Mayor desigualdad en Europa por crisis de deuda

La percepción es mayor en los países que han anunciado medidas de recorte del gasto público, como Grecia o España

 

La acentuación de la desigualdad en Europa es hoy una de las consecuencias más visibles del deterioro de la situación económica, sobre todo por el impacto de la crisis de deuda. Según un estudio de la auditora Ernst & Young, la brecha económica entre los países del norte y del sur del Viejo Continente mantendrá su tendencia alcista en los próximos años.

Países como Alemania, Austria, Bélgica y Finlandia crecerán al menos dos por ciento en 2011, mientras que el Producto Interno Bruto (PIB) de España e Italia tendrá un débil desarrollo y Portugal y Grecia sufrirán recesión.

Sobre la situación del mercado laboral, la investigación se refirió a naciones como Holanda, donde la tasa de desempleo se situó en 2010 en torno al 4,5 por ciento, muy por debajo de la de España, con un índice de desocupación de 20,2.

Al respecto, la Oficina de Estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, comunicó que las desigualdades entre las 27 naciones integrantes del grupo se agravaron.

Indicó que la región más enriquecida de la UE, el centro de Londres, es unas siete veces más rica que la de mayor pobreza, Severozapaden, en Bulgaria.

Asimismo precisó que las 20 zonas de peores dificultades se localizan en Rumania, Polonia, Hungría y Bulgaria.

Entre las de mejor situación se encuentran regiones de Alemania, Holanda, Dinamarca y Reino Unido, evidenciando las grandes diferencias entre los países del este y el oeste del grupo.

Además, según una encuesta de la Comisión Europea (CE), el 75 por ciento de los europeos consideró que la pobreza aumentó a causa de la coyuntura recesiva, por lo que muchos han tenido dificultades para pagar las facturas del hogar.

La percepción es mayor en el caso de los países que han anunciado medidas de recorte del gasto público, como Grecia o España, señaló.

En la nación ibérica, el 85 por ciento de la población percibió un incremento de la miseria, mientras el 16 por ciento de los encuestados reconoció que el dinero apenas les alcanza para terminar el mes.

Grecia es la nación donde más ciudadanos hablan de un fuerte incremento de la pobreza, con un 74 por ciento, escoltada por Rumania, con 65, Portugal 61 y España con 60 por ciento.

Sin embargo, los temores por la agudización de ese mal también se exacerban en países que aún no han puesto en marcha medidas de ajuste presupuestario.

Tanto es así, que en algunas de las grandes potencias de la UE, como Alemania o Francia, la percepción del problema supera la media comunitaria.

 

Ante la situación existente, el pesimismo sigue haciendo de las suyas entre los ciudadanos del Viejo Continente.

www.argenpress.info

Top