¿Mercenario o estafador?

David Rivas Huete, presidente de una de las mayores empresas de seguridad españolas

Diagonal

Tras la publicación de un reportaje sobre empresas de mercenarios en España (ver nº93) varias personas contactaron con este periódico para denunciar algunas actuaciones de estos profesionales de la seguridad.

 

Una de las empresas mencionadas en el reportaje publicado en el número 93 de DIAGONAL, Hallmark Security Solutions SL, cuyo administrador único es Rodrigo Humberto Monroy Frausto, se vio involucrada el pasado año en una denuncia de estafa por parte de una ciudadana española. Leticia Moracho, madre de una niña secuestrada en Iraq por su padre de nacionalidad iraquí, denunció a David Rivas Huete, presidente de Hallmark Security Solutions SL, por haberle supuestamente estafado más de 40.000 euros. Según Moracho, que buscaba a su hija Sara desesperadamente, en febrero del pasado 2008 Rivas se puso en contacto con ella al conocer la situación de su hija para ofrecerle los servicios de su empresa (el mercenario afirmó más tarde que fue ella quien contactó con su empresa). Tras pagarle el primer plazo de 30.000 euros y 15.000 dólares para la supuesta misión de rescate en Iraq, Rivas no volvió a dar señales de vida y Moracho decidió acudir a las oficinas del mercenario en Santander, acompañada de un periodista con cámara oculta de un programa de Telecinco. En aquel momento Rivas no presentó ningún tipo de facturas. Leticia Moracho interpuso una denuncia por estafa ante la Guardia Civil contra el presidente de High Security Solutions, firma comercial de Hallmark Security Solutions SL. Tras su aparición en el programa de televisión Rivas Huete respondió a las acusaciones de supuesta estafa afirmando que “todo el programa es un montaje”. Sin embargo el mercenario, vecino de la localidad cántabra de El Astillero, no interpuso denuncia alguna, aunque si señaló al Diario Montañés que se limitaría a “ponerse de perfil y que pase la bala”. La bala tardó en pasar porque días más tarde un joven gallego y su pareja acusaron a Rivas de haberles estafado más de un millón de las antiguas pesetas, ochos años antes, en un pequeño proyecto empresarial. Según la versión del joven gallego, que es ex militar, Rivas se largó sin dar señales de vida ni explicaciones sobre el dinero invertido.

 

Según fuentes cercanas a la familia que le denunció, Rivas Huete, reservista del Ejército español, trabajó como guardaespaldas en San Sebastián antes de montar la empresa Hallmark Security Solutions SL, constituida el 15 de marzo de 2006 en Madrid. Según consta en el BOE, cuatro años antes (el 25 de marzo del 2002), Rivas Huete obtuvo la habilitación de la Dirección General de la Guardia Civil como instructor de tiro del personal de seguridad privada. También figura entre los miembros de la Federación Cántabra de Tiro Olímpico. El joven gallego que le acusó de estafa afirmaba que Rivas es conocido en el mundillo policial “y hay mucha gente que le tiene ganas”. De hecho, Rivas se presenta como profesor del Ministerio del Interior y como asesor de la UCE-2 de la Guardia Civil, la unidad especializada en lucha contra el “terrorismo islamista”.

Sin embargo, fuentes cercanas al caso de la niña secuestrada en Iraq consultadas por este periódico afirman tajantemente que Rivas no es asesor de la Guardia Civil y lo tildan de “estafador y mentiroso”. Además las mismas fuentes señalan que el presidente de High Security Solutions es “bien conocido en el mundillo de la seguridad precisamente por sus estafas y sus mentiras”. Este periódico intentó contactar, sin éxito, con Rivas Huete para obtener su versión de los hechos.

SGSI y Rubén N’dongo
Servicio Global de Seguridad e Inteligencia, otra empresa española de mercenarios que se asegura la opacidad total al estar radicada en Gibraltar (un paraíso fiscal) y que trabaja para el Gobierno de Teodoro Obiang en Guinea Ecuatorial, está vinculada a la mercantil española Hyzanami & SGSI Group 2007 S.L. cuyo administrador único, el abogado malagueño Sergio Ruíz Pastor, es, a su vez, el representante en España de Manuel Rubén N’dongo, un político ecuatoguineano exiliado en París. Tras publicar esta información, este periódico intentó hacerle algunas preguntas al exiliado sobre su representante en España. Jeanne-Annette Depressburger, biógrafa de Manuel Rubén N’dongo y administradora de su sitio web, explicó que el político se encuentra de viaje “en África” y aseguró que se pondría en contacto con este periódico aunque, al parecer, Rubén N’dongo no ha tenido tiempo de descolgar el teléfono. Una fuente de la oposición ecuatoguineana relata que conoció a Manuel Rubén N’dongo hace años y que éste “presumió de estar en contacto con los servicios secretos franceses”, aunque la misma fuente resta credibilidad a esta afirmación ya que “no quedó suficientemente probada”. “En el exilio ecuatoguineano han sido muy frecuentes durante años este tipo de faroles”, explica. Tampoco contestó a las preguntas remitidas por este periódico el abogado Sergio Ruíz Pastor. La web de SGSI, registrada a nombre de José Víctor González de la Aleja Moreno, permanece inoperativa, aunque existe un blog (con una sola entrada publicada) llamado ‘SGSI Group, un soldado diferente’ administrado por Víctor González con dos links: uno a la web de la empresa y otro al partido de Rosa Díez, Unión Progreso y Democracia.


Rivas Huete
David Rivas Huete, presidente de High Security Solutions, alardea de entrenar y asesorar a fuerzas policiales mexicanas en la lucha contra el narcotráfico, aunque, según afirma su página web, “por motivos de seguridad y solicitud expresa del cliente no será público el nombre de la institución hasta finalizar los trabajos”. También anuncia que durante el mes de febrero la empresa abrirá una oficina y un centro de entrenamiento en Iraq. Sean o no faroles publicitarios, la empresa de Rivas Huete continúa en el negocio.

Top