Fundación en Gijón del partido politico "Ciudadanía y República"

NOTA DE PRENSA de Ciudadanía y República

8 de Enero de 2009

Ayer, jueves, 7 de enero a las seis de la tarde, se formalizó la fundación del

partido político Ciudadanía y República, en una Notaría de la “radical” ciudad de Gijón.

Ciudadanía y República, germina del compromiso político y social de los miembros de la Federación

Republicana de Asturias de I.R., cuyos ideales radical-socialistas y de izquierda liberal les obligan a

seguir empeñados en defender un programa necesario frente al dogmatismo y el pensamiento único

nacionalista, la ascendente corrupción pública, la chochez educativa, la manipulación informativa y la

decrepitud económica.

Ciudadanía y Republica es un partido político democrático, que sin trampa ni cartón y diciendo lo

mismo en todos los sitios, propone a la ciudadanía libre y virtuosa la regeneración democrática, y no

ha de ser otra cosa más que un instrumento para llevar a las instituciones el programa propuesto a los

ciudadanos, por eso su primer compromiso y responsabilidad ha de ser concurrir a las elecciones y

entrar en las instituciones si gana la confianza de suficientes votantes.

Un partido que nace con una política de puertas totalmente abiertas, pero refractario a aquellos para

quienes la política no tiene ningún valor, que destinan todos sus esfuerzos a la maquinación y

trapisondas del poder.

Un partido político que en breve celebrará su Congreso Constituyente, donde todos los afiliados

pueden presentar su candidatura a cualquier órgano y ser votados por sus compañeros en condiciones

igualdad, sin filtro ni aval previo y sin reservas de cuotas de ningún tipo, donde los delegados sin

mandato imperativo puedan votar lo que consideren mejor tras el debate, en el que se desarrolle y

perfile el proyecto político, incluyendo como prioridad la reforma constitucional para adoptar una

forma de Estado republicano y federal.

Tarea tenemos por delante y ciudadanos animosos nos hacen falta.

S&R


Manifiesto fundacional de CIUDADANÍA Y REPÚBLICA (CyR)

CyR

nace con el propósito de ofrecer a la sociedad una propuesta política donde el ciudadano sea el verdadero

protagonista y el partido político un mero instrumento de transmisión de la Soberanía Popular. En un contexto donde los partidos políticos se han convertido en organismo de poder, CyR parte con el deseo de “regenerar la democracia” creando una organización de abajo hacia arriba donde la democracia participativa sea la columna vertebral de su funcionamiento.

Para CyR decir República es decir Ciudadanía y con ello hablar de Ciudadano como sinónimo de persona

librepensadora y comprometida, en oposición a la de individuo cliente, espectador, usuario o súbdito.

Queremos ofrecer a los ciudadanos una opción netamente republicana, ausente hoy en día del panorama político,

recuperando la tradición democrática española de aquellos que han buscado persistentemente en nuestro país instaurar la libertad política, la igualdad ciudadana, la justicia y la fraternidad.

CyR desea ser un partido moderno, que ancle sus principios en los problemas del día a día de la sociedad del

ahora con perspectiva de futuro. Mirará al pasado para identificarse en la historia pero huirá de la nostalgia y honrará a aquellos que lucharon por la defensa de los valores ciudadanos. Nuestro compromiso también con el desarrollo de una pedagogía republicana que colabore en desterrar los estereotipos que perviven en nuestra sociedad resultado de ausencia democrática durante un largo período de nuestra historia reciente.

Rechazamos identificarnos con aquellos que diciendo buscar un modelo de estado republicano utilizan la violencia de

cualquier tipo en la consecución de sus fines y se alejan del civismo que es término consustancial a la defensa de los

valores republicanos.

Trabajaremos por una República con republicanos, es decir, una república de todos y para todos que proteja

los derechos individuales en un estado garante del bienestar social. El Estado debe de asumir sus compromisos sociales y los ciudadanos tienen la obligación de exigírselo. La enseñanza y la sanidad, a través de una red de centros propios, ha de desarrollarse en función de un modelo de calidad y no de las necesidades particulares y sindicales.

Creemos que el modelo electoral se ha agotado y su mantenimiento es un obstáculo para el saneamiento de la

política, por eso debemos dotarnos de un nuevo sistema en el que las listas cerradas y bloqueadas no existan, con

circunscripciones más pequeñas para que los electores conozcan y controlen a sus representantes.

Defenderemos una República en la que la cuestión identitaria y lingüística sea un derecho pero jamás un

privilegio, en la que los españoles sean el todo sin que jamás se les niegue como parte. Nos declaramos federalistas como sinónimo de unidad a un proyecto común en oposición radicalmente al llamado nacionalismo excluyente.

La separación de la esfera religiosa y la esfera pública fue una vieja aspiración de liberales, demócratas y

republicanos y en esa línea en el contexto actual defenderemos la efectiva libertad de conciencia en un estado laico. Para nosotros el laicismo es la garantía de la libre elección de creencias y de su ejercicio dentro de la ley, en ningún caso el ataque a las religiones y a la prohibición de su práctica. Los republicanos estamos firmemente comprometidos en la búsqueda de la neutralidad de estado frente a los intereses particulares al mismo tiempo que rechazamos su injerencia mutua.

Fundamos este partido con el deseo de atraer hacia él a esa gente valiente que perciba que la política hoy en día

necesita una regeneración para trabajar por una nueva ética y estética en las formas y en los contenidos. Es nuestro deseo que se integren en esta tarea aquellas personas que crean que pueden hacer algo por cambiar las cosas, ciudadanos que crean que en política es necesario contar con una visión más cotidiana y cercana a los problemas y que no se identifique con el político profesional.

Queremos que en las instituciones se hable de ciudadanía y república, queremos ayudar como decía D. Manuel

Azaña a que el arroyuelo murmurante de las gentes descontentas se convierta en ancho río.

27 Noviembre 2009

 

Apartawww.ciudadaniayrepublica.comdo de Correos 8106

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

33280 Gijón

Tfno -668 841 931 / Fax 985 32 47 48

 

 

Top