Las abogadas defensoras ante el TOP

Presentaron dos libros colectivos en el Salón de Actos del Colegio de Abogados de Madrid:

- Mujer franquismo y represión: una deuda histórica

- Cárceles de mujeres, la prisión femenina en la posguerra

 

Mesa con los intervinientes en la presentación de los libros

 

 

 

El 29 de mayo de 2018 se presentaron dos libros colectivos en el Salón de Actos del Colegio de Abogados de Madrid,  Mujer franquismo y represión: una deuda histórica y Cárceles de mujeres, la prisión femenina en la posguerra, ambos coordinados por los profesores Ángeles Egido y Jorge J. Montes. En el primero colabora el autor del blog con un capítulo bajo el título Las abogadas defensoras ante el TOP. También se reproduce su intervención en dicho acto.

 

I.-Tanto en el resumen como al inicio del libro, los dos coeditores Ángeles Egido y Jorge J. Montes señalan: “Las mujeres han sido las grandes olvidadas del franquismo…siempre se les relegó, incluso por los propios compañeros de viaje, a un lugar secundario…”

 

Rotunda constatación y doble afirmación, a la que habría de añadirse que en España, no solo fueron las mujeres- como sujeto colectivo- las grandes olvidadas de la lucha contra el franquismo…sino que, hasta hace muy pocos años, fueron las olvidadas de la HISTORIA (con mayúsculas) en sus diversas modalidades UNIVERSAL, NACIONAL, LOCAL e incluso en la MICROHISTORIA, salvando “individualidades” como reinas -poco edificantes, por cierto- y de alguna que otra heroína.

 

No es la primera vez que sucede este fenómeno de “la invisibilidad” de determinados sujetos colectivos  “efectivos y reales coprotagonistas” en la Historia de la Humanidad. Ya pasó con los movimientos y revueltas de esclavos y con el castigado y reprimido  movimiento de la clase obrera, a los que hasta bien entrado el siglo XX no se les reconoció su verdadero rol y su carácter dinamizador en  las ideas del progreso y su contribución en la conquista de los derechos humanos y universales.

 

De ahí la importancia de la labor realizada por los  dos coordinadores, no sólo en la laboriosa tarea de programar un obra colectiva con diecisiete colaboradores, todos ellos reconocidos especialistas en el campo de la historia contemporánea y muy especialmente de diversas facetas represivas del franquismo, lo que constituye, una culminación de sus anteriores trabajos e investigaciones, de las que habría de resaltar Cárceles de Mujeres, Editado por la Universidad de Salamanca en el 2011, coordinado por Ángeles Egido y el imprescindible de Las Cárceles Franquistas, 2ª edición de Tomasa Cuevas, edición del 2004 revisada por Jorge Montes.

 

II.-Es posible, que quizás alguno de los lectores del libro Mujer, franquismo y represión. Una deuda histórica, al hojear el índice con las diversas temáticas analizadas, detecte alguna omisión importante, dado el carácter literal y omnicomprensivo del título, cuestión que me veo obligado a precisar y clarificar.

 

En el primer proyecto inicial que nos remitieron los coordinadores en el año 2015 con los posibles colaboradores y materias a tratar, me asignaron el tema de Mujeres en el TOP y, dado su amplio objeto para un solo capítulo, les propuse : 1º) Que se concretase en Las Abogadas defensoras ante el TOP y Las procesadas por el TOP y 2º) Que se abordasen los dos temas separadamente, comprometiéndome a realizar el primero y proponiendo para el segundo -las procesadas- a una joven historiadora asturiana, que lo aceptó con entusiasmo, dado que sus trabajos e investigaciones hasta esa fecha trataban temas relacionados con el movimiento obrero.

 

Lamentablemente, por diversas razones, esa programada segunda parte no llegó a materializarse y, lo que resulta más lamentable, tampoco se nos avisó con el tiempo suficiente para  una posible sustitución, con lo que este fundamental y muy importante  ámbito represivo sobre la mujer en el último tercio del franquismo quedó virgen e inédito para cualquier otro  investigador/a que asuma dicha tarea, contando de antemano con mi expresa colaboración para facilitarle toda la información referida  al total de las 921 procesadas del TOP.

 

III. En la mañana del lunes 21 de mayo escuché una entrevista de la periodista de la SER Pepa Bueno, a la Presidenta del Banco de Santander, Ana Botín, quien a la pregunta “Si se sentía feminista… contestó “Si esta cuestión me la hubiesen planteado hace diez años hubiera dicho que  no, pero “hoy”- recalcó la entrevistada – debo confesar abiertamente que sí. Las mujeres necesitamos la ayuda de los hombres-que son los que tienen el poder- ya que es necesario demostrarles que el conseguir la paridad es un “buen negocio”, con rentabilidad asegurada a corto, mediano y largo plazo…”

 

No sé y tengo muchas dudas  si esta contundente respuesta mercantilista- pura y dura de una mujer que ocupa la dirección de una de las mas principales entidades bancarias y financieras del globalizado mundo será suficiente para avanzar en este camino de la paridad y efectiva igualdad real entre los sexos. A ella le espera un largo camino para lograr que ese objetivo de la paridad sea un hecho entre los órganos directivos de su corporación.

 

Mi opinión personal, y solicito  cierta indulgencia por la jactancia de la auto cita, que es además una invitación a que adquieran y lean el libro Mujer, franquismo y represión: una deuda histórica: “Que al igual que ocurrió con las mujeres abogadas durante el último tercio del franquismo consigan e impongan por la vía de hecho, sin violencia ni estridencias, una igualdad de género en el ejercicio de una profesión jurídica, que durante veinte siglos les había estado vedada, según se afirmaba históricamente casi por unanimidad, por el mal comportamiento de una tal Carpania, aunque algunos creamos y estamos convencidos, de que en esa prohibición  tuvieron más importancia ancestrales mitos, creencias religiosas e ideologías que mantenían, y aún hoy lo siguen haciendo, el papel y funciones subordinadas de las mujeres en muchos ámbitos y facetas de la vida.”

 

Y, para terminar, reproduzco la cita final de mi capítulo de una eminente historiadora del feminismo, Karen Offen: “Para construir futuros…las mujeres y los hombres necesitan colaborar codo con codo como compañeros, no frente a frente como antagonistas. Los hombres tienen que aprender que ya no se le va a tolerar que  digan a las mujeres quiénes son  y qué les hace falta ser, usando la fuerza para asegurar la sumisión.”

 

 

Juan José del Águila Torres, Ex magistrado juez e investigador

Blog Justicia y dictadura

https://www.cronicapopular.es/2018/06/las-abogadas-defensoras-ante-el-top/

Top