Cinco problemas estructurales del Capitalismo agudizados por la crisis sanitaria

 

A finales de 1960, el filósofo húngaro István Mészáros señaló que el Capitalismo había llegado a su límite histórico y, con ello, los ciclos largos de la economía se habían agotado. Afirmó que estábamos frente a la crisis estructural del capital.

 

Estas ideas se verificaron décadas más tarde, con el auge del parasitismo financiero y el estallido de la crisis de 2008. El pensamiento marxista redobló entonces la discusión sobre la crisis del sistema capitalista mundial.2 Por ejemplo, para Samir Amín se trataba de una época que experimenta el “agotamiento histórico del sistema”.

 

Ahora, con la pandemia global causada por el SARS-CoV-2, la crisis del capitalismo se ha agudizado y manifestado en múltiples dimensiones, entre las que destacan la económica, energética, ecológica, sanitaria, financiera y del mundo del trabajo encabezado por el desempleo y la precarización del trabajo. Elementos que se articulan entre sí y ponen en entre dicho el orden “civilizatorio” del capital. A continuación, esbozamos algunos de sus elementos.

 

Siga leyendo en el PDF adjunto

 
 
Top