Hay 272 millones de migrantes en el mundo: cifras que deshumanizan la tragedia

El número de migrantes en el mundo llegó a 272 millones en lo que va de 2019; esto es, 51 millones más que en 2010, la mayoría alojados en Europa (82 millones) y América del Norte (59 millones), de acuerdo con un informe publicado por Naciones Unidas que contiene  tantas cifras y estadísticas, que deshumaniza la tragedia

Desde la antigüedad, el ser humano ha estado en constante tránsito. Hoy, algunas personas se desplazan en busca de trabajo o de nuevas oportunidades económicas, para reunirse con sus familiares o para estudiar, pero otros deben escapar de conflictos, persecuciones, invasiones extranjeras o de violaciones o abusos de los derechos humanos.

Rescatados del barco Open Arms en España (REUTERS/Guglielmo Mangiapane)

Muchos otros millones deben migrar debido a efectos adversos del cambio climático, desastres naturales u otros factores ambientales. En Europa, sobre todo, existe una fuerte hostilidad contra aquellos que huyen de la sequía, la hambruna, los incendios y las tormentas.

A muchas personas les preocupa hablar de la relación entre la migración y la crisis climática, porque temen que esto generará más xenofobia y políticas más duras: pero la xenofobia y las estrictas políticas de fronteras ya están aquí, señala Carola Rackete, capitana de la ONG Sea Watch.

En situaciones en las que las personas ya luchan por sobrevivir, el colapso climático intensifica la presión, ya sea por el aumento del nivel del mar, la escasez de agua, los daños provocados por las tormentas o las cosechas fallidas. Las devastadoras tormentas en Mozambique, las sequías en Somalia que han matado a casi todo el ganado y las olas de calor en la India son solo un adelanto de lo que vendrá si se continúa enviando gas invernadero a la atmósfera.

La realidad, más allá de las cifras de la ONU, es que cada vez más personas tendrán que migrar para poder sobrevivir. Millones de personas se verán obligadas a migrar para evitar las condiciones medioambientales que irán cambiando y empeorando. El informe de la ONU deja ver que hasta ahora, muchos de ellos han migrado internamente, de zonas rurales a zonas urbanas, o se están mudando a países vecinos.

Una minoría es la que se traslada largas distancias, para chocar con los muros de países que son en parte responsables de generar las condiciones -tanto medioambientales como políticas- que los obliga a migrar. A veces solemos olvidar que los países del norte conquistaron y saquearon al sur durante la época colonial y siguen teniendo a esos países de rehenes a través de las deudas soberanas.

Uno de los mayores flujos migratorios va desde el norte de África hacia Europa (AFP)

Los llamados países desarrollados están aumentando su retórica xenófoba, racista, con consecuencias terribles para las personas afectadas, ya sean quienes acaban con sus propias vidas en los centros de detención Manus y Nauru en Australia, quienes mueren bajo custodia de las fuerzas de seguridad estadounidenses en la frontera con México, o quienes se ahogan en el Mediterráneo, la frontera con más muertes en todo el mundo.

Un informe del Relator Especial de la ONU sobre pobreza y derechos humanos advirtió de un futuro «apartheid climático», en el que los países pobres sufrirán las peores consecuencias del colapso climático, mientras que los ricos pagarán para obtener cierta seguridad. «Los derechos humanos podrían no sobrevivir la agitación que se viene», concluye el informe.

Las cifras

Al inicio del siglo, la cantidad total de migrantes alcanzaba los 137 millones, pero la la proporción de migrantes internacionales entre la población mundial es hoy ligeramente superior a la registrada en las últimas décadas. Hay 68 millones de personas desplazadas por la fuerza, entre los que se incluyen 25 millones de refugiados, tres millones de solicitantes de asilo y más de 40 millones de desplazados internos.

El norte de África y el oeste de Asia siguen en la lista de regiones que reciben más migrantes, con cerca de 49 millones, indicó el reporte realizado por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU. Actualmente, los migrantes representan 3,5 por ciento de la población, contra 2,8 por ciento en 2000.

«Las cifras son fundamentales para entender el papel de los migrantes en el desarrollo de los países tanto de origen como de destino», consideró en un comunicado Liu Zhenmin, jefe del departamento que llevó a cabo el reporte. Facilitar la migración ordenada y segura contribuye a alcanzar los objetivos del desarrollo sostenible que fijó la ONU, añadió Liu.

La mitad de los 272 millones de migrantes del mundo viven en 10 países: Estados Unidos está a la cabeza con 51 millones, es decir, 19 por ciento del total. Le siguen Alemania y Arabia Saudita (13 millones cada uno), Rusia (12 millones), Reino Unido (10 millones), Emiratos Árabes Unidos (9 millones), Francia, Canadá y Australia (8 millones cada uno) e Italia (seis  millones).

De ellos, la región del norte de África y Asia Occidental acoge al 46%, mientras que el 21% están en el África subsahariana.

Como región, Europa sigue siendo el lugar que acoge a más migrantes, con 82 millones, pero aproximadamente la mitad de ellos son personas procedentes de otros países del continente.

Entre las grandes tendencias que muestran los datos de la ONU destaca el hecho de que la mayor parte de quienes emigran lo hacen a países de su propia región y no necesariamente de economías pobres a otras más potentes.Así, por ejemplo, casi dos de cada tres migrantes procedentes de países del África subsahariana viven en otro estado de esa misma zona del mundo.

Migración sur-sur

Desde 2005, la llamada migración Sur-Sur -entre países en vías de desarrollo- ha crecido de hecho más rápido que la Sur-Norte, pasando de una cifra de unos 60 millones entonces a más de 105 millones en la actualidad.

En los últimos tiempos, además, se ha producido un fuerte aumento de la migración forzada, con 13 millones de nuevos refugiados y demandantes de asilo entre 2010 y 2017, último año para el que hay datos.

La mayor parte de los migrantes del mundo, según la ONU, son personas en edad de trabajar. Un 74% del total tienen entre 20 y 64 años, mientras que aproximadamente un 14% tienen menos de 20. La ONU insiste en que, en general, los migrantes contribuyen de manera muy positiva tanto a los países que los reciben, ofreciendo mano de obra, como a los de origen, por ejemplo con el envío de remesas.

«Facilitar una migración y una movilidad humana ordenada, segura, regular y responsable contribuirá mucho a lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible», apuntó Zhenmin.

En cuanto a los países de origen, India ocupa el primer lugar, con 18 millones de nacionales viviendo en el extranjero, por delante de México (12 millones), China (11 millones), Rusia (10 millones) y Siria (8 millones), detalló el documento del organismo mundial. Entre 2010 y 2017, el número de refugiados y solicitantes de asilo aumentó cerca de 13 millones, lo que representa casi una cuarta parte del incremento total de migrantes.

En este contexto, el Ocean Viking, barco de rescate de las ONG Médicos Sin Fronteras y SOS Méditerranée, rescató esta semana a 109 personas que se encontraban a bordo de dos embarcaciones en peligro frente a costas de Libia. La Guardia Costera italiana informó, por su parte, de otra intervención en el Mediterráneo para atender a un barco con 90 migrantes a bordo, a petición de las autoridades maltesas, quienes dieron la voz de alarma.

Isabella Arria, Periodista chilena residente en Europa, analista asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la).

http://estrategia.la/2019/09/20/hay-272-millones-de-migrantes-en-el-mundo-cifras-que-deshumanizan-la-tragedia/

Top