Hoy no


Sigo sin tiempo, pero merece la pena hablar un poco del penúltimo intento de golpe de Estado en Venezuela. De nuevo el títere vendiendo humo. De nuevo el muy democrático Occidente (los apoyos del títere) comprando y difundiendo el humo.

Esto ha sido el martes, un día después del tan traído y llevado capítulo de "Juego de Tronos". Y las similitudes son sorprendentes: los caminantes blancos (muertos con apariencia de vida) al mando del rey de la noche (EEUU) que parece tener todo el poder pero que a la hora de la verdad se resquebraja ante la resistencia de quienes tal vez mueran pero que no abandonan la lucha y con sorpresa final. "Hoy no", dice la protagonista. Y ayer no fue.

El ataque fue de noche, el único ruido que se escuchó fue el de los medios de propaganda haciendo lo que saben: mentir, dar pábulo a los caminantes blancos, meter miedo en el cuerpo sin tener en cuenta que frente a la muerte, y sabiendo que es difícil vencer la muerte, hay que luchar. Difícil, no imposible. "¿Qué le decimos al dios de la muerte?" preguntan a la protagonista de "Juego de Tronos". "Hoy no", responde. Y ayer no fue.

No tengo mucha información porque no tengo mucho acceso a internet estos días, pero sí hay algunos datos que me llegan. Y si lo que publican los medios de propaganda es basado en esto de más abajo, no sirve ni para limpiarse el culo.

 

Tamaña estupidez sólo es achacable a los estúpidos que la dicen, a los estúpidos que la publican y a los estúpidos que se la creen. ¡Rusia es culpable, de nuevo! ¡Y no digamos Cuba, a quien hay que castigar y castigar! ¡Hay fisuras en el Ejército, que está por un golpe "legal"!
 
Madre mía, qué peña. Ellos y sus panegiristas. Es el imperio de ilusiones en que viven y que crean.
 
El golpe ha sido de nuevo frustrado, los golpistas andan corriendo a las embajadas de sus amigos, valedores e impulsores (y deberían sufrir ahora en sus carnes lo que sufrió Julián Assange en las suyas durante siete años) y eso pone de manifiesto, más que ninguna otra cosa, tanto su valor como su esperanza de éxito: ninguna. Por eso hablan de mercenarios, por eso ya no queda otra que la invasión y eso son palabras mayores.
 
"Nunca digas nunca jamás", dice también una película histórica. EEUU y sus vasallos aún siguen manteniendo la entelequia de que gobiernan el mundo aunque su hegemonía es cada vez menor. Venezuela es otro exponente, aunque Venezuela está en su zona directa de influencia y de intervención. EEUU apenas tiene que molestarse en enviar aviones, barcos, misiles o soldaditos. La amenaza sigue y es ya casi lo único que les queda.

Pero el pueblo de Venezuela está demostrando una madurez impresionante y una decisión de resistir admirable. Es más: el pueblo de Venezuela es una muestra palpable de la debilidad de EEUU y de sus vasallos. Y por eso le ha respondido al matón, al rey de la noche, al dios de la muerte como en la serie: "Hoy no".
 
 
Esta es una joven en la manifestación de ayer en apoyo al presidente Maduro en el palacio presidencial de Miraflores. Ella es una de las protagonistas de esta historia de lucha y resistencia.
 
http://elterritoriodellince.blogspot.com/
Top