el mismo pueblo angolano por dos factores: los enemigos del pueblo angolano introdujeron armas camufladas y segundo alimentos y medicinas en su mayoría contaminadas, lo que provocó un rechazo inmediato de la población angolana. Sobre esa experiencia hice un análisis en mis tiempos de ejercicio diplomacia en ese país. La segunda experiencia fue la que viví en Mali (África) con la intervención del ejército francés ante los problemas internos de Mali, quienes también promovieron la ayuda humanitaria y dejaron un ejército de ocupación permanente en la misma capital del país Bamako, así como en la zona de Gao, y eso continúa y prácticamente existe una guerra por la soberanía donde diariamente mueren personas inocentes, hechos que no aparecen en los medios sociales.

 

La especialista Joana Gunder expresa que la “intervención humanitaria abarca en general acciones de tipo político, diplomático y militar… en tanto que el concepto de intervención militar humanitaria se referiría específicamente a las acciones armadas. Más adelante el analista Brownlie dice en términos jurídicos que, “el concepto de intervención humanitaria se utiliza en un sentido más restrictivo, como una acción específicamente militar de uno o varios Estados dentro de otro para frenar las violaciones graves y masivas de los derechos humanos. Además, se entiende también como el recurso a la fuerza armada para imponer la ayuda humanitaria que se pretende proporcionar a las víctimas de los conflictos armados cuando el Estado soberano territorial impide el paso de la asistencia humanitaria”. Entiéndase imponer a la fuerza a un Estado soberano. Nosotros como un país soberano que eligió constitucionalmente al presidente Nicolás Maduro.

 

Es evidente que con este boqueo, amenazas diarias de más de mil mensajes de altos personajes de la política de USA enviados contra el pueblo venezolano, dan plazos, presionan a gobiernos como España, al casi desaparecido grupo de Lima de una manera vergonzante, pero evidentemente aún en Nuestra América existen países que se suman en apoyo al pueblo venezolano para mantenerse firme en defensa de su soberanía. El pueblo no quiere guerra, ni tampoco ayuda de Papel Toilette como hizo el presente Donald Trump al valeroso pueblo de Puerto Rico cuando sufrió la tragedia del Huracán María, que aún no ha sido reconstruido en 70 por ciento de los daños causados por ese huracán. Es indigno que el gobernador de “Puertorro” se preste para esa patraña sin haber resuelto sus problemas internos.

 

https://www.alainet.org/es/articulo/198051

 

Top