Huawei y la Guerra comercial EEUU-China

huawei_china_eeuu.png

El 15 de mayo del 2019, el presidente de los EEUU, Donald Trump, firmó un decreto que recurre a la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, y prohibió el comercio con Huawei. Luego la Oficina de Industria y Seguridad de los EEUU (BIS), agregó a Huawei Technologies a la lista de entidades censurada, conocida como la Lista Negra. La BIS agregó a 68 afiliadas de Huawei ubicadas en 26 paìses: Bélgica, Bolivia, Brasil, Birmania, Canadá, Chile, China, Egipto, Alemania, Hong Kong, Jamaica, Japón, Jordania, Líbano, Madagascar, Países Bajos, Omán, Pakistán, Paraguay, Qatar, Singapur, Sri Lanka, Suiza, Taiwán, Reino Unido y Vietnam1. El gobierno americano ataca a Huawei como empresa alrededor del mundo de manera inédita. La interrogante es por qué tanta saña. Intentaremos revisar las razones del furor y sus efectos sobre la empresa y cómo le resulta a la economía de Estados Unidos esta moderna guerra contra una sola empresa utilizando toda una batería de comercio internacional con un solo fin: quebrar Huawei y poner en la cárcel a sus dueños.

 

Lo primero que se debe señalar es que la normativa del BIS tiene un efecto interno en Estados Unidos que fabrica con marca un conjunto de piezas y software estadounidenses mediante empresas como Google, Qualcomm, Broadcom e Intel, así como la empresa japonesa Panasonic y recientemente el fabricante de chips británico Arm, se han sumado a las restricciones a Huawei. Con esta medida, EEUU intenta proteger sus cadenas de suministro y de tecnología de la información. El único problema es que los productos genéricos de lo que fabrican estas empresas están disponibles en Asia, de manera análoga a la industria farmacéutica.

La medida pone en evidencia la postura hostil de EEUU ante el avance de China como proveedor de la red móvil 5G a nivel mundial. La ambición americana es que sea AT&T quien tenga la red 5G mundial. Con Huawei en la delantera, se ha perdido esta posibilidad.2 EEUU ha boicoteado sistemáticamente la 5G, con misiones a los países que han considerado su compra desde agosto del 2018, y han conseguido bloquearla en algunos casos. Dicha situación, aunada a las recientes represalias, ha provocado una caída en el valor de las acciones de Huawei en la Bolsa de Shenshen, que bajaron de 14.37 yuanes(1 de agosto de 2016), y actualmente se ubican en 3.63 yuanes (22 de mayo 2019). Los inversionistas chinos en Huawei están resintiendo la guerra y todo parecería que dado el precio de las acciones en picada, la empresa estaría camino a la quiebra. ¿Lo está?

 

Si bien estos ataques han afectado a Huawei en términos financieros, las medidas de mayo han afectado a las empresas estadounidenses tecnológicas líderes como Qualcomm y Google. Este hecho hizo que Trump emitiera una licencia de 90 días, con término al 19 de agosto del 2019, para encontrar una solución con la empresa Huawei a largo plazo3.