El Siglo XXI sufre los avatares del imperio gringo

Crisis moral y ética en la sociedad humana por el capitalismo

 

El imperio de EEUU ha creado un concepción guerrerista, en Latinoamérica, con  ataques a toda la región, convirtiéndose en un peligro para  los países de Sudamérica, e incluso a los que hoy actúan contra Venezuela", las giras del vicepresidente estadounidense, Mike Pence, "intenta garantizar los apoyos para una ´posible invasión a Venezuela, no sea solo de EEUU, sino que lo acompañen Argentina, Brasil, Colombia, Perú y Panamá,  pero la posibilidad de una acción de marines podría crear una crisis militar y moral, creando una respuesta de la mayoría de América Latina, que se han opuesto a una intervención militar en Venezuela, Cuba y Nicaragua.

 

Existe un debate las fuerzas armadas, cuando fue anunciado por  Bolsonaro, donde  quiere Brasil entregará a EEUU el control de la base de lanzamiento Alcántara, ubicada en el estado de Marañón y que opera la Fuerza Aérea, esta opción esta negada por los militares brasileños, que sostienen la integridad del territorio brasileño y la concepción de su visión de su imperio.

 

Las constantes agresiones de EEUU con sus sanciones económicas y territoriales muestran, el intento de crear una crisis humanitaria, que ha generado en Venezuela una crisis alimentaria, medica, los cortes continuos de Luz por la oposición y la necedad de Donald Trump, que ha secuestrado los ingresos de los capitales, incluido los ingresos de la empresa venezolana en EEUU Citgo, los recientes ataque a barcos con medicamentos, comida, han sido secuestrados, creando un bloqueo global con el apoyo de varios países de Sudamérica 

 

La reciente visita de Mike Pence a Brasil y Ecuador supone el "inicio de una nueva fase de agresión diplomática contra Venezuela", señaló Julio Chávez, integrante de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Así, el constituyente estima que Washington intentará "convencer" a gobiernos vecinos de que apoyen la estrategia de "asfixiar a la economía venezolana". Para Chávez visita Brasil, no solo por su cercanía fronteriza con Venezuela, también por su peso económico. Mientras que en el caso de Ecuador, según su opinión, la Casa Blanca apela al apoyo que pueda ofrecerle el presidente (Lenin) que "traicionó" los postulados de unidad regional enarbolados por la 'revolución ciudadana' iniciada por el exmandatario Rafael Correa.

 

La reacción oficial de Venezuela no se dejos esperar, y el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, escribió un mensaje en su cuenta Twitter en el que calificó al vicepresidente Pence como un "violador de derechos humanos de inmigrantes latinoamericanos". Para el jefe de la diplomacia venezolana, la visita resulta irónica e hipócrita, en momentos en que Washington se encuentra en el ojo del huracán, por la deportación y separación violenta de las familias migrantes latinoamericanas.

 

En este sentido, Arreaza acusó de "racista" al gobierno de Donald Trump y condenó que Pence viaje a la región solo para "inmiscuirse" en asuntos que le son ajenos.

  

Crisis moral y ética en la sociedad humana por el capitalismo
 
Sin moral las leyes no pueden subsistir, y ninguna disposición legal se puede llevar a efecto en ausencia de una conciencia moral basada en ciertos principios éticos elementales. Una conclusión que podemos extraer es que la ética no implica solo exhortaciones morales, sino acción moral. De todos modos, a menudo es necesaria una situación de estrés en la economía, como ocurre en la crisis actual, para crear la presión capaz de generar una agenda política de reformas.

 

Yo creo firmemente que a la larga la economía global de mercado solo será aceptada en las diferentes regiones y naciones si es aceptable en el plano social.

 

Es importante analizar que en una sociedad democrática, hay que convencer repetidamente a la mayoría del electorado de que un marco ético robusto sostiene tanto la operación como los efectos de los mercados globales y de las instituciones exteriores al mercado. Un marco así influye en el comportamiento y las decisiones de quienes participan directamente en el proceso de producción y distribución y de quienes ostentan responsabilidades políticas.

 

Pero ¿qué elementos podrían conformar ese marco ético? A este respecto, muchas personas se preguntan si es posible un consenso global.

 

En ese sentido nos parece importante mostrar parte de la propuesta de; Hans Küng, que manifestó que en el marco de que la crisis económica global hace necesaria una ética global,

 

Donde manifiesta que “Es obvio que todos los valores y normas morales están ligados a una cultura, pero hay valores y normas nucleares que son universales. En este sentido, el Pacto Mundial de la ONU, puesto en marcha por su secretario general Kofi Annan en 1999, ofrece un punto de partida de gran valor. Ha sido ya suscrito por más de 5.200 participantes corporativos y stakeholders de más de 130 países”.

 

Las exigencias que plantea para el comportamiento corporativo en una economía globalizada son cuatro:

 

1. Respetar y apoyar los derechos humanos,
2. Aplicar normas del trabajo responsables,
3. proteger el medioambiente de acuerdo a un principio preventivo
4. Luchar contra la corrupción en todas sus formas.

 

Estas exigencias obviamente se basan en el convencimiento de que en todos los lugares de la Tierra es decir, en todas las sociedades, culturas y religiones– es necesario que las personas reconozcan y acepten unos pilares básicos comparables, que les permitan vivir juntas pacíficamente sin renunciar a sus intereses e inquietudes.

 

A este respecto, el contenido del Pacto Mundial de la ONU tiene un alto grado de coincidencia con las ideas de la declaración “Hacia una ética mundial” del Parlamento de las Religiones del Mundo reunido en Chicago en 1993. Ha sido confirmado por la propuesta de una “Declaración Universal de Responsabilidades Humanas” del Consejo Inter acción, y por el manifiesto “Puentes hacia el futuro. Diálogo de las culturas”. Partiendo de la Declaración de Chicago, el nuevo manifiesto, “Para una ética económica global Consecuencias para las empresas globales”, pretende apoyar el Pacto Mundial desde el ángulo de la ética.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

http://barometrolatinoamericano.blogspot.com/2019/05/el-siglo-xxi-sufre-los-avatares-del.html

Top