Siete alimentos básicos que tú pagas caro y el agricultor cobra barato

La cadena de precios del sector agroalimentario provoca incrementos de precio de hasta el 800% con un peculiar sistema informal controlado por distribuidores e intermediarios...

 

... en el que el productor apenas se beneficia de las subidas y el consumidor solo compra barato cuando el súper intenta venderle otro género.

"Los precios de los productos agrarios tienen mucha elasticidad en origen, en el campo, donde pueden sufrir grandes variaciones de una semana a otra, y son muy rígidos y estables en destino, en la tienda", explica Álvaro Areta, técnico de la organización agraria COAG y uno de los responsables del IPOD, el panel de precios con el que esa entidad monitoriza las diferencias entre lo que se le paga a un agricultor o a un ganadero por lo que produce y lo que le cuesta a un consumidor adquirir ese mismo producto, normalmente un alimento de primera necesidad.

Los efectos de ese sistema de precios, junto con otras situaciones como el disparatado volumen de ayudas que se reparten los labradores de sofá, los procesos de uberización que están sacudiendo el sector agrario o la secular falta de atención de las administraciones a la España vaciada, se encuentra en el origen de las protestas iniciadas hace unos días por los agricultores, que han tenido algunos de sus puntos clave en la concentración de Don Benito (Badajoz) y en la movilización de los olivareros jienenses.

Reclaman, entre otros aspectos, quedarse una parte del pastel que ahora se zampan las empresas de distribución y las cadenas de venta para dejar de verse obligados a menudo a vender por debajo de costes una producción por la que el consumidor llega a pagar hasta ocho veces más. "El precio de venta se fija al final de la cadena, con lo que el agricultor se queda a expensas de ese proceso",  explica Areta, que señala cómo "en todos los escalones de la cadena, salvo en el inicial, en el que a veces no queda nada que repartir, se llevan un margen de interés además de cubrir los gastos y con independencia del valor que aporten al producto".
 

Seguir leyendo...

 
 
 
 
Top