La Casa Real se hace un lío sobre si el rey ha mediado o no entre la petrolera rusa Lukoil, el Gobierno de Zapatero y Repsol-YPF

Nuestro rey

inSurGente. Los negocios de Juan Carlos de Borbón son misteriosos, pero su afición a viajar a Rusia y su amistad con Putin son conocidos. Por todo ello, resulta harto sospechoso lo ocurrido en las últimas horas sobre si el rey intervino o no en el intento de compra de la empresa mafiosa Lukoil a Repsol. Hay dos comunicados de la Casa Real con apenas unas horas de diferencia.


Agencias/cotizalia/ insurgente.-
Primer acto
El Palacio de La Zarzuela reconoció ayer, a preguntas de este diario, la participación del Rey Juan Carlos en la aparición de la petrolera rusa Lukoil como potencial comprador del 20% que la constructora Sacyr-Vallehermoso posee en Repsol, aunque matizando que se trata de una situación normal en la tradicional política de apoyo del Monarca a las empresas españolas en el exterior. De acuerdo con distintas fuentes, habría sido el propio Juan Carlos I quien habría logrado cambiar la actitud de Rodríguez Zapatero, inicialmente contrario a la solución rusa, por el apoyo a la misma. El Gobierno sigue sumido en plena marejada, entre partidarios y opositores a Lukoil.
El responsable de relaciones con los medios de comunicación del palacio de la Zarzuela, Juan González Cebrián, aseguró ayer que “de acuerdo con una línea de conducta establecida con este y otros Gobiernos, el Rey ha estado apoyando las relaciones de España con Rusia, como lo ha hecho también con otros países, caso de Estados Unidos con los Gobiernos González o Marruecos con los de Aznar. Se trata de aprovechar la aportación diplomática de Su Majestad en la preparación de un clima propicio para la expansión de nuestras empresas. Todos los Gobiernos lo han utilizado en este sentido. El Rey abre relaciones como especialísimo embajador de España que es, y luego son las empresas las que hacen su trabajo”.
¿Cuál ha sido la participación concreta del Rey Juan Carlos en este episodio? “Obviamente no es que sea el Rey quien coge el teléfono y llama directamente a Putin o Medvédev para que se haga tal o cual operación. En este sentido, no ha tenido una participación directa. Su papel consiste en favorecer un clima de entendimiento entre ambos países, lograr un buen nivel de relaciones que luego pueda ser aprovechado por las empresas españolas. En suma, el Rey es quien posibilita unas buenas relaciones, lima posibles diferencias y, en definitiva, abre las puertas, para que detrás vengan las empresas y se aprovechen para hacer sus negocios”.
Segundo acto

(diez horas después)

la Casa Real ha comunicado este martes que el Rey Juan Carlos no ha llamado por teléfono ni al presidente ruso, Dimitri Medvedev, ni al primer ministro, Vladimir Putin , para tratar este tema porque "ese no es su papel", indicó un portavoz.
"Lo que hace el jefe del Estado es apoyar las relaciones con otros países", continuó la fuente. Así, Don Juan Carlos es capaz de "abrir unas relaciones magníficas" con otros países que después pueden aprovechar las empresas para sus negocios. La Casa Real recordó que es habitual que una delegación de empresarios acompañe a los Reyes en sus visitas de Estado.
El Rey mantuvo una estrecha relación con Putin y fue el primer jefe de Estado occidental al que recibió el actual presidente ruso, Dimitri Medvedev, desde que llegó a la Presidencia el pasado 7 de mayo en sustitución de Vladimir Putin, ahora primer ministro de la Federación.
Top