Manuela Carmena: ¿piensa usted que los madrileños y madrileñas son idiotas?

Imprimir

Señora alcaldesa de Madrid, ¿necesita tantos créditos usted para su campaña a la Alcaldía de Madrid?

Decir que la banca no tiene culpa de los desahucios es una afirmación que una mujer progresista no puede exponer porque tiene la misma credibilidad que el feminismo del Banco Santander y de su presidenta

 

La socialdemocracia murió porque quiso poner al mismo nivel los intereses del pueblo con los del capital. Mientras hubo un contrapeso geopolítico —la Unión Soviética— el miedo al comunismo hizo que los poderes económicos, financieros y empresariales estuvieran dispuestos a «colaborar». Una vez que ese contrapeso cayó, se dio vía libre a las élites para que, poco a poco, fueran gobernando al mundo. Ante esta situación de la dictadura del capital, de las dictaduras privadas, como las denomina con razón el editor de Diario16, Manuel Domínguez Moreno, la socialdemocracia no supo reaccionar porque había perdido todas sus herramientas, porque extravió en la comodidad del poder «la mirada del tigre» de los boxeadores con hambre. Algo parecido es lo que vimos ayer en el desayuno informativo de Nueva Economía Forum con Manuela Carmena.

 

Una mujer que se ha convertido para muchos en la paladina del progresismo en Madrid, no ha dudado en ponerse del lado de la banca cuando le ha quitado la responsabilidad de los desahucios en la capital y ha culpado a quienes no pagan las rentas del alquiler. Yo le pregunto a la señora Manuela Carmena, ¿por qué las familias no pueden pagar esas rentas? ¿Será, quizá, por la precariedad salarial y laboral provocada por reformas de gobiernos afines al poder financiero? ¿Ha olvidado de que esa banca a la que usted ha defendido o, al menos, ha echado un capote, es responsable de la ruina de esas mujeres y hombres que tienen que elegir entre darle de comer a sus hijos e hijas o pagar el alquiler? Incluso, sus declaraciones han puesto en la picota a pequeños y pequeñas propietarias que, aun viviendo humildemente, tienen una pequeña propiedad que alquilan y que son capaces de aguantar unos pocos retrasos en el pago de la renta de familias desfavorecidas o en una situación de emergencia sobrevenida antes de llegar al desahucio.

 

Antes de afirmar que se llevó una sorpresa cuando se reunió con los representantes del poder financiero, debería pensar en factores como la corrupción política, empresarial, los desfalcos de las Cajas de Ahorro, el cierre de las empresas, los millones de parados y de paradas, las operaciones especulativas de los fondos buitre —en muchos casos propiciadas por organismos públicos o por los propios bancos. Todos estos factores, y otros muchos más, son la causa de la ruina de quienes no pueden pagar la renta del alquiler a quienes, no sé si a propósito o sin querer, usted ha demonizado para ponerse del lado de los bancos.

 

Afirmaciones de este tipo convierten las acciones legales del Ayuntamiento contra la venta de viviendas sociales de Ana Botella en pura demagogia porque, ¿acaso no sabe quién está detrás de esos fondos que se quedaron con los pisos para subir tres veces el precio del alquiler con el único fin que los inquilinos tuvieran que irse o que fueran desahuciados? En este aspecto, señora Carmena, demagogias las precisas.

 

¡Menudo peso ha quitado usted de encima a Podemos y a los otros partidos de izquierdas! Ya les ha dado munición suficiente para toda la campaña electoral y, recuérdelo, su base de votantes se encuentra, precisamente, en los distritos donde hay un mayor riesgo de desahucio o unos niveles exagerados de ciudadanos y ciudadanas que viven en riesgo de exclusión social y con ingresos por debajo del nivel de la pobreza.

 

El mismo argumento que ha utilizado para justificar a la banca se podría utilizar en otros aspectos en los que se demuestran los valores de la izquierda porque también se podría afirmar que de los malos tratos a las mujeres no es responsable el maltratador sino el administrador de los edificios.

 

Lo mismo que le ocurrió a la socialdemocracia le está ocurriendo a usted. Cuatro años junto a los poderosos la ha alejado del pueblo y la ha unido a los intereses de las élites. ¿Acaso no se da cuenta de que se está acercando a los posicionamientos de Ciudadanos o del PSOE del IBEX35, el de Felipe González y la ex presidenta de Andalucía?

 

Señora Carmena, ¿piensa que los madrileños y madrileñas son idiotas? Lo que está haciendo usted con su progresía «de andar por casa» es darles pan y circo. Da la sensación de que los cuatro años más que ha pedido a la ciudadanía son para facilitar a la banca y a los fondos el control de su proyecto en Chamartín. ¿O acaso los quiere para, una vez terminado ese tiempo, incorporarse a la «fundación feminista» del Santander junto a su «amiga» Ana?

 

Usted cree que, cambiando el uniforme a los Reyes Magos, creando Madrid Central o dándole facilidades a las fiestas del Orgullo (legítima, merecida, fantástica y reivindicativa fiesta, por cierto), entretiene las necesidades del pueblo de Madrid.

 

Señora Carmena, usted tiene la obligación de explicar mejor lo afirmado sobre eximir de responsabilidades a los bancos en los desahucios. Posiblemente gane las elecciones, posiblemente obtenga esos cuatro años más pero, si no rectifica o explica mejor esa defensa del poder financiero en un tema tan cruel, estará demostrando que todo su proyecto estaría basado en un «fraude» porque, defender a la casta la convierte en casta. ¡Vaya acierto tuvo Pablo Iglesias y su escudero Errejón al elegirla «entre todas las mujeres de Madrid»!

 

https://diario16.com/manuela-carmena-piensa-usted-que-los-madrilenos-y-madrilenas-son-idiotas/

http://asturbulla.org/index.php/politica/neoliberalismo/38746-manuela-carmena-piensa-usted-que-los-madrilenos-y-madrilenas-son-idiotas